Hay dos maneras de creencias opuestas sobre las rachas:

Por un lado existe la llamada falacia del jugador, que es la creencia en que si obtienes un resultado negativo es más probable que el siguiente sea positivo y a la inversa. Como si el universo de alguna manera compensara una cosa con otra.

Por otro lado existe también la creencia en otras ocasiones llamada de las manos calientes  de que cuando una persona está en racha y obtiene un resultado favorable es más probable que el resultado siguiente sea también favorable.

Para descubrir cuál es la realidad, los doctores Juimin Xu y  Nigel Harvey del University College de Londres han realizado en 2014 un estudio en el mundo real con los resultados de los apostantes online.

¿Cuál crees que fue el resultado de su estudio?

 

Por:flickr.com/photos/sjon/33301502/

 

Rachas positivas y rachas negativas.

 

Las personas que habían tenido un resultado favorable en las apuestas anteriores, tenían una mayor posibilidad de ganar la apuesta siguiente. Y las personas que habían tenido un resultado negativo en las apuestas anteriores, tenían una menor posibilidad de ganar la apuesta próxima. Y ello resulta en apuestas tan diferentes como las carreras de caballos o los partidos de fútbol.

Así por ejemplo las personas que habían tenido un resultado positivo en las 3 últimas apuestas, tenían una posibilidad de 0,67 de ganar en la apuesta siguiente. Sin embargo las personas con un resultado negativo en las 3 últimas apuestas, tenían una posibilidad de ganar de tan solo 0,45.

Y no solo eso. Cuanto mayor era el número de victorias, mayor era la probabilidad de que el resultado siguiente fuera también positivo. Y cuanto mayor era el número de derrotas, más posibilidad de un resultado negativo en la siguiente ocasión.

Pero hay una cosa que sorprendió a los investigadores. Los apostantes con rachas positivas largas no tenían más ganancias que aquellos que no tenían esas rachas.

¿Cuál podía ser entonces la causa?

Los investigadores descubrieron que cuando una persona ganaba, hacía la siguiente apuesta más conservadora, temiendo posiblemente que en esa ocasión le tocara perder, y al apostar a un ganador más seguro solía ganar. Y al contrario, cuando una persona perdía, la siguiente apuesta era más arriesgada, con lo que apostaba a un ganador menos probable y solía perder.

 

Conclusión.

 

Si tuviera que adivinar, diría que la falacia del jugador es propia de los juegos de azar, que no dependen tanto de la habilidad de la persona, y en que uno puede pensar que la suerte se debe a ciertos factores extraterrenales que desean que se produzca un equilibrio.

La creencia de las manos calientes es más propia del deporte, en que la habilidad se considera que tiene una influencia mayor.

En el mundo de las apuestas deportivas, intermedio de alguna forma entre los juegos de azar y el deporte, la creencia en la falacia del jugador, lleva precisamente al resultado que predice la teoría opuesta de las manos calientes.  Teoría que precisamente anteriores experimentos en temas deportivos has probado incierta.

Si quisiera apuntar algo que me preocupa. Si quienes juegan a juegos de azar creen en la falacia del jugador y pierden, lo que ocurrirá ,según este experimento, es que la siguiente vez apostarán de una manera más arriesgada. Y cuánto más pierdan, más posibilidades hay de que sigan perdiendo y sigan pensando que tienen que remontar. Se puede producir así una espiral negativa que lleve a la ruina.

Cuando Dostoieskvy escribió su novela "El jugador" tratando de la ruina de una persona que caía en el pozo de la adicción al juego, sabía perfectamente de lo que hablaba.

 

Últimas entradas

Otras entradas de Entusiasmado que podrían interesarte

5 comments on “¿Existen las rachas positivas y negativas?”

  1. Creo q las rachas tienen q ver con el momento de cada individuo, mas específicamente con la energía q tengamos y el autoestima. Si estamos con una energía positiva, creo q se atrae a lo positivo y si tenemos bien la autoestima se toman mejores decisiones. Pero en el caso del azar creo q tiene q ver con estar positivo. No soy jugador de apuestas, pero creo q todo es así en la vida. Hay gente q es negativa todo el tiempo y atrae los problemas. Y creo q si pensas mucho en algo lo atraes solo con el pensamiento (energía para mi) sea bueno o malo. Obvio hay q saber manejarlo y ahi está la clave. Y tampoco creo q se pueda manejar tan facil, ya q eso tiene q ver tambien con la personalidad de cada uno. Pero el equilibrio seria lo ideal. Y esa es la cuestión, el logra manejar su energía y autoestima hace la diferencia con los demas. Yo personalmente suelo ser positivo y creo q todo puedo lograrlo si me lo propongo, creo q si otro puede hacer algo yo también y tal vez mejor. Hasta aquí siempre me funcionó y cumpli casi todo lo q me propuse. El tema es q por ej ahora estoy en un duelo de separacion y todo o casi todo me sale mal. En este momento no puedo controlar mi angustia y estoy conociendo el lado negativo de mi. Esto nunca me había pasado antes. Pero se q va a pasar y ya vendran las "buenas rachas" . Igual tambien pienso q la vida te premia si haces las cosas bien, como también te castiga si no. Y también estoy seguro q si las cosas te salen mal (racha negativa) algo distinto debes hacer. "Si quieres un cambio camina distinto". Si haces lo mismo el resultado será siempre el mismo. Y todo se termina en algún momento o mejor dicho todo tiene un ciclo y esta en nosotros darnos cuenta cuando el resultado q obtenemos ya no sirve y debemos "apostar " a otro juego. Con la idea siempre de ganar (ser positivo). De eso se trata gran parte de la vida.. a mi parecer

  2. Yo creo que todos tenemos rachas positivas y negativas. Las cosas buenas nos pasan no porque tengamos suerte o porque estemos llenos de energía positiva ni las malas porque estamos gafados por ejemplo, o porque atraemos lo negativo. Para mi, las cosas pasan porque tienen que pasar.
    Lo que no tengo muy claro aún es quién (o qué) hace que sucedan. ¿Dios?¿La energía?¿El universo?
    Me enseñaron ( en casa y en el colegio) hace más de 30 años que cuando naces, Dios te da un alma y encima tiene un plan diseñado para ti. Vamos! que sabe todo lo que va a pasar en tu vida porque El lo ha decidido así. Y también me decían que la vida de uno tiene sentido pleno cuando se vive sabiendo que estamos de paso en la tierra. Y que lo importante es ser bueno ( y por supuesto cumplir las normas) para poder vivir eternamente en el Cielo cuando dejamos este mundo. Tela ¿eh?
    A fecha de hoy aún no sé si creérmelo pero sí es cierto que siento que en mi búsqueda de la felicidad me falta encajar esta pieza del puzzle ( la de la espiritualidad).
    Abrazo

    1. Yo sinceramente no creo en eso de que las cosas pasan porque tienen que pasar. Es una manera ( buena por cierto) de consolarnos y de no mirar al pasado. Pero creo que no necesitamos meter a Dios o al destino ahí. Las cosas pasan porque pasan, y como han pasado debemos dejarlas atrás y mirar adelante.

      1. Creo que tanto Dios como el destino existen cuando son pensados (como cualquier cosa). Y existen para esas personas que los crean. Quien no cree en el destino y se hace responsable de su futuro está creando otra realidad muy distinta, no es una veleta, es un coche teledirigido. No sé si me explico 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright: Entusiasmado.com 2012
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram