¿Cómo recordar mejor detalles de las personas?

Digamos que tienes que recordar varios datos sobre diversas personas. Una persona se llama Andrés es profesor universitario tiene una mujer qué es enfermera y un coche que es un Honda civic. Otra persona se llama María es pintora y tiene un gato blanco que se llama Emperador.
¿Cómo recordarlo?

Visualización

Como siempre una de las mejores maneras es la visualización.

Se suele recomendar usar elementos de exageración o de humor para recordar las cosas, aunque en mi experiencia la exageración imaginaria no es demasiado efectiva. A mí me ha funcionado mejor el detalle al visualizar. Por ejemplo si quiero recordar el nombre del gato, puedo imaginarme que tiene un manto de armino y una corona, pero me compensará posiblemente detenerme en el detalle de la corona, no imaginando una corona genérica sino una que tenga características muy concretas.

También es positivo que el elemento a recordar y la imagen creada interactuen en nuestra imaginación. Por ejemplo sentir cómo ponemos la corona sobre el gato y que imaginemos como se aposenta sobre el pelo del minino.

Visualización sobre el cuerpo
fantasy, monument, woman @ Pixabay

Visualización proyectada sobre el cuerpo

Bien tenemos al gato blanco que se llama emperador, pero tenemos que vincularlo con su dueña María. La mejor manera de generar esa conexión es visualizando al gato ( con su corona y su manto) sobre la cara o el cuerpo de María.

El cuerpo de la persona sirve como una especie de perchero en el que colgar todas las cosas que sabemos sobre ella. Si lo hacemos bien, al ver a esa persona, recordaremos muchos datos de ella. Al mismo tiempo el usar la fisonomía de esa persona para nuestra memoria, nos sirve también para memorizar mejor sus rasgos.

Deja un comentario