50 sombras de Grey lo ha presentado en sociedad, aunque eran muchas personas las que lo practicaban de manera escondida. Son muchas las cosas que se discuten sobre la dominación/sumisión o BDSM ( palabra que se refiere a "bondage"o ataduras, disciplina, sadismo y masoquismo), pero quizá hay una que destaca entre las demás.

¿Es malo el BDSM? ¿Tienes algún problema psicológico si te gusta dominar o ser dominado?

 

BDSM y parafilias.

En el mundo del BDSM se usa la palabra "vainilla" para referirse a aquellas relaciones que no son de dominación.  "Vainilla" es todo lo que no es BDSM, al igual que para los gitanos "payo" es todo lo que no es gitano.

El BDSM está incluido en el DSM-5, la nueva edición del manual del psiquiatra, como una fijación sexual unusual o parafilia. No se afirma que sea perjudicial, pero su inclusión dentro de la parafilia arroja un cierto estigma sobre esa práctica.

¿Son las personas practicantes del BDSM menos equilibradas que las que no lo practican?

 

El BDSM no es malo para tu salud psíquica.

En un estudio publicado en 2013 en el "Journal of Sexual Medicine", se descubrió que los practicantes de BDSM no se distinguen apenas de la población general, y que la distinción es una distinción en la dirección más favorable.

Para ello se examinó a 902 practicantes de Dominación/sumisión y 434 personas sin interés en el tema, que rellenaron cuestionarios sin saber qué es lo que se investigaba.

El resultado fue que los practicantes de BDSM no estaban más atormentados que la población general. Eran más extrovertidos, más abiertos a nuevas experiencias, y más conscientes que las personas que no tenían interés en el BDSM. Además eran menos sensibles al rechazo.

Las personas de la escena BDSM declararon un nivel superior de bienestar en las últimas dos semanas respecto a las personas que no compartían ese estilo de vida. Y más sentimientos seguros de unión en sus relaciones.

De los practicantes de BDSM hombres, un 33% declaró ser sumiso, 48 % dominante y un 18% lo que se llama "switch" o capaz de desempeñar ambos roles. El 75% de las mujeres declaró ser sumisa, un 8% dominante y un 16% switch.

Los dominantes tuvieron unos resultados más altos en todos los sectores que los sumisos, con los switch entre unos y otros. En todo caso los sumisos nunca tuvieron peores resultados que las personas sin interés en el BDSM.

Wismeijer, el autor del estudio considera que quizá la razón para que los practicantes de BDSM sean más sanos en muchos aspectos que la media es que tienden a ser más conscientes de sus necesidades sexuales lo que se podría traducir en menos frustración en la cama y en las relaciones.  Además quizá escoger un estilo de vida tan lejano a lo habitual podría requerir un trabajo psicológico que podría ser útil para otras cosas.

Para Wismeijer todo esto, unido a otros estudios, demuestra que el BDSM debería ser considerado no como una desviación sino como un estilo de vida, aunque sea poco habitual.

Últimas entradas

Otras entradas de Entusiasmado que podrían interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright: Entusiasmado.com 2012
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram