Quizá hayas oído hablar de Agile.

Agile es un acercamiento a la producción de software que crea el programa de manera progresiva desde el principio del proyecto en lugar de tratar de entregarlo todo al final.

agile in a nutshell

Para ello desgrana los proyectos en pequeñas partes llamadas historias de usuario, dándoles prioridad y generándolas en ciclos de dos semanas llamados iteraciones.

Agile en la productividad

Considerando el éxito del sistema Agile en la producción de software, algunos autores han intentado aplicarlo a otros campos. Eso es lo que hace J.D Meier en su libro Getting results the agile way

En su aplicación de Agile a la productividad, Meier usa tres claves esenciales:

1. Hot spots o lugares calientes

Los hot spots son las áreas de interés en que se divide tu vida. Aquellas cosas que tienen que funcionar para que todo vaya bien.

Para Meier esas áreas son más o menos estas:

La ventaja de las zonas calientes es que te permiten hacerte un mapa de lo que es importante en tu vida.

2. La regla del 3

Es mejor centrarse solamente en algunas cuestiones que en todas a la vez. Para eso Meier usa el número mágico por excelencia: el tres.  La santísima trinidad, los tres cerditos, los tres mosqueteros.

En el ejército se usa la regla del tres. Se enseña la supervivencia en grupos de 3: 3 minutos sin aire, 3 días sin agua, 3 semanas sin comida.

Al pensar en grupos de tres cosas, conseguimos evitar el exceso de información y dividirla para gestionarla mejor.

En el sistema Agile de Meier se establecen 3 metas para el día, 3 para la semana, 3 para el mes y 3 para el año.

La regla del 3 también es esencial en la organización semanal del sistema Agile de Meier.

3. Organización semanal

3.1. Visión de 3 del lunes.

Cada semana ha de comenzar con tres objetivos. Tres cosas que deseas tener cumplidas al final de la semana.

Céntrate en objetivos y no en actividades. Por ejemplo: "Quiero acabar el capítulo V de mi libro antes del final de la semana", "quiero tener clara la lista de invitados de la boda esta semana", "quiero haber ido tres veces a correr".

3.2. Resultados diarios

Del mismo modo, cada día tienes que tener tres objetivos que deseas cumplir. Según tu energía y tus proyectos pueden ser cosas más o menos ambiciosas, pero el determinar tus objetivos de una manera tan clara te permitirá concentrar tu energía y atención.

3.3. Reflexión de 3 del viernes.

Cada viernes, al acabar la semana, reflexiona sobre las tres cosas que van bien y las tres cosas que podrían ir mejor.

Celebración

Al final de cada día y al final de cada semana, celebra aquellas cosas que han ido bien. Eso te dará energía para seguir persiguiendo tus otros objetivos.

Fuente:

http://www.agilenutshell.com/

Take a Tour of Getting Results the Agile Way (Day 1 of 30 Days of Getting Results)

Si quieres descubrir más sobre el sistema de conseguir resultados a la manera Agile, aquí puedes encontrar el libro.

 

Últimas entradas

Otras entradas de Entusiasmado que podrían interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright: Entusiasmado.com 2012
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram