Consumir alcohol moderadamente es malo para la salud.

Seguro que imaginas que consumir alcohol excesivamente es malo para el cerebro.

Pero ¿y consumirlo moderadamente?

Pues también es malo. El consumo de alcohol, incluso a niveles moderados, se asocia con un mayor riesgo de resultados cerebrales adversos y un mayor declive en las habilidades mentales, según un estudio publicado por The BMJ.com

consumir alcohol moderadamente

Por: flickr.com/photos/30478819@N08/32861270184/

Un equipo de investigadores de la Universidad de Oxford y el University College de Londres se propuso descubrir si el consumo moderado de alcohol tenía un efecto positivo, negativo o ningún efecto con el funcionamiento del cerebro.

Para ello se usaron datos sobre la ingesta semanal de alcohol y el rendimiento cognitivo medidos repetidamente durante 30 años (1985-2015) en 550 hombres y mujeres saludables.

Los participantes tenían una edad promedio de 43 al inicio del estudio y ninguno era alcohólico. Las pruebas de función cerebral se llevaron a cabo a intervalos regulares y al final del estudio (2012-15), los participantes se sometieron a un escáner cerebral de resonancia magnética.

Se tuvo en cuenta diversos factores que podrían influir en los resultados (lo que se conoce como confusión), tales como edad, sexo, educación, clase social, actividad física y social, tabaquismo, riesgo de accidente cerebrovascular y antecedentes médicos.

Después de ajustar estos factores de confusión, los investigadores descubrieron que un mayor consumo de alcohol durante el período de estudio de 30 años se asoció con un mayor riesgo de atrofia del hipocampo - una forma de daño cerebral que afecta a la memoria y la navegación espacial.

Y no era solamente el consumo muy alto.

Mientras que aquellos que consumían más de 30 unidades a la semana se encontraban en el riesgo más alto en comparación con los abstinentes, incluso aquellos que bebían moderadamente (14-21 unidades por semana) tenían tres veces más probabilidades de tener atrofia del hipocampo en comparación con los abstinentes.

No hubo efecto beneficioso de la bebida ligera (hasta 7 unidades por semana) sobre la abstinencia.

El mayor consumo a lo largo del tiempo también se asoció con una menor integridad de la sustancia blanca (crítica para el funcionamiento cognitivo eficiente) y un descenso más rápido de la fluidez del lenguaje (cuántas palabras que comienzan con una letra específica se pueden generar en un minuto).

Pero no se encontró ninguna asociación con fluidez semántica (cuántas palabras en una categoría específica se pueden nombrar en un minuto) o recordar palabras.

Los autores señalan que este es un estudio observacional, por lo que no se pueden sacar conclusiones firmes sobre la causa y el efecto, y dicen que algunas limitaciones podrían haber introducido sesgos. Sin embargo, las fortalezas clave incluyen la información sobre el consumo de alcohol a largo plazo y los datos disponibles detallados sobre los factores de confusión.

Como tales, dicen que sus conclusiones tienen importantes implicaciones potenciales de salud pública para un gran sector de la población.

"Nuestros hallazgos apoyan la reciente reducción de los límites de seguridad en el Reino Unido y ponen en tela de juicio las directrices actuales de los Estados Unidos, que sugieren que hasta 24,5 unidades por semana es seguro para los hombres, ya que encontramos mayores probabilidades de atrofia del hipocampo con sólo 14-21 unidades por semana , Y no encontramos ningún apoyo para un efecto protector del consumo leve para la estructura cerebral ", escriben.

"El alcohol podría representar un factor de riesgo modificable para el deterioro cognitivo, y las intervenciones de prevención primaria dirigidas a la edad avanzada podrían llegar demasiado tarde", concluyen.

En un editorial vinculado, Killian Welch, neuropsiquiatra consultor del Royal Edinburgh Hospital, dice que estos hallazgos "refuerzan el argumento de que los hábitos de beber que muchos consideran normales tienen consecuencias adversas para la salud".

Esto es importante, añade. "Utilizamos racionalizaciones para justificar la persistencia con comportamientos no en nuestro interés a largo plazo." Con la publicación de este artículo, la justificación de la bebida "moderada" para la salud del cerebro se vuelve un poco más difícil.

Así que quizá se debería sustituir eso de “bebe moderadamente” por “no bebas, ni siquiera moderadamente”.

Últimas entradas

Otras entradas de Entusiasmado que podrían interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright: Entusiasmado.com 2012
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram