Charlie Munger es el socio del famosísimo inversor Warren Buffet. Y sobre todo es el promotor de la idea de los modelos mentales que hemos mencionado muchas veces en este blog.

Munger es un pensador brillante y profundo, y de sus libros, entrevistas y conferencias podemos extraer ideas muy útiles para la vida cotidiana.

Algunas de esas ideas se refieren a los negocios y otras se refieren a la vida en general. Una de ellas, aplicable a las relaciones con los demás, es lo que Munger llama su regla de hierro.

La regla de hierro de Charlie Munger

"Tengo lo que llamo una 'regla de hierro' que me ayuda a mantener la cordura cuando me inclino a preferir una ideología intensa sobre otra. Siento que no tengo derecho a tener una opinión a menos que pueda exponer los argumentos en contra de mi posición mejor que las personas que están en la oposición. Creo que estoy calificado para hablar solo cuando llegue a ese estado ...

"Eso es probablemente demasiado difícil para la mayoría de las personas, aunque espero que nunca se vuelva demasiado difícil para mí ... El asunto de no dejarse llevar por una ideología extrema es muy, muy importante en la vida. Si quieres terminar siendo sabio, una ideología demasiado pesada es muy probable que evite ese resultado ".

Como me parece una cita muy importante, voy a recoger también aquí la cita original.

Cita original: 

"I have what I call an 'iron prescription' that helps me keep sane when I drift toward preferring one intense ideology over another. I feel that I'm not entitled to have an opinion unless I can state the arguments against my position better than the people who are in opposition. I think that I'm qualified to speak only when I've reached that state… 

"That is probably too tough for most people, although I hope it won't ever become too tough for me… This business of not drifting into extreme ideology is very, very important in life. If you want to end up wise, heavy ideology is very likely to prevent that outcome.”​

Poor Charlie's Almanack: The Wit and Wisdom of Charles T. Munger

Cómo aplicar la regla de hierro

Como vimos en una entrada anterior, es muy probable que todo el mundo tenga razón, al menos una parte de razón.

Una regla esencial de la relación con las personas es primero entender y luego ser entendido ( first understand, then being understood)

Considerando esas dos circunstancias, tratar de conocer los argumentos de la otra persona mejor que ella misma permite acercarse más tanto a la verdad como a la otra persona.

No es fácil. El mismo Munger lo dice. Para conseguirlo tenemos que hacer dos cosas:

  1. Un esfuerzo de preparación. Documentarnos sobre la otra postura y a la vez ser capaz de ubicarnos en la mente de alguien que piense así.
  2. Un esfuerzo de escucha y comprensión. Ser capaz en la misma discusión de escuchar los argumentos del otro y ver su lógica.

Cuáles son los principales obstáculos para aplicar la regla de hierro:

El sesgo de confirmación que nos hace atender solo a los argumentos que favorezcan nuestras ideas previas.

La lucha por el estatus que nos lleva a sentirnos mal si en una discusión damos la razón a la otra parte.

La exaltación de las emociones que se produce en una discusión con una persona de ideas diferentes. Es frecuente que , sobre todo si no estamos acostumbrados, sintamos como el pulso se nos acelera y nos cuesta razonar.

No es fácil, pero en estos momentos de polarización de la política y las discusiones, quizá nos vendría bien usar más esa regla de Charlie Munger.

Si alguna vez has intentado hacer que alguien cambie de opinión, te habrás dado cuenta de lo difícil que es.

Si dices algo contrario a lo que la gente piensa, lo más probable es que te ignoren.

¿Cómo conseguir entonces cambiar la opinión de una persona o incluso de muchas personas?

Tu mejor opción es la maniobra Marco Antonio

La maniobra Marco Antonio

Por: flickr.com/photos/8259447@N06/32122499555/

Marco Antonio fue un colaborador del famoso Julio César. Cuando Julio César murió, Marco Antonio no se enfrentó directamente a sus asesinos, sino que intentó negociar con ellos. Poco después sin embargo, dirigió al pueblo contra ellos y los hizo huir de Roma.

El famoso autor americano Napoleón Hill explica en su libro Napoleon Hill Golden Rules cómo cuenta William Shakespeare esa historia en su obra Julio César.

No te lo pierdas, porque el relato de Shakespeare es una obra maestra de la persuasión.

Marco Antonio tiene que hablar al pueblo de Roma. Pero lo ha de hacer después de que hable Bruto, el asesino de César. Bruto habla de todo lo malo que ha hecho César, y el pueblo brama contra la memoria de César.

Entonces sale al estrado Marco Antonio. Marco Antonio empieza alabando a Bruto y estando de acuerdo con él en que César ha de ser olvidado. Pero poco a poco va cambiando el discurso, y hablando de las cosas buenas que César hizo por Roma, incluyendo el dejar toda su riqueza al pueblo. Poco a poco se va revelando que las alabanzas a Bruto eran irónicas, hasta que Marco Antonio acaba echando al pueblo encima de los asesinos de César.

La maniobra Marco Antonio o como evitar el muro de la oposición

La linea recta no siempre es la distancia más corta entre dos puntos.

Tenemos la tentación de sacar a la gente de una posición que creemos errónea, lanzando argumentos contra esa posición. Pero lo único que hacemos es chocarnos contra el muro de su oposición. Contra la invisibilidad que cada uno de nosotros tiene hacia los argumentos opuestos a los nuestros.

Ir a convencer a pecho descubierto es tan absurdo como lanzarse hacia las filas enemigas con la carga de la caballería ligera.

Hemos de usar la estrategia. Hemos de usar la maniobra de Marco Antonio. Buscar lo que nos acerca al otro y desde ahí progresar hacia lo que nos separa. Ir hacia el otro, para acabar trayéndolo hacia nosotros. No es fácil, pero la guerra no es fácil, y la guerra mental tampoco.

Si ha habido un maestro de usar la información para manipular a la población, ese ha sido sin duda el Ministro de Propaganda del Reich, Joseph Goebbels. En su diario, el ministro nazi dejó escritas las tácticas que uso para promocionar la causa nazi. Esas tácticas las recogió Leonard W. Doob en su ensayo Goebbels Principios de la Propaganda ( Goebbels’ Principles of Propaganda).

 

Principios de la propaganda de Joseph Goebbels.

Por: flickr.com/photos/faceme/9124527157/

Nada mejor que conocer esas técnicas para protegerse de quienes en la política y fuera de ella quieren hacer un uso inadecuado. Comprobarás que muchas de esas técnicas se utilizan contra nosotros todos los días.

¿Cuáles son esos principios de la propaganda?

En 1950, Leonard William Dobb publicó el artículo Goebbels’ Principles of Propaganda en ‘The Public Opinion Quaterly’ (Oxford University Press). En el se recogen 19 principios de propaganda.

Principios de la propaganda de Joseph Goebbels según Leonard William Dobb

Principio 1: Los propagandistas deben tener acceso a la inteligencia sobre los acontecimientos y la opinión pública.

Principio 2: La propaganda tiene que ser planificada y ejecutada por una sola autoridad.

Principio 3: Las consecuencias propagandísticas de una acción deben ser consideradas en el momento de planificar esa acción.

Principio 4: La propaganda tiene que afectar la política y la acción del enemigo.

Principio 5: La información desclasificada y operacional debe estar disponible para ejecutar una campaña de propaganda.

Principio 6: Para ser percibida  la propaganda tiene que generar el interés de la audiencia y debe ser transmitida a través de un medio que capte la atención del público.

Principio 7:  Solo la credibilidad debe determinar si la propaganda debe ser cierta o falsa.

Principio 8: El propósito, contenido y efectividad de la propaganda enemiga, la fuerza y los efectos de la exposición y la naturaleza de las campañas actuales de propaganda deben determinar si la propaganda enemiga tiene que ser ignorada o refutada.

Principio 9:  La credibilidad, la inteligencia y los posibles efectos de la comunicación determinan si los materiales de propaganda deberían ser censurados.

Principio 10: El material de la propaganda enemiga puede ser utilizado en determinadas operaciones cuando sirva para disminuir el prestigio del enemigo o brinde apoyo al objetivo del propio propagandista.

Principio 11: La propaganda “negra” debe ser utilizada en lugar de la blanca cuando la última resulta menos creíble o produce efectos indeseables. (Propaganda negra es la que usa unas fuentes falsas, a diferencia de la gris que usa fuentes no identificadas y la blanca que usa fuentes reales)

Principio 12: La propaganda puede ser facilitada por líderes con credibilidad.

Principio 13: La propaganda tiene que ser cuidadosamente sincronizada.

Principio 14: La propaganda debe etiquetar a los acontecimientos y a la gente con frases o eslóganes característicos.

Principio 15: La propaganda hacia el frente doméstico debe evitar generar falsas esperanzas que puedan ser destruidas por acontecimientos futuros.

Principio 16: La propaganda hacia el frente doméstico tiene que crear un óptimo nivel de ansiedad.

Principio 17: La propaganda hacia el frente doméstico tiene que disminuir el impacto de la frustración.

Principio 18: La propaganda tiene que facilitar el desplazamiento de la agresión especificando los objetivos del odio.

Principio 19: La propaganda no puede afectar inmediatamente contra-tendencias fuertes. En su lugar debe ofrecer una forma de acción o distracción o ambas.

 

Once principios de la propaganda nazi

También he encontrado por internet los once principios de la propaganda nazi. No he logrado encontrar la fuente de la que surgen, pero como describen de manera certera cómo funciona una propaganda como la nazi los recojo aquí.

1.- Principio de simplificación. Adoptar una única idea, un único símbolo.

2.- Principio del método de contagio. Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo; Los adversarios han de constituirse en suma individualizada.

3.- Principio de la transposición. Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. “Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan”.

4.- Principio de la exageración y desfiguración. Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave.

5.- Principio de la vulgarización. “Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar”.

6.- Principio de orquestación. “La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentadas una y otra vez desde diferentes perspectivas pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas”. De aquí viene también la famosa frase: “Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad”.

7.- Principio de renovación. Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que cuando el adversario responda el público esté ya interesado en otra cosa. Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones.

8.- Principio de la verosimilitud. Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sondas o de informaciones fragmentarias.

9.- Principio de la silenciación. Acallar sobre las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines.

10.- Principio de la transfusión. Por regla general la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales; se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas.

11.- Principio de la unanimidad. Llegar a convencer a mucha gente que se piensa “como todo el mundo”, creando impresión de unanimidad.

El uso de la propaganda entre los nazis

Los nazis utilizaron los principios de la propaganda de una manera concienzuda en todas sus actividades. Aquí tienes un documento ( en inglés) en el que se explican sus prácticas al detalle: http://research.calvin.edu/german-propaganda-archive/fibel.htm

Los principios de la propaganda de Goebbels fueron utilizados para favorecer una de las etapas más horribles de la historia: el nazismo. Pero se usan todos los días. ¿Reconoces alguna utilización de una de esas técnicas?

Cómo luchar contra la propaganda

Espero que si has llegado hasta esta página tu misión no sea usar la propaganda, sino combatirla. Si es así, aquí tienes una lista de 10 pasos para luchar contra la propaganda.

http://www.ffri.hr/~ibrdar/komunikacija/seminari/How%20to%20analyse%20propaganda%20(Chapter6).pdf

Fuentes:

Goebbels’s Principles

https://www.jstor.org/stable/2745999?seq=1#page_scan_tab_contents

https://academic.oup.com/poq/article-abstract/14/3/419/1832014

http://culturizando.com/los-11-principios-de-la-propaganda-nazi/

Copyright: Entusiasmado.com 2012
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram