la regla de las tres horas semanales

Por: flickr.com/photos/hills_alive/2903608561/

El otro día leí un tweet del experto en productividad Jeroen Sangers, (del blog Canasto.es)
que me hizo meditar mucho.

Deja de burlándote de ti mismo. Encuentra 10 horas a la semana para ese proyecto o déjalo ya.

— Jeroen Sangers (@JeroenSangers) January 27, 2016

Días después, sigo pensando sobre eso.
Un día tiene 24 horas.
Una semana tiene 7 días.
Eso significa que en la semana hay un total de 168 horas. Lo cual significa que 16,80 horas serían el 10% de tu tiempo. Y 1,68 serían el 1% de tu tiempo.
3,36 horas serían el 2% de tu tiempo.

La regla de las tres horas a la semana

Yo no soy tan exigente como Jeroen. No te pido que dediques a algo diez horas en tu semana. Me basta con menos. Me basta con que le dediques tres horas a la semana.
Tres horas a la semana son menos del 2% de tu tiempo libre. Sí, es cierto que una tercera parte de tu tiempo lo dedicas a dormir. Así que aproximadamente (para no entrar en cálculos matemáticos) 3 horas serían un 3% del tiempo libre de que dispones.
Si no eres capaz de dedicar a un proyecto tres horas a la semana, si no eres capaz de dedicarle el 3% de tu tiempo, entonces es mejor que lo dejes de lado y te dediques a otra cosa.
La implicación de menos de 3 horas a la semana no es implicación. Si dedicas menos de ese tiempo a tu proyecto es mejor que no le dediques nada.

 

Excepciones

El demonio está en las excepciones.

— Iván (@Entusiasmadocom) February 1, 2016


Claro. Hay semanas en que todo se trastoca y no puedes dedicarle a tu proyecto el tiempo que te gustaría. Estás de vacaciones, te encuentras enfermo, tienes una mala semana en el trabajo. Puede ocurrir.
Incluso puede pasarte dos semanas seguidas. Somos humanos. Puedes estar 15 días de vacaciones o atravesar una racha mala.
¿Tres semanas? Me parece un exceso de tolerancia.

Aplicando el principio de las tres horas semanales

Considerando esas posibles excepciones, la manera de aplicar ese principio sería esta:
Si durante tres semanas seguidas no dedico a mi proyecto al menos tres horas, lo declararé como fallido y lo daré por concluido.
La amenaza de tener que finalizar tu proyecto debería impulsarte a dedicarle más tiempo. Si ni siquiera así eres capaz de dedicarle esas tres horas, bueno, entonces quizá sí te estabas engañando y es el momento de decir adiós.

La regla de las tres horas semanales y los demás

La regla de las tres horas semanales no debería funcionar solamente para ti mismo. También es aplicable a la implicación que esperas de los demás.
Si tienes un proyecto con otra persona y esa persona no es capaz de dedicarle tres horas semanales, deberías dejar de lado el proyecto o buscar alguien que sí esté dispuesto a poner ese tiempo.
Si tienes un interés personal en alguien, y no es capaz de dedicarte tres horas a la semana, deberías alejarte de él o de ella. No importa que su padre esté enfermo, que esté de exámenes, que viva en Tasmania, que sea conductor de ambulancia y trabaje quince horas al día o que tenga un mono con paperas.

Menos de tres horas a la semana es igual a nada.
Y ningún proyecto, sea del tipo que sea, puede funcionar si no le dedicas nada.

Últimas entradas

Otras entradas de Entusiasmado que podrían interesarte

7 comments on “La regla de las tres horas semanales”

  1. Yo creo que este tiempo de 3 horas semanales dedicado a los proyectos propios deberían inculcarse desde niños, porque a veces no es falta de ilusión sino de disciplina. Si nadie te lo "manda", se aplaza hasta el infinito o se tiende a infravlorar.
    Me ha gustado mucho el punto de esperar que los demás participantes de un proyecto cumplan con este tiempo mínimo. Es algo que se aprende con los años (y las decepciones).
    Una buena entrada, Ivan.

  2. Hola Ivan, me parece una idea muy reveladora de lo sencilla que es. Muchas veces nos marcamos objetivos que despúes no encuentran continuidad, y es que de forma inconsciente encontramos placer al ponernos objetivos porque nos visualizamos a nosotros mismos consiguiéndolos. Por eso mucha gente hoy en día es adicta a los propósitos de año nuevo o a las frases motivadoras.

    Marcarse un objetivo y ser capaz de observar objetivamente si le estamos dedicando tres horas a la semana me parece una forma muy eficaz de determinar si realmente estamos comprometidos con él.

    ¡Gracias por el artículo y saludos!

    1. Hola Pau. Estoy de acuerdo, creo que las reglas o son sencillas y precisas o no se aplican. Conviene ser realista y aceptar lo que no podemos hacer, para así dejar espacio a los proyectos que sí somos capaces de hacer.
      Un saludo y gracias por comentar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright: Entusiasmado.com 2012
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram