“Men go to far greater lengths to avoid what they fear than to obtain what they desire.” 

"Los hombres van mucho más lejos para evitar lo que temen que para obtener lo que desean"
― Dan Brown, The Da Vinci Code

 

Miedo

Por: flickr.com/photos/mrugeri/7579116198/

 

 

La larga sombra del miedo.

Puede ser que la vida sea una constante lucha entre buscar lo que deseamos y huir de lo que tememos. Pero está más que demostrado que le damos mucha más importancia a conseguir evitar lo que tememos. La satisfacción que obtienes de ganar 1000 euros es, en la mayoría de las personas, menos fuerte que el dolor de perder 1000 euros. Por eso la gente hará  cosas por evitar el dolor, que no haría para conseguir placer.

Y para evitar el dolor es para lo que surgió el miedo. El miedo es un mensaje de que hay algún peligro al acecho. Una amenaza de un dolor que puede venir. Y al imaginar ese dolor futuro nos sentimos muy mal.

Siempre se habla de que hay que superar los miedos. Sin embargo, es complicado hacerlo. El miedo proyecta su sombra sobre nosotros y no siempre conseguimos liberarnos de el. Si alguien nos dijera como deshacernos de nuestros miedos seguiríamos a esa persona muy lejos. Sería nuestro gurú.

Piensa en lo que son las religiones. No entro en si son verdad o no. Pero siempre ofrecen superar el miedo más grande del ser humano: El miedo a la muerte.  Durante siglos la gente ha organizado su vida según las estrictas reglas de muchas religiones. Ha renunciado a muchos placeres, ha llegado a matar, ¿ y todo por qué?. Fundamentalmente por conseguir evitar el miedo de morir.

 

La tercera regla de la persuasión de Rick Warren.

La gente hará cualquier cosa por aquellos que les ayudan a superar sus miedos.

Ya vimos en los capítulos anteriores de nuestro curso gratuito de relaciones sociales  las dos primeras reglas de la persuasión de Rick Warren:

La primera: La gente hará cualquier cosa por los que les ayuden a conseguir sus sueños.

La segunda:  La gente hará cualquier cosa por los que les ayuden a superar sus fracasos. 

Ahora veremos la tercera: La gente hará cualquier cosa por aquellos que les ayuden a superar sus miedos. Y te aseguro que puedes convertirte en un héroe liberando a las personas de sus miedos.

Cuando somos pequeños y tememos a la oscuridad, nuestros padres vienen y nos aseguran que no hay monstruos debajo de la cama ni esperando en el pasillo. Después crecemos, pero nunca dejamos de agradecer que alguien nos diga que no hay ningún monstruo.

Claro es que lo podríamos pensar solos. Y es muy útil. Pero al igual que no es lo mismo que tú te mires al espejo y te digas que eres guapo, a que te lo diga alguien por la calle, tampoco es lo mismo decirte tú que no has de temer, a que te lo diga otra persona. Siempre es mucho más fácil superar un miedo cuando otra persona te ayuda. En este blog hay varias entradas que te enseñarán a superar tus miedos. Lo que veremos aquí, es otra cosa, es cómo ayudar a los demás a que superen los suyos.

Cuando hablo de miedos no pienses necesariamente en grandes cosas. En enfermedades, o en desastres. A veces tenemos miedos tan pequeños como a que no guste un artículo que hemos escrito, o a que nos queden mal unos pantalones, o a que pierda nuestro equipo favorito.

Ayudando a superar el miedo

Por: flickr.com/photos/mcgraths/3289448299/

 

No basta con decirle a alguien que "no va a pasar nada". Decir eso es una frase vacía, una frase que no aporta ninguna tranquilidad al alma atormentada por la sombra del miedo. Puedes empezar diciendo eso, pero has de hacer un esfuerzo mayor para que esa persona supere el miedo. ¿Qué puedes hacer para conseguir que alguien supere su miedo?

- Mostrar pruebas.

Puedes enseñar estadísticas que digan que el miedo es bastante infundado. O mostrar las opiniones de personas con autoridad que refuercen tu posición. Si descubro un bulto en alguna parte de mi cuerpo y leo una estadística de que solo el 0,01% de esos bultos pueden suponer un problema grave de salud, seguro que me siento mucho más tranquilo. También me puede servir un artículo de un doctor que diga que eso no suele ser importante.

- Contar historias.

Al ser humano siempre le han gustado las historias. Si tienes una inspección de Hacienda, tu estado de ánimo puede cambiar según te cuenten la historia de una persona que lo perdió todo, o la de una persona que salió totalmente indemne de la inspección. Cuenta a la persona a la que quieras tranquilizar las historias de personas que han conseguido superar su mismo problema. Cuanto más cercana sea la historia, más fuerza tendrá, porque más fácil será que quien la escuche se identifique con ella.

- Ofrecer apoyo.

Cuando éramos pequeños no nos bastaba que nuestros padres no dijeran que todo estaba bien. Necesitábamos saber que estaban ahí con nosotros. Que se quedaran dándonos la mano hasta que nos habíamos dormido.  Y aún ahora cada vez que estamos enfermos, nos sentimos mucho mejor cuando alguien permanece al lado de la cama, nos toma la mano y nos dice: "no te preocupes, me voy a quedar aquí contigo".

- Mostrar seguridad.

De todas las maneras que hay de eliminar los miedos, la más eficaz es mostrarte tu tranquilo. Imagina que un médico viene a darte el parte de una enfermedad. Si lo hace temblando, inquieto, es muy fácil que sientas miedo tú, use las palabras que use. Sin embargo si le ves confiado y decidido posiblemente tú sientas mucho menos miedo.

Una de las mejores maneras de tener carisma es mantener la calma, siendo capaz de soportar la incertidumbre. Seguro que tú conoces alguna persona que es capaz de convencerte de cualquier cosa por la seguridad que tiene hablando. Y sentirás una tranquilidad muy grande al lado de esa persona que te llevará a buscar muchas veces su compañía.

Se un liberador de miedos.
Por:flickr.com/photos/luchilu/532511340/

Intenta esta semana ser tú el liberador de miedos. No hace falta que nadie te pida ayuda. Juega a intentar adivinar qué teme la gente que te rodea, y a superar esas sombras. Seguro que te lo agradecen.

 

(Esta entrada forma parte del curso gratis de relaciones sociales)

Últimas entradas

Otras entradas de Entusiasmado que podrían interesarte

4 comments on “Cómo convertirte en un héroe liberando a las personas de sus miedos.”

  1. Uff.. Por donde empezar este comentario... mis pensamientos siempre vienen colocados uno encima del otro y en forma de una esfera en movimiento... 🙂
    Antes que todo no me apetece para nada convertirme en una heroína, ;)) al confesar que tal vez encontré el truco de enfrentarme a los espantapájaros... así veo los miedos, como los espantapájaros... pero lo mio me costo...
    Mi primer miedo que recuerdo, fue, que ni mis padres, ni nadie de mi entorno se muriera antes que yo, el tan común miedo a la muerte, fue de los primeros, que me llevo a proponerle un trato a Dios 😉 Que antes que a nadie, me pasara a mi... hmmm pues hice bien...así tengo la experiencia y de paso se me fue el miedo, porque experimente que no se termina nada con la muerte. Como mi objetivo parecía bastante difícil y yo era nina que no podía hablar de esas cosas con nadie, empece a sentir la necesidad de formarme yo sola, cada experiencia significativa, me llevaba a una pequeña investigación, que atraía asía mi preguntas internas, y estas, a las personas, situaciones y libros que podían serme útiles... Primero forje la actitud de confiar en mi guía y detectar las senales en el camino...las dificultades fueron lo habitual, sobre todo por parte de mi familia, que empezaron a verme algo rara...y mi padre me prohibió leer... ahí, a pesar del 'miedo' a mi padre, seguía con mis ideas abiertamente y enfrentándome de forma tranquila y educada a mi progenitor ;))
    Bueno... ahí esta la clave... la confianza en algo, que sientes, que esta a tu lado y esta de tu lado...si no tuviera dificultades no lo podría comprobar y no me seria valido.
    La experiencia clave, fue la enfermedad de cáncer de huesos que pase hace 11 años... Para mi fue toda una iniciación y todo lo vivido anteriormente me sirvió muchísimo para pasarlo... porque ya sabia, que con esta actitud de tranquila aceptación revedle, saldré fortalecida... pero de hecho ni siquiera me lo planteaba mucho... sabiendo que podía morir y los médicos pensaban cortarme la pierna, me reía, porque en el interior tenia la plena certeza que no sera así... no se de donde la tenia, pero la tenia...estaba ahí...
    La decisión de cortarme la pierna, la revocaron el mismo día de la operación y prosiguieron con mas pruebas... fueron bastantes y sangrantes. En la operación definitiva me desangre completamente y sufrí una parada cardíaca... pero... eso fue lo mejor 🙂 Es lo que me desvelo la respuesta a muchísimas preguntas de una sola vez... nunca podre agradecerlo suficiente. Sentí el momento de la parada cardíaca... un instante de angustia al no poder respirar... pero, muy pequeño, y después lo que recuerdo fue... que me fundí en este Océano Negro de Conciencia, del que suelo hablar... La sensación es indescriptible... aunque así por encima, decir que por algo le llaman 'petit mort' al orgasmo... porque es eso... solo que a lo grande... de pequeño nada jaja
    Cuando tu corazón ya no late, no pierdes la conciencia de Ser, es como cuando cierras los ojos... y sabes que Eres, solo que te das cuenta que Eres Todo, y estas en todas partes... supongo que no todos tendrán la misma experiencia, pero esa es la mía... Tome un baño en este océano, y en un instante una voz sin genero me 'dijo' que no tenga miedo y que Jesús esta conmigo. No recuerdo mas de aquella experiencia, solo que cuando volví, mi curación al pasar poco tiempo, ha sido llamada espontanea... el hueso solidifico en un mes y medio, en vez de un año y medio, no tengo ninguna secuela, doy clases de gim, y las molestas tan típicas por el cambio del tiempo, tampoco me incumben.
    Otra de las observaciones que hice, que esta actitud de tranquilidad ante situaciones criticas o no tan criticas, es la que hace que las cosas se resuelvan de manera prácticamente mágica... Muchas experiencias diversas llevo, y siempre compruebo que funciona... aunque en el momento clave todo sucede espontáneamente...
    Seria difícil dar un curso sobre eso, pero si, se puede transmitir a algunas personas, y siempre en los momentos claves, porque la experiencia (de la persona receptora) es la que hablara, no solo las palabras, así que no hay que precipitarse en nada... ni siquiera en preguntar con la mente, sino con el corazón... osea, no para aprender por un interés, sino para evolucionar o ayudar sinceramente... Los miedos son para superarlos individualmente pero siempre hay alguien contigo... siempre, y eso no hay que creer... eso hay que saber porque es así!

    También hay que decir que mientras los miedos segreguen una energía intensa...habrá quienes de ella se alimentan...en el universo nada se desperdicia... así que hay que elegir a quien alimentar y de que alimentarse a nivel interno... si tu fuente de alimento es pura y buena, atraerás a las conciencias puras y buenas... y te fortalecerán con mas de lo mismo... si no eso, pues lo otro...ya sabes...los bichos mentales y astrales que son como mosquitos molestos y chupa sangre...
    Ah...una cuestión de vital importancia...desarrollar el sentido del humor, sobre todo aprender a reírse de uno mismo... (lo importante que es eso, y casi se me fue 🙂 )

    Por cierto... te dije que me gustan Tus post?? 🙂
    Un cordial saludo!

    1. Me has dejado impresionado con tu comentario. Quizá lo bueno de estar tan cerca de la muerte, es que no tienes más remedio que darte cuenta de que no tiene sentido aferrarse a nada. Quizá cuando experimentas que eres uno con todas las cosas, y que la muerte no puede llevarse lo que eres, seas capaz de ver todo desde una tranquilidad enorme.
      Es curioso como esto demuestra lo que siempre he pensado. Que las cosas no son buenas o malas en sí mismas casi nunca. Es el paso del tiempo el que las hace buenas o malas para algo.
      Un saludo Alice.

    2. Yo creo que nosotros solos no somos capaces de superar nuestros miedos. Necesitamos alguien que nos ayude. Tras unas semanas de reflexión, yo particularmente he descubierto que mi mayor miedo creo que no es el miedo a morir, sino el miedo al abandono ( a que me dejen de querer). No sé si es un miedo común o no pero es el mío. Primero trabajaré para superarlo y luego quizás ayude a los demás a superar los suyos.
      Muy bueno este post Iván. me ha gustado mucho.
      Un abrazo
      Ana

      1. Yo creo Ana que es un miedo muy común. Es quizá un mecanismo para conseguir que tengamos mucho interés en llevarnos bien con los demás. En la antigüedad había de ser mucho más fácil sobrevivir si tenías buena relación con otras personas.
        Gracias por tus palabras Ana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright: Entusiasmado.com 2012
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram