Creo que la palabra pasión se ha usado demasiado últimamente.

He escuchado a demasiadas personas pedir que lo dejes todo y sigas tu pasión. No creo en abandonar todo para seguir tu pasión, ni creo que sea necesario seguir tu pasión para triunfar. Cualquier actividad parece fascinante mirada desde lejos, pero desde cerca siempre hay inconvenientes. Si

En lo que sí creo es en hacer todo lo posible por encontrar la pasión en lo que haces.

 

A clase grumetes
Foto: flickr.com/photos/joaolavinha/11518687044/

Enseñar como un pirata.

 

Nunca he sido profesor. Sin embargo, tener un blog es de alguna manera enseñar. Enseñarte a ti mismo a mirar las cosas, y enseñar tu visión a quien sea tan insensato de interesarse en descubrirla.

Por eso quizá me ha llamado recientemente la atención un libro llamado "Teaching like a pirate" ( "enseñando como un pirata") Su autor , Dave Burguess,  es un profesor empeñado en que sus clases resulten irresistibles para los alumnos. Y parece que lo consigue, aunque para ello tenga que disfrazarse ( a veces) de pirata.

Una de los elementos esenciales para Burguess en su propósito es la pasión. Hasta ahí, ninguna novedad. Pero lo que me gusta es que distingue 3 tipos de pasión que permiten a un profesor inyectar entusiasmo en sus clases.

 

Tres tipos de pasión.

 

Para Burguess la pasión que ayude a un profesor a dar una clase puede ser de tres tipos:

Pirata_0

Pasión por la materia.

Si eres por ejemplo un profesor de historia y te apasiona la segunda Guerra Mundial, no tendrás ningún problema en hacer que la clase sea interesante.

Pasión por la profesión.

¿Qué es lo que te llevó a hacerte profesor en primer lugar? ¿El deseo de formar personas que siempre quieran aprender? ¿La voluntad de crear ciudadanos con espíritu crítico? ¿el ánimo de dar oportunidades profesionales a los chicos?.

Pasiones particulares.

Todos tenemos ciertas pasiones  en nuestro ámbito personal que podemos incorporar ocasionalmente a nuestra actividad. Si te apasiona la tecnología, busca la manera de incluir algún elemento tecnológico en algunas ocasiones, en especial cuando la materia no te fascine por sí misma.

 

Pasión para todos los trabajos.

 

Paseando perros como un pirata. Por: flickr.com/photos/crobj/2197635900/

 

El trabajo de profesor es el que tiene los índices más altos de desafección y de depresión. Quizá porque al ser muy vocacional, se generan unas expectativas que después no pueden cumplirse. Pero cualquier trabajo se puede hacer mucho más interesante y a la vez más efectivo buscando las cosas que te gustan de él.

Burguess habla de enseñar como un pirata. Pero también puedes limpiar las calles como un pirata, escribir como un pirata, cuidar a los enfermos como un pirata, o actuar como abogado como si fueras un pirata ( bueno, he de admitir que eso es mucho más fácil 🙂 )O como dije en otra entrada  barrer las calles como Miguel Ángel

Aquí tienes un vídeo con el profesor pirata. A ver que te parece.

 

 

Últimas entradas

Otras entradas de Entusiasmado que podrían interesarte

4 comments on “Tres formas de pasión. Enseñar como un pirata.”

  1. Justo ayer hablaba con mi primo Antonio, que es profesor de guitarra y tiene su propia empresa: desde hace 13 años lleva la enseñanza de la música a pueblos que no cuentan con conservatorio de ningún tipo (ni elemental, ni medio, ni por supuesto superior).

    Tiene alumnos de todas las edades y me da que incluso fue pionero en integrar en sus clases a alumnos con capacidades especiales, con total naturalidad y sobre todo, con mucho cariño.

    Ahora acaba de ser papá y se ausentó unos días de sus quehaceres como profe, pero claro, a ojos de los alumnos, la persona que lo sustituía no llegaba a sus estándares. Él me decía que no se trata sólo de enseñar música sino que el éxito está en la relación con el alumno, con sus padres si es un niño, con el ayuntamiento en cuestión al que factura, con el nivel de compromiso al que todas estas personas están acostumbradas por su parte, su dedicación y disponibilidad, sus ganas de aportar más y de superarse ofreciendo más y mejor...

    Eso es entusiasmo, o pasión tal vez (me gusta más la palabra entusiasmo) y es de capital importancia en todos los trabajos. Más aún si cabe en la enseñanza, especialmente con niños. Esa conexión humana es la clave del éxito, y yo diría incluso, de la felicidad.

    ¡Vivan los piratas!

    1. Si te interesa la enseñanza, como sé que te interesa a ti, deberías echar un ojo a ese libro. Precisamente el autor habla mucho de la importancia del entusiasmo.
      A mí personalmente la palabra entusiasmo no me gusta, jajajaja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright: Entusiasmado.com 2012
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram