Cuando tratamos de ser eficaces, pensamos en cualquier tipo de truco para conseguir hacer más cosas en menos tiempo. Las tareas son muchas, cada día más, y no tenemos tiempo para todas, así que vamos como el conejo de Alicia, intentando correr para llegar a todos lados.

Pero no es posible.

Hemos de cambiar nuestra mentalidad, y una buena manera de cambiar la mentalidad es cambiar las preguntas que hacemos.

La mejor pregunta para mejorar tu productividad

En su libro Great at Work, Morten T Hansen nos da la pregunta clave para ser más productivos:

En lugar de preguntar cuántas tareas puedes abordar dadas tus horas de trabajo, pregunta de cuántas puedes deshacerse dado lo que debes hacer para sobresalir

A lo largo del día tenemos muchas tareas que no nos aportan gran cosa. Solamente suponen una carga en nuestro día a día sin casi producirnos ningún beneficio. Ese tipo de tareas son las que tenemos que cortar.

La supresión de cualquier tarea improductiva es un éxito, pero si además consigues eliminar una tarea que sea recurrente, de esas que tienes que hacer todas las semanas o incluso todos los meses, el éxito será mayor.

Pregúntate: ¿de qué tareas te puedes deshacer sin que suponga un perjuicio?

Últimas entradas

Otras entradas de Entusiasmado que podrían interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright: Entusiasmado.com 2012
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram