Cómo me enganche a un juego en red.

 

Hace unos años me hice tremendamente adicto a un juego en red. El juego se llamaba Guild Wars, y era una especie de alternativa sin cuota mensual al famoso World of Warcraft. Durante la tarde pasaba muchas horas jugando, e incluso me llegaba a acostar a altas horas de la madrugada para poder jugar un rato más.

¿Me gustaba el juego?

Desde luego.

¿Conocía ya a unas cuantas personas que lo jugaban y que me transmitían una sensación de comunidad?

Sí.

¿Eran esas dos cosas la clave de que me gustara tanto el juego?

En mi opinión no.

 

La recompensa.

 

La clave de mi adicción al juego era otra. En ese juego, tu personaje exhibía a voluntad sobre su avatar un animal. Y ese animal era diferente, según el nivel de experiencia que habías alcanzado.

Al comenzar creo recordar que no tenías nada, al llegar al nivel 3 tenías un ciervo, al llegar al 6 un lobo. O algo parecido, los detalles no son importantes. Era una imagen hermosa con tonos dorados que se formaba en un momento en el aire al lado de tu personaje y después desaparecía.

Esta era la del ciervo, la más básica. Obviamente las posteriores transmitían cada vez más sensación de poder. Cuando exhibías un símbolo superior al lobo, los otros jugadores mostraban de forma inmediata un gran respeto por ti. "Es un lobo" decían. Y cuando eras ya un lobo y veías un ciervo, no podías evitar que una sensación de superioridad te recorriera la espina dorsal.

 

DeerEmote

 

 

 

 

El estatus en cada pequeño rincón del mundo.

 

Si pusiéramos un charco bajo el microscopio, veríamos animales diminutos luchando por estar por encima de los demás.

— Ivan Entusiasmado (@Entusiasmadocom) September 11, 2014

 

Mirándolo ahora, parece sin duda ridículo. ¿ A quién le importa lo que pensaran otros ( yo también lo era o lo soy)  cuatro "frikies"? ¿ De qué sirve mostrar un ridículo animal en un poco conocido juego de ordenador?

Para cada persona que está encerrada en un microuniverso, ese microuniverso es la única realidad. Y uno haría muchas cosas para conseguir saciar su ego dentro de él.

Quizá ese ejemplo te resulte ridículo. Pero piensa en la cantidad de veces en que has hecho algo para impresionar a gente que tampoco te importa al final demasiado. En las muchas veces en que has hecho algo para demostrarte algo a ti mismo.

Y cuando te encuentres una situación así, recuerda las palabras de Shakespeare en Hamlet:

"Podría estar encerrado en una cáscara de nuez y sentirme rey de un espacio infinito." Hamlet. (William Shaespeare)

— Ivan Entusiasmado (@Entusiasmadocom) September 11, 2014

Últimas entradas

Otras entradas de Entusiasmado que podrían interesarte

One comment on “Cómo me enganche a un juego en red”

  1. Ludópata...:)
    Hace muchos años estuve unos cuantos meses enganchada al Tetris pero de máquina de bar ( a 25 pesetas la partida). Soñaba con piezas gigantes que caían sobre mi cama y la musiquilla no me la podía quitar de la cabeza!
    No somos nada....jaja

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright: Entusiasmado.com 2012
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram