¿Sabes qué hizo nacer la famosa marca Lamborghini?

Lamborghini es sinónimo de lujo. En las discotecas a las que acuden los futbolistas, se ven, aparcados afuera, Lamborghinis de colores vivos que muestran el poder adquisitivo de sus propietarios.

Lonely Bull
Photographer: Felipe Simo | Source: Unsplash

Pero ¿cómo surgió la famosa marca Lamborghini?

Ferrucio Lamborghini nació en abril de 1916 en una familia de granjeros pobres. Después de trabajar duramente, consiguieron comprar un tractor.

Con el tractor, Ferrucio empezó a interesarse en los motores y su padre lo envió a un instituto técnico a estudiar Mecánica.

Durante la segunda guerra mundial. Ferrucio luchó con la Fuerza Aérea italiana hasta que cayó prisionero de los británicos. Estos le obligaron a trabajar y hacer reparaciones mecánicas para ellos, con lo que adquirió más habilidad y experiencia.

Al acabar la guerra, volvió a su casa y comenzó un negocio de reparación de tractores, con el que ganó bastante dinero, tanto que pudo comprar varios coches de altísima gama. Uno de esos coches era un Ferrari que tenía muchos problemas con el embrague.

Lifestyles of the Rich and Famous
Photographer: Matt Lamers | Source: Unsplash

Un día Ferrucio se animó a visitar a Enzo Ferrari y hacerle algunas recomendaciones para mejorar el cambio de sus coches. Ferrari se irritó mucho y le dijo que se dedicara a hacer tractores y dejara los coches de lujo para él.

Ferrucio Lamborghini se sintió muy insultado, y decidió crear su propia marca de coches. Ese fue el origen de Lamborghini.

ESE FUE EL MOMENTO EN EL QUE FINALMENTE DECIDÍ CREAR EL COCHE PERFECTO . Ferrucio Lamborghini.

Empezó a ocuparse del proyecto a finales de 1962 y ya en mayo de 1963 fundó la sociedad «Automobili Ferruccio Lamborghini», comprando una finca grande en Sant’Agata Bolognese, a medio camino entre Bolonia y Módena, donde construir una fábrica grande y modernísima.

La experiencia que había acumulado con sus empresas precedentes le permitió realizar unas instalaciones únicas y muy modernas: la gran nave central estaba pegada al edificio de las oficinas, de manera que los directivos tuvieran continuamente bajo control la situación de la producción. Esto lo apreciaba especialmente Ferruccio, que trabajaba personalmente en los coches cuando algo no le gustaba.

Lecciones que se pueden sacar de esta historia

Hay muchas consecuencias que podemos sacar de esta historia sobre el origen de Lamborghini:

1) Los sentimientos llamados negativos ,como la rabia por un comentario desfavorable, son negativos por cómo nos hacen sentir. Pero su efecto no tiene porqué ser negativo. Al contrario, muchas veces la tristeza nos hace buscar un cambio, la envidia nos motiva a trabajar, el enfado nos hace mejorar.

2) La rabia es una fuente de energía. Al igual que la energía nuclear puede iluminar una calle o hacer explotar una bomba, la rabia puede llevarte a crear una gran empresa o a quedarte amargado en un rincón.

3) No se trata de cómo te sientes, se trata de lo que haces con lo que sientes.

4) En muy pocas ocasiones alguien te va a agradecer que le digas que hace algo mal. Es especialmente difícil que te lo agradezca cuando esa persona considera que está por encima de ti. Aceptar un consejo es duro para el ego, pero es especialmente duro cuando se trata del consejo de una persona con un estatus inferior. Recibir el consejo es como rebajarse de estatus, así que si quieres dar un consejo a alguien, trata de que parezca lo menos agresivo posible.

Últimas entradas

Otras entradas de Entusiasmado que podrían interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright: Entusiasmado.com 2012
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram