En una entrada anterior hice referencia a que en situaciones de estrés ( y hacía referencia al caso de un ataque de zombis, lo que es generador de bastante estrés) acudimos a nuestro cerebro más primitivo, y en lugar de pensar, optamos por la solución más habitual, porque es la que podemos hacer mientras no somos capaces de pensar.

En un comentario @homominimus me preguntaba qué método creo que existe para el entrenamiento en situaciones de estrés. ¿Se puede entrenar una situación muy estresante?, ¿Cómo se entrena?

 

Qué estresssssss..

Qué estresssssss..

 

Todo es entrenable pero…

Siempre he sido de la opinión de que todos los acontecimientos son entrenables. Pero quiero aclarar dos cosas:

1)   Eso no significa que debas intentar preparar todas las situaciones.

Como cualquier aprendizaje, el entrenamiento de una situación te quita tiempo y energías para entrenar otras.

Hay situaciones que son muy poco frecuentes y que no necesitas entrenar. La del ataque de zombis es una de las que no tiene sentido entrenar. Salvo que seas de la opinión que va a ocurrir de un momento a otro, en cuyo caso te recomiendo dejar de ver Walking Dead de inmediato.

Recuerdo un libro que leí acerca de cómo reaccionar ante toda clase de peligros. Era divertido porque tocaba muchos temas, desde el ataque de un oso hasta la posibilidad de que tu coche cayera al mar. Obviamente no son cosas que me vayan a suceder mañana, y salvo que tenga que pasar una noche en el parque de Yellowstone, en cuyo caso me pensaría lo de la reacción al ataque del oso, no tengo intención de practicar ninguna de esas cosas.

2)Tampoco significa que el entrenamiento te vaya a preparar para todos los supuestos que se puedan producir en esos los casos.

La riqueza de la vida es tan grande que siempre puedes encontrar un caso que no hubieras tenido en cuenta. O incluso un caso que nunca se hubiera dado antes.

Piensa por ejemplo en el espionaje americano, intentando prever todos los posibles ataques sobre su territorio, y encontrándose de pronto con un ataque como el del 11-S que ni siquiera los guionistas de serie B, habían sido capaces de imaginarse.

  ¿Cómo entrenar para situaciones de estrés?

Tu entrenamiento tiene que tener dos vertientes:

a)   Has de entrenar para aquellas situaciones que se produzcan con bastante frecuencia de una forma directa,teniendo las acciones y las reacciones preparadas.

Imagina que quieres atracar un banco ( no recomiendo hacerlo, suele salir peor que en las películas). Las palabras “esto es un atraco” se darán en el 100% de los casos, así que eso has de practicarlo. La reacción cuando un cajero intente pulsar la alarma tampoco la puedes dejar al azar, porque es algo que ocurrirá en un porcentaje muy alto de los casos.

b)   Has de entrenar también para las situaciones que no se produzcan con frecuencia. Pero dado que no las puedes prever todas de antemano, no puedes entrenarlas de manera directa. Aquí está el problema porque siempre pueden surgir cosas que no sepas como tratar. Puede ,por ejemplo, que a uno de los empleados de un banco le de un ataque al corazón. Eso no lo habías previsto. Y tienes que encontrar una reacción.

Para entrenar las situaciones no previstas necesitas establecer un sistema de categorías, y un procedimiento de solución de casos no solubles ni siquiera por categorías.

La analogía sería algo semejante a: En caso de que haya cualquier problema no previsto, abandonas directamente el banco con el botín que hayas capturado hasta el momento. Esa sería una categoría muy amplia.

Pero podría haber una categoría menos amplia. Y pensar en que sólo en caso de que el problema sea por enfermedad o riesgo para la vida de una persona, abandonas directamente el banco con el botín que hayas capturado hasta el momento.

La solución por categorías es una regla pero que no sirve solo para un caso sino que engloba muchos casos posibles.

¿Y si tampoco sirve el sistema de categorías?

Aquí es cuando la cosa se pone interesante. Si has practicado la presencia bastante ( mediante la meditación)  o has estado en muchas situaciones de estrés, es más probable que mantengas la calma Y eso muy bueno, porque cuanto más calmado estés mejor usarás tu cerebro.

Así que el mejor entrenamiento para esas situaciones no previstas, es un entrenamiento genérico de meditar para controlar tu estrés, o el exponerte al mayor número posible de situaciones estresantes para desensibilizarte.

Y hablo de situaciones estresantes cualesquiera, siempre que el nivel de estrés sea semejante al que te has de encontrar.

Si has pasado por suficientes situaciones que te produzcan estrés, tu reacción será como las de los héroes de las películas capaces de mantener la calma incluso cuando las cosas se ponen muy feas.

Pero pensemos en la posibilidad de que no sea así, y que pierdas la calma. Entonces tu entrenamiento en la situación concreta será muy útil, porque las respuestas que te vendrán a la cabeza y que nacerán de la intuición serán respuestas más adecuadas para el caso que tienes entre manos que si no hubieras hecho ningún entrenamiento.  Como en el caso de cualquier experto, el conocimiento general del tema te dará una intuición que será capaz de hallar la respuesta adecuada para el caso de que se trate. Y eso aunque el caso sea que te estén persiguiendo los zombis.

Últimas entradas

Otras entradas de Entusiasmado que podrían interesarte

2 comments on “Cómo entrenar cualquier situación de estrés”

    1. No lo he leido killokin, pero si me lo recomiendas lo pondré en la lista de libros que quiero leer. Me interesa mucho la relajación y me interesa mucho la energía así que un libro que hable de los dos ha de ser necesariamente digno de leer. Gracias por comentar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright: Entusiasmado.com 2012
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram