La depresión es un problema habitual. Es especialmente grave en mujeres, que tienen el doble de posibilidades de sufrir depresión que los hombres. Al igual que la presencia de vitamina D, la depresión aumenta o disminuye según la época del año.

Por:flickr.com/photos/darcyadelaide/8265910706/

Por eso un estudio del 2015 ( Kerr y otros)  ha tratado de averiguar la influencia de la falta de vitamina D en la depresión de las mujeres jóvenes.

Estudiando 185 universitarias entre los 18 y los 25 años se descubrió que una tercera parte de las mujeres jóvenes sufren depresión. También sufren de falta de vitamina D. Especialmente grave es el caso de las mujeres negras (61% frente al 35% general).

La falta de vitamina D resultó relacionada con la depresión. Las chicas con menos vitamina D tendían a tener más síntomas de depresión.

El cambio estacional influye tanto en la vitamina D como en la depresión.

Conclusiones

La falta de vitamina D según el autor del estudio doctor Kerr, puede ser una de las causas de la depresión, pero no la más importante.

Además de mejorar el estado de ánimo la vitamina D es importante para tener unos huesos fuertes, unos músculos que funcionen correctamente y una buena salud cardiovascular.

La vitamina D se consigue al procesar el cuerpo la luz solar, así como en la leche y otros alimentos. Lo ideal es tomar una cantidad de sol razonable. Muchas veces se habla de los peligros de tomar demasiado el sol, pero no es tan frecuente mencionar los peligros de no tomarlo lo suficiente.

Un peligro especial se plantea para la población de una raza desplazada de su lugar de origen. Los individuos de raza blanca pueden presentar problemas por la excesiva exposición al sol en países tropicales. Todos sabemos eso. Pero lo que quizá no se tiene tan en cuenta son los problemas que pueden tener personas de piel más oscura en países con poca luz solar. Su piel está preparada para resistir la incidencia de un sol más fuerte pero en climas menos cálidos pueden tener problemas. Al fin y al cabo el color de la piel no es un capricho, sino una estrategia de la evolución para adaptarse al entorno.

Tenemos que considerar el tono de nuestra piel a la hora de exponernos al sol y en caso de no poder hacerlo de manera suficiente suplir esa deficiencia de vitamina D con alimentos como la leche o con suplementos de vitaminas.

El sol tiene mala fama, pero también es necesario.

Últimas entradas

Otras entradas de Entusiasmado que podrían interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright: Entusiasmado.com 2012
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram