La invasión de las circunferencias.

 

Por: flickr.com/photos/31878512@N06/5431782584/

 

Siempre he tendido a un cierto pensamiento binario. 10 01 01. O sí o no. O ha ido mal o ha ido bien. Y los pequeños fallos han herido mi sensibilidad y mi ego. Cómo si fuera posible ser perfecto.

Y en ocasiones eso mismo se ha trasladado a las cosas que he escrito. No soy demasiado partidario del repaso, pero sí admito que en muchas ocasiones intento dar un cierto toque circular, como si al final todo cuadrara. Como si fuera posible decir todo lo que hay que decir sobre un tema. Pecado de petulancia sin duda.

La vida no es redonda ni perfecta, y la única manera de convertir en redondo algo que no lo es, es hacer un corte tramposo que deje fuera de la foto lo que no responde a lo que hemos prefabricado como respuesta.

Y los círculos nos rodean. Personas que dan conferencias y escriben libros, y dan consejos, con círculos perfectamente trazados. Si miraras en ellos no podrías ver ni una sola arista, ni una sola línea que se salga de la circunferencia y estropee la forma.

Pero si miras por debajo  de esas circunferencias que nos invaden como platillos volantes del planeta de la verdad absoluta, te darás cuenta de que solo son una falsa apariencia de certeza. Por debajo los hechos están doblados a voluntad y las citas e investigaciones se eligen en función de su servicio a la causa.

 

Luchas de circunferencias.

Y cuando estás acostumbrado a una circunferencia, aparece la contraria. Toda circunferencia deja, como el pan que venden las monjas para hacer la forma consagrada, suficientes restos como para crear la conferencia contraria.  La nueva circunferencia no puede existir sin destruir la circunferencia anterior. Y entonces todo se replantea y se revisa. Quizá la conferencia nueva fracase o quizá triunfe, o quizá incluso conviva con la anterior repartiéndose los partidarios. Pero siguen siendo siempre circunferencias.

¿A quien no le gustaría contemplar la música celestial de las esferas celestes? ¿A quién no le gustaría poder enfrascar toda la verdad en unas redomas transparentes? A mí me encantaría, pero debajo de la belleza del círculo está la verdad, asesinada por no ser lo suficientemente hermosa.

 

Últimas entradas

Otras entradas de Entusiasmado que podrían interesarte

One comment on “La invasión de las circunferencias.”

  1. " 10111111 01010001 01110101 11101001 00100000 01100101 01110011 00100000 01100101 01101100 00100000 01100101 01100111 01101111 00111111 00100000 00101111 00101111 00100000 01010101 01101110 01100001 00100000 01100101 01110011 01100110 01100101 01110010 01100001 00100000 01100100 01101111 01101110 01100100 01100101 00100000 01101100 01100001 00100000 01110011 01110101 01110000 01100101 01110010 01100110 01101001 01100011 01101001 01100101 00100000 01100101 01110011 01110100 11100001 00100000 01100101 01101110 00100000 01110100 01101111 01100100 01100001 01110011 00100000 01110000 01100001 01110010 01110100 01100101 01110011 00100000 01111001 00100000 01100101 01101100 00100000 01100011 01100101 01101110 01110100 01110010 01101111 00100000 01100101 01101110 00100000 01101110 01101001 01101110 01100111 01110101 01101110 01100001 00101110"
    A. Jodorowski

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright: Entusiasmado.com 2012
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram