Alejandro Magno y los escitas

Me gusta la vida de Alejandro Magno, el Rey de Reyes macedonio. A pesar de su juventud era uno de los mejores estrategas que ha tenido la humanidad. Y a lo largo de su vida hay miles de ejemplos de como actuar en situaciones complicadas.

En una ocasión Alejandro Magno luchando en lo que hoy en día es Afganistán ( a miles de kilómetros de su Grecia natal) se encontró en una situación complicada. Tenía a una tribu enemiga, los escitas, en el otro lado del río. Los escitas era un pueblo que se caracterizaba por su capacidad para luchar lanzando flechas a caballo, de manera que disparaban y después huían, una táctica que ha caracterizado a los pueblos de la estepa desde tiempos inmemoriales.

Cruzar el río era por tanto muy complicado, porque los escitas, fabulosos arqueros, convertirían el paso en una tormenta de flechas.

¿Cómo lo solucionó Alejandro?

A ver si aciertas la respuesta

a) lanzando todas sus tropas de manera impetuosa a cruzar el río.

b) esperando hasta que los escitas se cansaran y atravesaran el río.

c) esperando a que los escitas se fueran.

d) Atravesando el río con una avanzadilla primero para facilitar el paso del resto de su ejército.

 

Bueno, era muy fácil, estaba en el propio título del post.

La estrategia de la cabeza de puente.

Alejandro envío una avanzadilla de sus tropas en unas barcas protegidas contra las flechas, y que además disponían de catapultas, honderos y arqueros para intimidar a los arqueros escitas. Cuando los escitas vieron la destrucción que causaban las catapultas ( ingenio que no habían visto antes) se retiraron lo bastante como para que Alejandro pudiera establecer algunas de sus tropas al otro lado del río. Gracias a eso, pudo después pasar todo su ejército y derrotar a los escitas.

La estrategia de la cabeza de puente, no solo sirve para derrotar a tribus nómadas. La cabeza de puente es una estrategia que podemos utilizar para vencer cualquier obstáculo que encontremos en nuestro camino.

Si queremos hacer algo que antes no hayamos hecho y que presente una cierta dificultad, esa dificultad opera como una especie de río que hemos de cruzar. Puedes intentar cruzarlo de una sola de vez, o puedes intentar esperar eternamente sin cruzarlo, pero la mejor estrategia es establecer una cabeza de puente.

Eso sirve para el aprendizaje de una materia por ejemplo. No puedes pretender aprender todo de golpe, y quizá tampoco es bueno sumergirte sin reparos. Quizá lo más conveniente es empezar con un conocimiento pequeño y limitado, que no te cueste tanto esfuerzo y una vez hayas superado esa fase, entonces podrás dedicar todas tus energías.

También sirve si quieres mejorar cualquier habilidad. Puedes hacer una pequeña prueba y ver el efecto. Cuando estés analizando si ha servido de algo o no , te darás cuenta de que lo estás haciendo desde el otro lado del río, porque ya no estás en el lado de la persona que no sabe nada de esa materia, sino en el lado del que ya sabe un poco. Habrás establecido una cabeza de puente.

Por eso todos los cursos que hacemos en Entusiasmado.com son semanales, como los cursos gratuitos de creatividad o de relaciones sociales, para que tengas que dedicarle poco esfuerzo al principio y te pongas en marcha.

Desde la cabeza de puente, aún tendrás un largo camino por hacer, pero habrás cruzado un río, el río que separa el mundo del no hacer del mundo del hacer. Una vez que ya estás en el mundo del hacer, es solo cuestión de tiempo y de esfuerzo, que consigas todo lo que deseas.

cabeza de puente

Por:flickr.com/photos/zhangwei0119/3224727572/

Últimas entradas

Otras entradas de Entusiasmado que podrían interesarte

2 comments on “Cabeza de puente: cruzando el río.”

  1. Este post creo que lo tenía bastante claro,pero ahora tengo duda con el que has escrito hoy del volante hidraúlico.Pienso que los dos pueden estar relacionados.
    Pensaba que la cabeza de puente era dar el primer paso,pero ahora no se si dar el primer paso es arrancar a girar el volante hidraúlico y la cabeza de puente es tener claro el propósito.
    Corrígeme si me equivoco,supongamos que vamos a hacer dieta:
    la cabeza de puente sería ir a comprar la coliflor y el volante hidraúlico sería superar el primer dia comiendo coliflor??
    ¿qué sería entonces el llegar al convencimiento de tener que hacer dieta?

    1. Llegas al convencimiento de que has de hacer dieta.
      Compras la coliflor y te la comes( cabeza de puente)
      Al haber puesto la cabeza de puente pones en marcha el volante hidraúlico. EStás creando una dinámica ganadora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright: Entusiasmado.com 2012
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram