La diferencia es la supervivencia

Jeff Bezos es, innegablemente, una persona de una gran inteligencia y capacidad, como demuestra que haya llevado Amazon, desde la nada, a ser una de las empresas más importantes del mundo.

No soy muy fan de Bezos, he de confesarlo, sin embargo me ha gustado el canto a favor de la diferencia que ha hecho en su última carta a los accionistas de Amazon.

En el momento actual, las diferencias tienden a desaparecer. Se habla de diversidad, pero es solo una diversidad superficial de razas y de géneros, no una diversidad de pensamientos y de actitudes ante la vida. Y en un mundo en el que el paisaje urbano de una ciudad de Asia y de Europa es casi igual y en que las ideas son las mismas en prácticamente todo el planeta, la diferencia me parece un valor que haya que conservar, aunque irónicamente Amazon es responsable también de la falta de diferencias.

la diferencia es la supervivencia

La diferencia es supervivencia

Fragmento extraído de la carta de Jeff Bezos a los accionistas de Amazon:

La diferenciación es supervivencia y el universo quiere que seas típico

Esta es mi última carta anual a los accionistas como CEO de Amazon, y tengo una última cosa de suma importancia que me siento obligado a enseñar. Espero que todos los amazónicos se lo tomen en serio.

Aquí hay un pasaje del (extraordinario) libro de Richard Dawkins The Blind Watchmaker (El relojero ciego). Se trata de un hecho básico de la biología.

“Evitar la muerte es algo en lo que tienes que trabajar. Dejado a sí mismo, y eso es lo que es cuando muere, el cuerpo tiende a volver a un estado de equilibrio con su entorno. Si mide alguna cantidad como la temperatura, la acidez, el contenido de agua o el potencial eléctrico en un cuerpo vivo, normalmente encontrará que es marcadamente diferente de la medida correspondiente en los alrededores. Nuestros cuerpos, por ejemplo, suelen estar más calientes que nuestro entorno, y en climas fríos tienen que trabajar duro para mantener el diferencial. Cuando morimos, el trabajo se detiene, el diferencial de temperatura comienza a desaparecer y terminamos a la misma temperatura que nuestro entorno. No todos los animales trabajan tan duro para evitar alcanzar el equilibrio con la temperatura circundante, pero todos los animales realizan un trabajo similar. Por ejemplo, en un país seco, los animales y las plantas trabajan para mantener el contenido de líquido de sus células, trabajan contra la tendencia natural de que el agua fluya de ellos hacia el mundo exterior seco. Si fallan, mueren. De manera más general, si los seres vivos no trabajaran activamente para prevenirlo, eventualmente se fusionarían con su entorno y dejarían de existir como seres autónomos. Eso es lo que pasa cuando mueren ”.

Si bien el pasaje no pretende ser una metáfora, es fantástico y muy relevante para Amazon. Yo diría que es relevante para todas las empresas e instituciones y también para cada una de nuestras vidas individuales. ¿De qué manera te atrae el mundo en un intento de volverte normal? ¿Cuánto trabajo se necesita para mantener el carácter distintivo? ¿Para mantener viva la cosa o las cosas que te hacen especial?

Conozco a una pareja felizmente casada que tiene una broma en su relación. No pocas veces, el esposo mira a la esposa con falsa angustia y le dice: “¿No puedes ser normal?” Ambos sonríen y ríen y, por supuesto, la profunda verdad es que su carácter diferente es algo que le encanta de ella. Pero, al mismo tiempo, también es cierto que las cosas a menudo serían más fáciles (consumirían menos energía) si fuéramos un poco más normales.

Este fenómeno ocurre en todos los niveles de escala. Las democracias no son normales. La tiranía es la norma histórica. Si dejáramos de hacer todo el trabajo duro y continuo que se necesita para mantener nuestro carácter distintivo en ese sentido, rápidamente entraríamos en equilibrio con la tiranía.

Todos sabemos que el carácter distintivo, la originalidad, es valioso. A todos se nos enseña a “ser tú mismo”. Lo que realmente les estoy pidiendo que hagan es aceptar y ser realistas sobre cuánta energía se necesita para mantener ese carácter distintivo. El mundo quiere que seas típico; de mil maneras, te atrae. No dejes que suceda.

Tienes que pagar un precio por tu carácter distintivo y vale la pena. La versión de cuento de hadas de “sé tú mismo” es que todo el dolor se detiene tan pronto como permites que brille tu carácter distintivo. Esa versión es engañosa. Vale la pena ser uno mismo, pero no espere que sea fácil o gratis. Tendrás que ponerle energía continuamente.

El mundo siempre intentará hacer que Amazon sea más típico, para equilibrarnos con nuestro medio ambiente. Requerirá un esfuerzo continuo, pero podemos y debemos ser mejores que eso.

Deja un comentario