Reconozco que en muchas ocasiones siento admiración por la gente que va contra corriente. Por la gente que es capaz de llevar la contraria a las ideas que se escuchan una y otra vez. Una de esas ideas que se escucha por todas las esquinas, quieras o no quieras, es la de "sigue tu pasión".

Por eso me ha llamado la atención el libro de Scott Adams ( el creador del famoso comic "Dilbert") "How to Fail at Almost Everything and Still Win Big: Kind of the Story of My Life" ("Como fracasar en todo y aún así ganar a lo grande: una especie de historia de mi vida").

 

 

En ese libro Adams ( sin ninguna conexión conocida con la familia Adams que yo sepa) hace un alegato en contra de la importancia de la pasión para el éxito. ¿Necesitas la pasión para triunfar?.

 

                               icon-question 

 

Por: <a href='http://www.flickr.com/photos/pedrosimoes7/10391061166/' target='_blank'>Pedro Ribeiro Simões</a>

Adams contra la pasión.

 

1. La pasión queda bien como explicación del éxito.

Adams no cree las numerosas frases de personas exitosas que mencionan la pasión como el secreto de su triunfo. Para Adams lo que ocurre es que la pasión es una explicación muy democrática y conveniente para el éxito.

Según Scott Adams, la gente no quiere escuchar la verdad ( como muestra el relato del adivino certero). La gente quiere escuchar lo que le haga sentir bien. Si el triunfador dijera que para triunfar se necesita trabajar muy duro, partir de unas condiciones muy favorables, o ser muy inteligente, la mayor parte de las personas diría "oh, que pena yo no puedo triunfar".

Pero ¿quién no siente pasión por algo?. Como mínimo si alguien quiere saber cómo tener éxito, siente pasión por el éxito. Así que la pasión es algo con lo que todo el mundo se puede sentir identificado.

La pasión tiene además la ventaja de que permite que el triunfador conserve la humildad: No es necesario que diga que es mejor que los demás y que quede como un soberbio.

Sin embargo al mismo tiempo la pasión no elimina el mérito del triunfador. A diferencia de admitir que te ha facilitado el éxito ser el hijo de una persona famosa, o haber sido elegido por azar para algo, el triunfador tiene un cierto mérito por haber sido capaz de tener esa pasión.

 

2. La pasión induce a tomar riesgos extremos.

 

Para Adams, la pasión favorece la ceguera al peligro. Por eso las personas que tienen mucha pasión pueden acabar teniendo mucho éxito o fracasando miserablemente, porque no son conscientes de los movimientos excesivamente arriesgados que están haciendo. Las personas que son entrevistadas son las que han tenido éxito y no los muchos que se han quedado por el camino.

 

3. La pasión es más bien el resultado del éxito que su explicación.

 

Es muy fácil sentir pasión cuando las cosas van bien, el problema es sentirla cuando las cosas van mal. Las personas a las que les ha ido muy bien con un negocio están apasionadas por él,  pero ¿han tenido éxito porque tenían pasión o han empezado a tener pasión porque les ha ido bien ?

 

                      icon-arrow-down 

 

Mi opinión sobre la pasión.

 

Mi opinión es que la pasión es un elemento que favorece el éxito, pero que no es necesario ni suficiente, y que además puede incluso jugar en tu contra.

 

Favorece el éxito:

He comenzado varios proyectos por internet. Por algun0s de ellos tenía pasión ( por ejemplo por este blog), por otros no ( como un blog que hice intentando analizar los motivos del éxito de 50 sombras de grey). Siempre me ha resultado más fácil escribir sobre los temas que me interesan que sobre los que no.

 

No es necesaria para el éxito. 

Si la pasión fuera necesaria para el éxito, nadie tendría negocios como una funeraria. Un amigo mío tiene una fábrica de cepillos industriales. ¿De verdad crees que tiene pasión por los cepillos industriales?.

 

No es suficiente para el éxito. 

Millones de personas tienen una pasión desbordante por algún temas y pocas de ellas triunfan. Por ejemplo piensa en la cantidad de gente que dice algo tan típico como: " la música es mi vida, vivo para cantar", y después es incapaz de conseguir que le contraten en un bar de mala muerte para cantar delante de una docena de personas.

 

Puede incluso jugar en tu contra. 

El problema de la pasión es que suele disminuir cuando las cosas se ponen duras. Yo mismo lo puedo acreditar con este blog. El tema me encanta ( al fin y al cabo escribo de lo que me da la gana), pero en las ocasiones en que no ha habido demasiadas visitas y nadie comentaba, me han asaltado dudas, muchas dudas. Y lo que me ha hecho seguir no es la pasión, sino el compromiso. El saber que me había hecho la promesa a mí mismo de sacar el blog adelante.

Creo que eso pasa en el caso de muchos amigos blogueros. La pasión les acompaña, pero en el momento en que les abandona ( y siempre acaba pasando) entonces dejan de actuar. Están acostumbrados a hacerlo todo con la pasión soplando a su favor.  Y en ese momento eso les perjudica. Sin embargo una persona que no tuviera inicialmente pasión por el tema, estaría acostumbrada a actuar sin esa ayuda.

 

 

 

  icon-cloud Metáfora de la pasión.

 

Como escritor, me encantan las metáforas. Así que he buscado una para la pasión. Aunque no se si te va a gustar.

 

Por: <a href='http://www.flickr.com/photos/ahron/266050467/' target='_blank'>Ahron de Leeuw</a>

Si la vida es como una caja de bombones, la pasión es como un viaje en burro.

 

La pasión es como viajar en burro.

Favorece el viaje:  Viajar en burro es más cómodo que viajar andando. Así que es más fácil llegar lejos en burro que andando.

No es necesario para hacer el viaje: El mismo viaje que alguien hace en burro lo puede hacer una persona andando. No es necesario ir en burro para llegar al destino.

No es suficiente para hacer el viaje: Puedes tener un burro y subirte a el pero no llegar a ningún lado. Quizá el burro no sea lo suficientemente bueno, quizá tú lo lleves por un camino que no es el adecuado.

A veces puede jugar en tu contra: Si el burro deja de caminar, quizá tú estés acostumbrado ya a ir en burro y te cueste adaptarte a ir caminando. En todo caso te costará más que a la persona que lleva haciendo todo el viaje caminando. Además el burro puede decidir si te descuidas llevarte a un barranco desde el que caerás.

Si no te gusta la metáfora del burro puedes pensar que la pasión es como viajar con viento a favor. El resultado es el mismo que con el burro.

 

Mi consejo sobre la pasión.

 

Si tienes pasión por algo aprovéchala. Pero recuerda que no necesitas la pasión y que ella sola no te llevará a tu destino.

— Ivan Entusiasmado (@Entusiasmadocom) January 27, 2014

Y tú ¿qué opinas?. ¿Se necesita tener pasión?

Copyright: Entusiasmado.com 2012
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram