Seguro que alguna vez te ha pasado.

Tenías mucho interés en hablar con alguien. Quizá por tema de negocios, o porque era una persona que te gustaba. Has empezado a hablar, y todo iba bien, pero al rato te has quedado sin nada que decir. ¿Frustrante verdad? A mí me ha pasado muchas veces y me lo parece.

Pero no es necesario que te vuelva a ocurrir. Puedes conseguir mantener conversaciones todo el tiempo que quieras sin necesidad de aprender nada raro.

 

Cómo no quedarte sin nada que decir en una conversación

Los temas de conversación son como trenes que se cruzan.

Cómo no quedarte sin nada que decir en una conversación

 

Cuando empiezas a hablar con una persona, hablas sobre un tema. Según el entorno y la persona el tema puede ser muy diferente. A veces es algo que está pasando en ese momento ( como si vas a una exposición y hablas con otra persona sobre los cuadros de esa persona), a veces es algo que te ha llevado a acercarte a la persona, o simplemente el primer tema que se te ha ocurrido.

Aunque los temas sean ser muy distintos, todos al cabo de un rato se extinguen y dejan de tener interés.

Quiero que imagines el tema del que estés hablando como un tren de recorrido muy corto. En algunos casos el recorrido es de unos segundos, en otros unos minutos, a veces incluso alguna hora. Pero pasado ese tiempo llegas al final del trayecto y tienes que bajarte. La conversación se acaba.

Por eso no puedes seguir siempre montado en el mismo tren.

¿Qué puedes hacer para seguir viajando ( hablando) sin parar?

Cambiar de tren en las estaciones.

 

Aprovechando las oportunidades para cambiar de tema.

 

Cada vez que en una conversación sobre un tema se menciona otra cuestión diferente, surge una oportunidad para cambiar al nuevo tema. Es como si el tren de la conversación en que estás montado pasara por una estación y pudieras bajarte y subirte a un tren diferente.

Veamos un ejemplo:

Un hombre habla con una mujer en una galería de arte. Le ha preguntado su opinión acerca del pintor. Después de un rato hablando la mujer dice " .. así que es un pintor que me gusta mucho, aunque por desgracia no he tenido oportunidad de conocerlo hasta que he venido a vivir a esta ciudad"

Las letras que están en cursiva, indican una oportunidad. El hombre podría decir: " Es curioso, por tu manera de hablar pensaba que serías de esta ciudad, ¿de dónde eres? ¿del norte?". Con eso lo que ha hecho es bajarse del "tren de la exposición" y subirse al "tren de la ciudad de origen de la mujer".

Como si estuvieras haciendo un viaje, no todos los trenes te interesarán. Algunos llevan a lugares a los que no quieres ir, o exigen un viaje demasiado complicado que no quieres hacer en ese momento. Es tu decisión. Pero si no cambias de tren, acabarás llegando al final de trayecto.

 

Últimas entradas

Otras entradas de Entusiasmado que podrían interesarte

4 comments on “Cómo no quedarte sin nada que decir en una conversación”

  1. Recientemente tuve una boda y me tocó en una mesa llena de desconocidos. Esas situaciones para mí son un reto que me gusta afrontar. Siempre en todas las mesas está la calladita con el marido hablador, el que mira al móvil y parece ausente, la pareja que se toma un par de vinos y no para de hablar y gritar Vivan los novios!... Hay un poco de todo. Son esas situaciones que a mi me divierten y en las que me gusta observar. El que por timidez no hacía más que mirar al móvil, se sentó a mi lado. Era un chico soltero ( bueno, señor! Que rondaba casi los 50 jaja) . Contaba poco de su vida y a mi me resultó agotador encontrar temas de conversación con él. A mi lado estaba mi marido que había encontrado un tema "apasionante "para hablar ( economía) con el comensal de al lado.
    Y yo, intentando subir a algún tren con el de 50!difícil eh? No me daba billete!!!! En el baile y con unas copas de más viajé con él un rato en Ave, en Tgv y en cercanías. De vez en cuando se subía mi pareja, el novio, su hermana... Y al final Sin darme cuenta fuimos hilando un tema tras otro y pasamos un rato muy agradable.
    Es buen truco este que nos enseñas Iván, aunque hay veces que casi prefiero quedarme en la estación eh?

  2. muchas veces por timidez no hablas , pero cuando tratas de ver lo agradable en las personas que te rodean vez que
    es facial pasartela bien, y aprender un poco de cada uno . aunque muchas veces lo que quiero es salir corriendo de
    ahi .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright: Entusiasmado.com 2012
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram