El efecto dominó.

El éxito no suele llegar de la noche a la mañana.

Claro que todos conocemos algún caso de alguien que de un día para otro pasó de la mayor de las miserias al máximo reconocimiento. Pero esos casos son absolutamente excepcionales. El éxito no suele llegar de manera instantánea.

Lo que ocurre es que son casos que son muy llamativos. Y todo lo que es llamativo parece más frecuente de lo que en realidad es.  Por eso pensamos que mucha gente muere por disparos de pistola. Porque en la televisión la gente muere muchas veces así, y porque cuando en nuestra ciudad alguien es tiroteado, su caso sale en la prensa. Sin embargo cuando muere por alguna otra circunstancia menos impresionante su muerte pasa totalmente desapercibida.

En la mayor parte de los casos el éxito suele conseguirse peldaño a peldaño como si fuera una escalera que vamos subiendo. Sino que tiene más bien una forma de escalera. Steve Harvey en su libro “Piensa como un triunfador, actúa como un triunfador”, dice que es como si fueras tomando autobuses que te llevan cada vez más lejos.

Autobuses hacia el éxito
Autobuses hacia el éxito

 

El efecto dominó.

La metáfora de los autobuses me gusta. Pero recientemente descubrí una metáfora aun mejor, leyendo el libro ” Lo único” de Gary Keller .

 

 

Si haces una linea de fichas de dominó, y tiras la primera ficha, esa empuja a la siguiente y así van cayendo todas las demás. Pero hay una cosa curiosa. Cada ficha al caer, no solo sería capaz de tirar una ficha de su mismo tamaño, sino que sería capaz de tirar una ficha de un tamaño un 50% mayor.

De manera que si empiezas con una ficha de dos pulgadas, la ficha siguiente será más grande, y la siguiente aún más grande. La ficha número 18 podría tener el tamaño de la torre de Pisa. La número 23 el tamaño de la torre Eiffel. La número 31 estaría 3000 pies por encima del Everest, y la número 57 es casi la distancia a la Luna.

 

El poder del efecto dominó
El poder del efecto dominó

 

Quizá no es tan difícil tener éxito. Quizá no es tan difícil llegar a la luna.


Lo que habrías de hacer es descubrir cuál es tu primera ficha de dominó. Ahí comenzará tu camino al éxito.

1 comentario en «El efecto dominó.»

Deja un comentario