Las causas de la conducta

Cuando vemos la conducta de alguien, pensamos inmediatamente en cuál es la causa de esa conducta. Es lo que en psicología se llama atribución.

Busca la causa es algo que hacemos inmediatamente, no solo con las conductas humanas sino con todo. Cuando no conocemos la causa, nos la inventamos. Por eso el hombre primitivo inventó dioses del trueno, porque no podía soportar el no saber por qué el cielo retumbaba, y prefirió una explicación imaginaria, que no tener ninguna explicación.

El error de atribución fundamental

Tipos de causa del error de atribución fundamental

Hay dos tipos esenciales de causas del error de atribución fundamental : internas y externas. 

Las causas internas son las que derivan de la personalidad o el carácter de una persona (Pedro ha pedido la baja porque no es muy trabajador).

Las causas externas son las que dependen de circunstancias ( Pedro ha pedido la baja porque ha pillado una gripe muy fuerte que hace que le haya subido la fiebre)

La causa que le adjudicamos a la acción es muy importante, porque como se puede ver en el ejemplo anterior, nuestra reacción será muy distinta según actuemos de una manera o de otra. 

Error de atribución fundamental

El error de atribución fundamental consiste en que tendemos a dar más importancia a las causas de carácter que a las circunstancias (Ross, 1977). Este efecto ha sido descrito como " la tendencia a creer que lo que las personas hacen refleja quiénes son" ,

 

A favor o en contra de Fidel Castro

En " The Attribution of Attitudes " (1967) dos psicólogos americanos, Edward Jones y Victor Harris, describen un interesante experimento.

Se pidió a unos universitarios que escucharan a un alumno leer un ensayo sobre la Cuba de Fidel Castro, y después juzgar si el autor era favorable o contrario a Castro.

A algunos de los universitarios se les dijo que el alumno había escrito voluntariamente el texto, y a otros se les dijo que se le había ordenado lo que debía escribir.

En el primer caso, los universitarios consideraron que el autor era castrista si el ensayo era favorable a Castro, y anticastrista en el caso contrario, lo que es bastante lógico.

Pero lo sorprendente es que los universitarios que sabían que al autor del ensayo se le había ordenado lo que tenía que escribir también pensaron que el autor era más o menos castrista según el texto del ensayo.

Sólo un 27 % de los participantes expresaron que no había forma de saber la actitud del estudiante a partir del tema del ensayo (para una investigación seminal muy similar véase Jones & Harris, 1967).

Edward Jones y su discípulo Daniel Gilbert llamaron a ese frecuente error " correspondence bias" (" presunción de correspondencia" ), pues implica considerar que lo que una persona hace muestra lo que una persona es.

Posteriormente el también psicólogo Lee Ross lo llamó error fundamental de atribución, considerando que se manifiesta con reiteración en la vida social y política.

Explicaciones

Hay diversas explicaciones al error de atribución fundamental. Entre ellas mencionaremos la teoría del mundo justo y el centro de atención.

La teoría del mundo justo

Melvin J. Lerner (1977) habló de la creencia de que las personas obtienen lo que merecen y merecen lo que obtienen. Esa teoría encaja muy bien con la idea de que lo que sucede deriva de la naturaleza de la persona. Si muere un drogadicto de sobredosis, es más tranquilizador pensar que ha caído en la droga por su carácter inclinado a ello que creer que fue por unas circunstancias complicadas.

La teoría del mundo justo subyace en todos nosotros, quizá por influencia de la religión en la que lso buenos son recompensados y los malos son castigados, o por los propios cuentos o películas en los que eso siempre ocurre.

Además, como todos pensamos que somos mejores que la media, esa teoría también es útil para nosotros, porque nos hace creer que nos pasarán cosas buenas y no nos pasarán cosas malas.

El centro de atención

Cuando una persona hace algo y tenemos delante a esa persona, nuestra atención se concentra en ella. Sin embargo, sus circunstancias suelen ser menos conocidas. Veo a María que ha llegado tarde, la tengo delante y veo sus movimientos nerviosos, pero no veo el atasco que ha encontrado al salir de su casa, ni veo a sus hijos retrasándola.

Error de atribución fundamental y sesgo egoísta

El sesgo egoísta es un sesgo del conocimiento que opera como la famosa ley del embudo de la que hablábamos en los juegos de cuando éramos pequeños. " Lo ancho para mí y lo estrecho para ti."

Tendemos a disculpar nuestros propios errores y a condenar los errores de los demás.

Una de las formas en que opera el sesgo egoísta es aplicando el error de atribución fundamental a los demás pero no a uno mismo. 

Si tú no llamas, es que has estado muy ocupado. Si la otra persona no llama, es que es desinteresada y pasota.

Si otra persona llega tarde, es porque no le importa el tiempo de los demás. Si tú llegas tarde, es que te han surgido obstáculos lógicos.

Eso para las cosas negativas claro, porque cuando se trata de algo positivo hacemos justo lo contrario. Yo he conseguido el ascenso porque soy inteligente y trabajador. Tú has conseguido el ascenso por suerte o porque le has caído bien al jefe.

Lo mismo ocurre también entre los grupos. Sueles atribuir la conducta negativa de alguien de tu grupo a alguna causa razonable pero atribuyes la conducta negativa de alguien de otro grupo a su propia naturaleza ( El político de mi partido mintió porque era necesario para conseguir el bien del país, pero el político del otro partido mintió porque es un mentiroso).

 

Cómo solucionar el error fundamental de atribución

Es por algo que este error se ha llamado error fundamental. Es fundamental porque es muy difícil tener empatía con la otra persona si pensamos que todo lo malo que hace se debe a lo malo que es.

Por eso la forma de solucionar el error fundamental de atribución es primero detectarlo y segundo cambiar nuestra perspectiva.

Antes de juzgar la conducta de otra persona, trata de recordar alguna situación en la que tú hayas hecho algo parecido. Y piensa en cómo te juzgarías a ti mismo. Luego aplica a la otra persona la misma vara de medir.

Crítica al error fundamental de atribución

Un metaanálisis de los 173 estudios relacionados con el tema, determinó sorprendentemente en 2005 un tamaño del efecto cercano a cero, negando así la realidad del error de atribución fundamental.

En todo caso el metaanálisis consideraba que este efecto se producía cuando:

1. se describía a la otra persona como poco usual.

2. cuando se explicaron eventos hipotéticos (y no reales).

3. cuando las personas eran íntimas (se conocían bien)

o 4 .cuando los grados de libertad de los investigadores eran altos.

Cuando se daban esas circunstancias, lo que descubrió el metaanálisis fueron dos asimetrías: los eventos negativos se atribuyeron asimétricamente a los rasgos en otros, pero lo contrario se mantuvo para los eventos positivos, apoyando un sesgo egoísta en lugar de una asimetría actor-observador. Véase también el metaanálisis de 2006 de Malle. (es.qaz.wiki)

Fuentes

 

 

 

Copyright: Entusiasmado.com 2012
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram