Según ha descubierto una nueva investigación, cuanto más socializan con sus amigos las personas inteligentes menos satisfechos están con la vida.

Este descubrimiento desafía el resultado de otras investigaciones de las que resultaba que socializar hace a la gente más feliz.

Quizá para algunas personas - especialmente aquellas con alta inteligencia - socializar no aumenta la satisfacción con la vida.

¿Cuál es la razón?

Este estudio a largo plazo siguió a adultos de entre 18 y 28 años de edad, midiendo la densidad de población y su satisfacción con la vida.

Los resultados mostraron que, en general, las personas que vivían en zonas menos densamente pobladas estaban más satisfechas con la vida.

Como explican los propios autores:

"Los residentes de las zonas rurales y las pequeñas ciudades son más felices que los de los suburbios, que a su vez son más felices que los de las pequeñas ciudades centrales, que a su vez son más felices que las de las grandes ciudades centrales".

También demostró que cuanto más se socializaba la gente, más felices eran.

La excepción era para las personas con alta inteligencia.

La explicación es que con la inteligencia viene más de un enfoque en proyectos a largo plazo y metas.

La socialización puede distraer de este tipo de proyectos satisfactorios a largo plazo.

Es decir que puede ser que irte a tomar unas cervezas con tus amigos esté muy bien, pero si quieres pintar la Gioconda te quite un poco de tiempo.

Explicación evolutiva

a las personas inteligentes no les gusta tanto socializar

Por: flickr.com/photos/christian_gloor/34743102344/

Los autores también proporcionan una explicación evolutiva de por qué las personas inteligentes pueden no ser tan felices socializando con otros.

La idea, dicen, es que la inteligencia superior permite que las personas más inteligentes se adapten mejor al mundo moderno.

La raza humana ya no es una especie cazadora-recolectora que necesita un estrecho contacto con su grupo social.

Las personas inteligentes, dicen, son más capaces de adaptarse a vivir de una manera más independendiente como ocurre en la sociedad moderna.

Eso sí, que este estudio no te sirva para pensar necesariamente que eres un genio por no tratar más que con el chico que te trae las pizzas. Pero quizá sí te puede servir para no sentirte raro si el contacto con otras personas no es tan importante para ti.

 

El estudio fue publicado en el British Journal of Psychology (Li & Kanazawa, 2016).

La generosidad hace a la gente más feliz, incluso si es solo un poco de generosidad.

Por: flickr.com/photos/transforminggenerosity/6080871650/

Las personas que actúan únicamente por su propio interés son menos felices. Prometer ser más generoso basta para provocar un cambio en nuestro cerebro que nos hace más felices. Esto es lo que descubrieron unos investigadores en un estudio reciente.

Hacer algo agradable para otro produce una agradable sensación que los economistas conductuales llaman brillo cálido. En colaboración con diversos investigadores internacionales, Philippe Tobler y Ernst Fehr del Departamento de Economía de la Universidad de Zurich investigaron cómo se comunican las áreas cerebrales para generar este sentimiento. Los resultados proporcionan una visión de la interacción entre el altruismo y la felicidad.

En sus experimentos, los investigadores descubrieron que quienes se comportaron generosamente fueron más felices después de hacerlo que aquellos que se comportaron de manera más egoísta. Sin embargo, más generosidad no produjo más satisfacción. "No necesitas ser un mártir sacrificado para sentirte más feliz, basta ser un poco más generoso", dice Philippe Tobler.

Antes de que comenzara el experimento, algunos de los participantes del estudio se habían comprometido verbalmente a comportarse generosamente con otras personas, incluso aceptando mayores costos. Estos fueron más felices después de su comportamiento generoso (pero no de antemano) que el grupo de control, que se había comprometido a comportarse generosamente hacia sí mismos.

Al comienzo del experimento, a los 50 participantes se les prometió una suma de dinero que recibirían en las próximas semanas y que se suponía que debían gastar. La mitad de los participantes del estudio se comprometieron a gastar el dinero en alguien que conocían (grupo experimental, promesa de generosidad), mientras que la otra mitad se comprometió a gastar el dinero en sí mismos (grupo de control).

El intento de ser generoso por sí solo es suficiente para causar cambios neuronales

Mientras los participantes del estudio tomaban la decisión de comportarse o no con generosidad, los investigadores examinaron la actividad en los cerebros de los participantes en tres áreas diferentes: en la unión temporoparietal (donde se procesan el comportamiento prosocial y la generosidad), en el estriado ventral (asociado con la felicidad), y en la corteza orbitofrontal (donde se pesan los pros y los contras durante los procesos de toma de decisiones). Estas tres áreas del cerebro interactuaron de manera diferente, dependiendo de si los participantes del estudio se habían comprometido con la generosidad o el egoísmo.

Se preguntó a los participantes sobre su felicidad antes y después del experimento.

Lo más interesante es la activación del área altruista del cerebro y su interacción con el área asociada con la felicidad. No es necesario llegar a realizar el acto generoso. Según dice Tobler " la intención sola genera un cambio neural antes de que la acción se implemente realmente", dice Tobler.

"Comprometerse a un comportamiento generoso podría ser utilizado como una estrategia para reforzar el comportamiento deseado, por un lado, y sentirse más feliz, por el otro", dice Tobler. Su co-autor Soyoung Park añade: "Todavía hay algunas preguntas abiertas, tales como: “¿Se puede entrenar y fortalecer la comunicación entre estas regiones cerebrales ?, si es así, ¿cómo ?, ¿y el efecto dura cuando se usa deliberadamente, es decir, Si una persona sólo se comporta generosamente para sentirse más feliz? ".

 

Referencia :

 

Soyoung Q. Park, Thorsten Kahnt, Azade Dogan, Sabrina Strang, Ernst Fehr, Philippe N. Tobler. Un neural vínculo entre la generosidad y la felicidad. Nature Communications, 2017; 8: 15964 DOI: 10.1038 / ncomms15964

27 técnicas para aprender como ser positivo hoy mismo.

Como ser positivo

Por: flickr.com/photos/44461337@N06/4612181732/

Como ser positivo te puede ayudar a vivir mejor

Ser más positivo no solamente hace te hace más feliz. Puede traerte muchas ventajas añadidas:

Si eres positivo vivirás más tiempo y con mejor salud. Según un estudio de la universidad de Pittsburg, las mujeres optimistas tienen un 30% menos de riesgo de padecer una enfermedad coronaria. En un estudio de la universidad de Michigan se asoció el optimismo a un menor riesgo de padecer un infarto.

Las personas positivas son más apreciadas por los demás. A nadie le gusta vivir al lado de un cuervo negro. ¿Cuántas veces has leído que tienes que eliminar de tu vida las personas negativas? No seas una de esas personas negativas que alguien quiere eliminar.

Ser más positivo te ayuda a superar los momentos difíciles de todo proyecto y te permite así llegar más lejos.

Las personas positivas transmiten más confianza, con lo que se les encargan trabajos de mayor responsabilidad.

¿Se puede aprender cómo ser positivo?

Elizabeth Lombardo, autora del libro Un tú feliz, la receta definitiva para la felicidad (A Happy You: Your Ultimate Prescription for Happiness) lo tiene muy claro.

“El pesimismo es una conducta aprendida, lo que significa que cualquiera puede aprender a ser optimista”.

Bueno, si te he convencido de que es mejor ser optimista ( cosa que ya sabías de antes) ahora te estarás preguntando cómo ser más positivo.

Cómo ser más positivo. 27 estrategias que puedes aplicar hoy mismo

No voy a hablarte de estrategias complicadas ni de cambios radicales. Solo te voy a hablar de estrategias que puedes aplicar hoy mismo para un cambio inmediato.

Estas estrategias son como los platos de un menú. Las tienes todas a tu disposición, pero no pretendas usarlas todas a la vez. Escoge la que más te llamen tu atención y aplícala para ver el resultado.

1.Redescubre tu vida poniéndote por un minuto en la piel de otra persona

No hablo de mirar a alguien desde fuera. Hablo de intentar ponerte en su lugar, como si fueras un actor que trata de sentir todo lo que siente esa persona y de ver el mundo desde su punto de vista. Si esa persona está en una situación peor que la tuya tanto mejor. Puedes aprovechar cuando veas a alguien durante tu día del que pienses que tiene una vida dura. ¿Cómo sería ser él o ella durante un minuto? Al igual que la envidia nos hace sentir mal al ver una persona en una situación mejor que la nuestra, lo que yo llamo vidia nos puede hacer sentir mejor al saber que hay personas que están en una situación más complicada.

Con este ejercicio, desarrollarás la compasión.

2. Critícate a ti mismo como si fueras un extraño

Con las personas cercanas somos más duros que con los extraños. Y con nosotros mismos, solemos ser más duros que con las personas cercanas.

Para ser más positivos hemos de evitar la excesiva auto-crítica y usar la autocompasión.

Una buena manera de tener más autocompasión es hablándonos cuando nos critiquemos como si fuéramos otra persona.

¿Cuántas veces le has dicho a un amigo al que han echado del trabajo que ha sido un imbécil y le ha echado por su culpa? ¿Ninguna verdad?

Si quieres puedes incluso probar a escribirte las críticas a ti mismo en una carta como si se la fueras a enviar a un amigo.

Según un experimento, la autocompasión hace que disminuyan los juicios negativos sobre nosotros mismos, la aislación y el rumiar los pensamientos negativos.

3. Brilla derrochando gratitud

Siempre pensamos que cuando agradecemos algo, la persona que sale beneficiada es la agradecida. Pero agradecer mejora la salud y la felicidad del que agradece.

Una manera muy sencilla de practicar la gratitud es enviar un correo electrónico a una persona que te ha influido positivamente.

A veces, agradecer a las personas que tenemos más cerca a veces es más complicado que agradecer a los extraños. Si te sientes incómodo agradeciendo, puedes usar la estrategia de incluir el agradecimiento en una comunicación que tenga otro propósito. En lugar de llamar a tu madre y decirle “Mamá solo llamo para agradecer todo lo que has hecho por mí”, llámala con cualquier excusa y en mitad de la conversación dile “y por cierto mamá muchas gracias por todo lo que haces por mí”. Quizá no sea tan impresionante, pero es mucho más fácil empezar así.

 

técnicas para ser positivo

Por: flickr.com/photos/richardwalkerphotography/11581997504/

 

4. Quédate con el lado positivo

Cada vez que te ocurra algo negativo, proponte encontrar al menos una consecuencia buena de esa situación. Si puedes encontrar tres,mucho mejor. Siempre hay un lado positivo. Por eso el refrán dice que “no hay mal que por bien no venga”.

En un estudio de la universidad de Kent en Inglaterra se comprobó que las personas que se esfuerzan por ver el lado positivo de las cosas estaban más felices al final del día que las que se dedicaban a quejarse o las que se culpaban a sí mismas. Aunque sinceramente, no hacía falta una investigación para eso ¿no?

5. Pon tu optimismo en movimiento

¿Alguna vez has hecho ejercicio físico y te has encontrado mejor ? Numerosos estudios demuestran que moverte y hacer ejercicio producen un aumento no solo de tu optimismo y satisfacción sino incluso de tu capacidad intelectual.

 

6. Vuélvete un triturador de problemas

Si alguna preocupación te atribula, escríbela en un papel, rasga el papel y tíralo a la papelera. Según un estudio, este gesto tan sencillo hace que disminuya la preocupación. Simplemente imaginar que tiras el pensamiento a la papelera produce algún efecto positivo ( aunque menor que hacerlo en realidad).

7. Escribe tus sueños

Escribir lo que ocurriría si se cumplieran tus sueños te hace más feliz y más positivo, según resulta de una investigación publicada en el 2011 por Sonja Lyubomirsky.  No es necesario que escribas si no te gusta escribir, puedes grabarte o hacer un vídeo blog. Igual hasta tienes éxito en Youtube y te haces rico.

8. Hazte un buscador de lo positivo

Al final de cada día escribe tres cosas buenas que hayan pasado. Al buscar esas tres razones te estás entrenando para que tu cerebro se fije más en lo positivo que en lo negativo.

En un experimento se demostró que escribir lo positivo te hace más optimista. Si además compartes esas cosas positivas llamando a un amigo, el aumento de felicidad se puede multiplicar por dos o por tres. Está demostrado que compartir experiencias positivas con otros aumenta tu positividad.

9. Siéntete mejor meditando unos pocos minutos al día

A muchos la palabra meditar les suena a faquir indio levitando sobre una cama de clavos. Pero la meditación es mucho más sencilla. Se trata simplemente de pasar unos minutos al día siendo plenamente consciente de lo que ocurre en tu cuerpo, en tu mente o a tu alrededor. Lo puedes hacer sentado en un sofá o en el tren que te lleva a trabajar. Y te vas a sentir mucho mejor de manera inmediata.La meditación produce mayor relajación, sentimientos de calma, menos estrés e ira y una mayor concentración como se demuestra en estudios que van desde colegios religiosos en Australia hasta un monasterio en Myanmar.

Mientras que los efectos de la meditación para conseguir una mayor flexibilidad mental requieren practicar alrededor de un año, los efectos sobre la ira, hostilidad, cansancio y energía se producen al poco de empezar a practicarla.

La meditación además ayuda a estudiar.

Pensamiento positivo

Por: flickr.com/photos/mateusd/14539054305/

10. Convierte tu calendario en un calendario de ilusiones

Está muy bien que apuntes que el miércoles vas al dentista. Pero ¿por qué no utilizar el calendario para escribir actividades que vas a hacer y que te apetecen mucho? Si vas a jugar al fútbol el martes por la tarde, apúntalo. Si vas a encontrarte con tu hermana el sábado por la mañana, apúntalo.

Cuando revises el calendario al principio de la semana o al principio del día pasa tu imaginación durante unos breves momentos por esas actividades y verás cómo te llenas de ilusión.

11. Prepara tus medidas de respuesta rápida contra la tristeza

Los momentos complicados van a llegar, pero no te deberían pillar sin preparación. Piensa ahora, ¿qué harás la siguiente ver que te encuentres triste? Rompe con las reacciones habituales, como escuchar canciones tristes o quedarte en casa sin hacer nada. Planea una respuesta inmediata, haciendo algo que te gusta, escuchando música que te anime o hablando con alguien que te haga sentir bien.

12. Ralentiza tu vida para ser más optimista.

Muchas veces son el estrés y las prisas las que nos hacen sentir más pesimistas y creer que no tenemos tiempo para nada. Cambia esa pauta, camina extremadamente despacio, muévete muy poco a poco. Notarás que cambias tu perspectiva.

13. Deja de creer en una superstición negativa

¿Los gatos negros traen mala suerte? De verdad crees que el pelo de un gato influye en que la vida te vaya mejor o peor.

¿En serio crees que tu equipo pierde cuando llevas tu camiseta amarilla?

¿Hay algún dios caprichoso que decide que todo vaya mal el martes y trece?

Piensa detalladamente en una superstición y en todos los motivos por los que no puede ser cierta. Cada superstición negativa que destierres te hace más positivo.

Las supersticiones positivas las puedes mantener ( "Siempre que me pongo esta blusa, me salen varios pretendientes") Pero cuidado que eso no te haga dependiente de cumplir la superstición para sentirte bien.

14. Cuestiona la negatividad para mantenerte siempre a flote

Martin Seligman el psicólogo pionero en la psicología positiva afirma que para que un suceso negativo tenga la menor repercusión posible en nuestras mentes hemos de ser buscar la explicación correcta. Hay tres explicaciones que podemos aplicar.

Explicación temporal.  Los efectos de lo que ha pasado durarán solo un tiempo. “No hay mal que cien años dure”. Si te lesionas un tobillo y no puedes practicar tu deporte favorito, recuerda que es solo por un par de meses.

Explicación específica. Los efectos negativos se producirán solo en un terreno determinado y no en todos. Que hayas discutido con un amigo no significa que no te lleves bien con nadie ni que tengas un problema con todos tus amigos. Tienes un problema solo con un amigo.

Explicación externa. La causa de lo que ha ocurrido no está en ti, sino en circunstancias externas. Si por ejemplo tienes un accidente, no te centres en pensar que has sido descuidado, piensa que estaba lloviendo o que la carretera no estaba bien.

 

Flotabilidad positiva

Por: flickr.com/photos/87007001@N04/14643379354/

 

15. Finge ser positivo hasta que acabes siéndolo

En Estados Unidos tienen un principio que siguen a rajatabla: “Fíngelo hasta que lo consigas” Fake it till you make it. Finge ser una persona positiva y actúa como actuaría una persona positiva.

William James explica por qué funciona:

“Parece que la acción sigue el sentimiento, pero en realidad la acción y el sentimiento van juntos. Regulando la acción, que está bajo el control directo de la voluntad, podemos indirectamente regular el sentimiento que no lo está. “

La base para que funcione este principio es la disonancia cognitiva, un fenómeno psicológico por el cual, cuando actuamos de una manera distinta a como pensamos, sentimos una incomodidad que nos hace cambiar nuestra manera de pensar o nuestro comportamiento.

16. Usa palabras mágicas para cambiar tu realidad

Nuestra percepción de la realidad depende de las palabras que usamos para referirnos a ella. Los  políticos lo saben bien y por eso usan eufemismos como “ligera desaceleración de la economía” en lugar de "crisis".

Escoge con cuidado las palabras que usas y no te importe excederte para conseguir que todo resulte más mágico. Compara hablar de “la casa en el campo” con “mi paraíso privado”. Nadie se va a enterar de las palabras que usas, así que no temas excederte.

17. Usa una postura de poder para sentirte poderoso

La mente influye en el cuerpo y el cuerpo en la mente. Una postura positiva hace que te sientas mejor, como se probó en este estudio.

La mejor postura para sentirte mejor es con la espalda recta, los hombros hacia detrás, el pecho hacia delante, la barbilla levantada y la mirada hacia arriba. No temas ocupar más espacio del habitual, es lo que hacen las personas seguras y positivas.

18. Regálate flores positivas.

No necesitas esperar a que alguien pida tu mano para regalarte flores. Y da igual que seas un hombre o una mujer. Ver flores a primera hora de la mañana hace que sientas menos ansiedad, más compasión y que tengas más energía. Y oye, si no funciona, siempre quedan bonitas.

19. Conviértete en un disfrutador de problemas

.  Encontrarte problemas tiene consecuencias positivas:

Por: flickr.com/photos/aidanwojtas/5879866927/

20. Come en positivo. 

La alimentación influye en la composición de tu cuerpo y tu cerebro y en tu estado de ánimo. Según un estudio,  las personas que comen más frutas y verduras, son más positivas. Voy a tomarme una zanahoria antes de seguir escribiendo esta entrada.

21. Sonríe para hacer que salga el sol

Está demostrado que el hecho físico de sonreír hace que mejore tu estado de ánimo. Pero pensar en sonreír no es suficiente. Es fácil que lo olvides. Has de crear “puntos de sonrisa”, momentos del día en que sonrías. Por ejemplo al acabar de lavarte los dientes, o justo antes de ir a comer. Puedes incluso usar un post-it los primeros días para recordarte la costumbre.

Si además de sonreír, quieres tener la sonrisa perfecta lee esto.

22. Prepara la banda sonora del señor/a Positivo/a

La música es el camino más rápido a un sentimiento dijo alguien. Según la música que elijas así será el sentimiento. La música positiva mejora tu estado de ánimo, pero produce aun más efecto si la escuchas con la intención expresa de sentirte mejor.

¿Quieres unas cuantas canciones positivas? Suscríbete a nuestro canal de youtube de música positiva.

23. Enorgullécete de tus resultados negativos

Todos tenemos fracasos. Para aprender cómo ser positivo has de cambiar la manera en que los afrontas. La mejor manera de hacerlo es la que usó Thomas Edison cuando dijo:

“No he fracasado, he descubierto 9999 maneras de cómo no hacer una bombilla”.

Cada fracaso es un paso hacia el éxito, hacia el resultado final que deseas.  Haz una lista de fracasos, y mírala como si fueran escalones hacia tu triunfo, como si fueran destinos intermedios que has ido cumpliendo para llegar al destino final.

cómo ser positivo

Por: flickr.com/photos/spiritualize/8210519600/

 

24. Haz el amor y no la guerra

El sexo te hace sentir mejor ( ¿quién lo iba a decir?) Pero además mejora tu sistema inmunitario, disminuye el estrés , mejora la reacción de la presión sanguínea frente al estrés y hasta puede disminuir algunos dolores de cabeza.  Guarda esta última información para cuando te pongan una excusa.

25. Soluciona uno de los problemas que te rondan la cabeza para vivir más tranquilo

Todos tenemos un enjambre de temas que giran alrededor de nuestra mente y que nos preocupan. Los empujamos debajo de la alfombra, pero no podemos olvidar que están ahí. Cada tema problemático que solucionas te hace ver la vida con más optimismo.

¿Hace tiempo que tienes que reparar el fregadero? Repáralo y te sentirás mejor.

¿Tienes que pedir cita al dentista pero lo dejas pasar? Hazlo y solo por el hecho de establecer la cita te sentirás más ligero.

Un estudio demuestra que en cuanto comienzas a realizar una tarea, te parece menos complicada y estresante.

26. Usa el poder positivo de las  conversaciones profundas

El bienestar está asociado a tener  menos conversaciones intrascendentes y más conversaciones profundas.

El ser humano necesita contacto con otras personas, pero no todos los contactos son iguales. Las conversaciones profundas te hacen sentir conectado con otra persona y ser más positivo. Busca oportunidades para conversar con los amigos que sean capaces de conversaciones más profundas.

27. Crea tu mantra de control de daños para sobreponerte a todas las situaciones

Un mantra es una frase que se repite de manera constante. En cuanto te ocurra algo malo, tira "del mantra". Puedes usar una frase como “Siempre consigo salir de todos los problemas” “pase lo que pase, acabo remontando el vuelo” o alguna cosa parecida. Puedes también tener una imagen que represente ese mantra.

¿Cuál de estas técnicas te ha gustado más?

¿Has aprendido cómo ser positivo?

¿Hay alguna otra técnica que uses para ser más positivo?

 como olvidar tus problemas en 10 segundos

Foto: mike krzeszak en Flickr.com

Me gusta cumplir con lo que digo. Serán 10 segundos.

Piensa en todos tus problemas. 10

Amor, 9

dinero, 8

relaciones sociales, 7

enfermedades, 6

paro, 5

familia, 4

Voy a hacer que los olvides.3

---------------

-----------------

------------------

Ahora mismo. 2

-------------------

------------------

Sigue leyendo, 1

---------------------

---------------------

--------------------

.

como olvidar tus problemas en 10 segundos

 

Dime ¿te has olvidado de tus problemas?

Una de los primeros consejos que te dará cualquier experto en finanzas es que tengas unas reservas por lo que pudiera suceder.

Creo que pocas personas pensarán que ese es un mal consejo. En la vida pueden pasar muchas cosas, y conviene estar preparado para ello.

Pero si nos parece tan bueno para las finanzas, ¿por qué no lo aplicamos a otros campos?, ¿por qué no lo aplicamos a las relaciones?

 

La reserva de los sentimientos positivos.

 

Todas las relaciones pasan por momentos buenos y momentos malos.

¿Por qué no guardar entonces algunos de esos sentimientos positivos que nacen durante las épocas buenas para las épocas que no lo sean tanto?

Tenemos dos maneras de mirar las cosas. Es como si nuestros recuerdos en cualquier relación estuvieran divididos en dos partes por un inmenso muro.

Cuando estamos contentos, pasamos al lado de la felicidad y solo vemos las cosas que nos hacen felices. Nos cuesta recordar los malos momentos y si los recordamos, no nos importan tanto.

Cuando estamos enfadados, por el contrario, pasamos al otro lado del muro. Solo vemos los recuerdos negativos.

 

Por: flickr.com/photos/pr1001/6160567263/

¿Cómo crear una reserva de sentimientos positivos?

Lo importante al crear una reserva de sentimientos positivos, es que podamos acceder a ella en los momentos negativos. En esos momentos no vamos a poner un gran esfuerzo para pensar en cosas positivas. Por eso tiene que ser de fácil acceso. No basta con que sea algo mental, ha de ser por escrito.

Básicamente se trata de una lista de cosas positivas que haya hecho esa persona. Recopila todo lo positivo que vaya ocurriendo y tenlo en algún lugar adecuado para cuando necesites consultarlo.

 

Una reserva especial de sentimientos positivos.

 

Y por qué reservar los sentimientos positivos para los demás.

¿Por qué no crear una reserva de sentimientos positivos para ti mismo?

¿Qué cosas te gustan de ti?

¿Qué cosas has logrado?

¿De qué te sientes orgulloso?

Ponlo todo en una hoja que puedas consultar cada vez que te sientas mal.

Las emociones nos llevan de un lado a otro. A veces donde no queremos. Por eso tenemos que tener alguna manera de centrarnos. De volver nuestra mente a un lugar de equilibrio. La reserva de sentimientos positivos es una buena herramienta para conseguirlo.

Es uno de los mantras de la sociedad actual.

Por: flickr.com/photos/76657755@N04/8125987596/

 

Crea tu propio trabajo. Deja de trabajar para los demás y trabaja para ti mismo.

Pero nos interesa saber una cosa.

¿Son más felices los empleados por cuenta propia?

En un estudio reciente se han examinado la influencia del trabajo por cuenta propia en el bienestar. Para eso se examinaron ejemplos de individuos en Alemania entre los años 1997 y 2010.

El resultado es que el auto-empleo voluntario produce además de una mayor satisfacción en el trabajo, una mayor satisfacción general en la vida y mayor satisfacción con la salud. El ser forzado al autoempleo para evitar el paro, no produce esos beneficios.

Además tanto el autoempleo voluntario como el involuntario producen una mayor insatisfacción con el tiempo de ocio.

Conclusiones:

No es lo mismo crear tu propio trabajo porque tienes la ilusión por algo, que hacerlo porque no tienes más remedio. En general, si tienes la posibilidad de crear tu propio trabajo, y ves posibilidad de salir adelante, vas a ser más feliz. Eso sí, el tiempo de ocio ya no volverá a ser igual. Posiblemente porque si trabajas por cuenta propia, las fronteras entre el ocio y el trabajo desaparecen.

Copyright: Entusiasmado.com 2012
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram