Muchas veces pensamos en la felicidad como algo que está muy lejos. Como si tuviéramos que hacer un gran viaje para llegar donde se encuentra e ir sumando puntos hasta conseguirla. Sin embargo, quizá la felicidad no es eso. Quizá la felicidad no es una especie de puzzle cuyas piezas hemos de ir encajando poco a poco. Quizá no se trata de ir haciendo méritos para ser felices.

La posición contraria sería pensar que ya somos felices. Que no hemos de hacer nada para conseguir la felicidad. Pero por mucho que eso suene bien, nuestra experiencia nos demuestra que tampoco eso es cierto. Ya estás ahí, no haces nada, y no te sientes feliz.

Yo me inclino por una tercera vía. Seremos felices si eliminamos todos los obstáculos que nos impiden ser felices. La felicidad está en la base de nuestra naturaleza.

 

Por: flickr.com/photos/87913776@N00/3241512841/

La felicidad como radiación de fondo.

 

Piensa en un televisor de los de antes de que existiera la TDT. Cuando lo enciendías y no había ningún programa disponible.  Lo que salía era una pantalla llena de partes blancas y negras que se mueven sin orden.

Esa pantalla en parte es el resultado de la radiación de fondo que hay en el universo.

La radiación de fondo - Cosmic Microwave Background o CMB - También conocida como radiación cósmica de microondas o radiación del fondo cósmico, es una forma de radiación electromagnética descubierta en 1965 y que sorprendentemente llena el Universo en su inmensa totalidad. 

Lo veas o no, esa radiación de fondo cósmico está por todos lados.

La radiación de fondo cósmico es una buena metáfora para la felicidad. La radiación de fondo de la felicidad no la ves, pero está por todos lados. Lo que pasa es que hay demasiadas cosas que impiden que la veamos. Demasiados programas en nuestro televisor mental que tapan esa radiación de fondo.

Si vas eliminando programas mentales innecesarios, si vas entrando en contacto con la realidad sin distorsiones y sin preocupaciones innecesarias, si vas atendiendo cada vez más al presente, sentirás esa radiación de fondo de la felicidad. Y te darás cuenta de que se puede ser feliz recogiendo un plato de la mesa, lavándote los dientes, o bebiendo un vaso de agua.  No necesitas hacer nada más. Lo único que necesitas es hacer algunas cosas menos.

Últimas entradas

Otras entradas de Entusiasmado que podrían interesarte

2 comments on “La felicidad como radiación de fondo.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright: Entusiasmado.com 2012
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram