Está demostrado que hacer cosas juntos es positivo para una relación. Está demostrado.

Pero una pareja puede hacer muchos tipos de cosas juntos.

Puede hacer cosas siempre parecidas ( como ver series en televisión todas las noches, o ir a cenar a sitios parecidos).

Puede también hacer cosas diferentes ( Ver una serie un día, otro día ir a jugar al tenis, otro día ir a cenar).

¿Qué es lo mejor para la relación?

 

¿Es la variedad la sal del amor?

En un estudio reciente se ha abordado esta cuestión[i]. Jordan Etkin, autor del estudio, parte de una consideración. Está demostrado que según en qué etapa estemos de la vida, sentimos que nos queda más o menos tiempo. Y al cambiar la percepción del tiempo, cambia lo que valoramos. Cuanto más tiempo consideramos tener, más valoramos la diversión, mientras que cuanto menos tiempo consideramos tener más valoramos la calma.

¿Sería posible por tanto que según la etapa de nuestra relación valoremos más hacer actividades similares o actividades diferentes?

Parece ser que sí.

En el experimento antes indicado se manipuló la percepción del tiempo de las parejas, de manera que la relación les pareciera más larga o más corta de lo real. Y después se trató de determinar la satisfacción con la relación según el tipo de actividades.

Cuánto más corta parecía la relación, más se valoraban las actividades diferentes.

Cuanto más larga parecía la relación más se valoraban las actividades parecidas.

 

Conclusiones.

 

Todos valoramos pasar tiempo con la persona que queremos. Y a todos nos gusta sentir la estabilidad y la emoción.

Sin embargo, según cuánto tiempo consideremos que llevamos de relación, valoramos más el entretenimiento o la estabilidad.

Cuando llevamos poco tiempo con una persona, nos importa menos sentir que la relación es estable, y buscamos más la diversión. Cuando llevamos más tiempo con una persona, damos prioridad a sentir la firmeza y la estabilidad de la relación. Disfrutamos más de las rutinas juntos, y tenemos menos necesidad de novedades.

No me gustaría que estos resultados fueran utilizados por nadie como una excusa para tener una relación aburrida y sin sorpresas. A nadie le gusta una relación así. Pero sí creo que nos deberían hacer reflexionar sobre la importancia de crear costumbres y rutinas que generen una sensación de estabilidad.

Al fin y al cabo, si podemos tener la estabilidad y la emoción ¿ qué necesidad hay de elegir?

 

 

 

 

--------------------------------------------------------------------

Fuentes: 

[i] Is Variety the Spice of Love?Etkin, Jordan

Conference of the Society for Consumer Psychology, Miami, FL, March 6-8, 2014

http://psycnet.apa.org/doi/10.1037/e509992015-097

 

Copyright: Entusiasmado.com 2012
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram