Cómo conseguir que no te importen tanto las cosas 3.

Esta es la tercera entrada dedicada al libro: The subtle art of not giving a fuck de Mark Manson (El sutil arte de que no te importe un carajo). Si no las anteriores te recomiendo que lo hagas.

Cómo conseguir que no te importen tanto las cosas 1

Cómo conseguir que no te importen tanto las cosas 2

 

No eres especial

Sí, léelo bien. Sé que te gustaría que te dijera lo contrario, pero no eres especial. Ni yo lo soy tampoco.

No niego que duele. A mí al menos me duele. Me encanta sentirme especial. Pero no lo soy, al menos no lo seré hasta que haya hecho algo para merecerlo.

Vivimos en un mundo en que solo parece existir lo excepcional.

Los medios de comunicación nos muestran la gente que más destaca, no solo de tu ciudad o tu país sino del mundo entero. El mejor cocinero del mundo, la gimnasta que ha ganado el oro olímpico, el inversor que más dinero ha hecho en la historia. A su lado no pareces gran cosa.

En la publicidad ocurre lo mismo. Todos salen riendo, con miles de amigos, con unas casas fabulosas y unas sonrisas blancas y sanísimas. Y tú estás en tu casa en pijama viendo la tele.

Luego entras a las redes sociales y todo el mundo está contando lo maravillosa que es su vida. Su último viaje, su último ligue, su último éxito.

Te sientes cada vez más y más pequeño. Pero crees que no puedes resignarte a ser mediocre. “Vive tus sueños” te repiten, “sal de tu zona de confort”.

No te queda otra que crearte tu propia burbuja. Engañarte a ti mismo para engañar a los demás. Creerte especial porque te llevan toda la vida diciendo que es tu derecho y hasta tu obligación ser especial.

Por: flickr.com/photos/_nocturne_/2669515865/
¿Así que no soy especial? 🙁

Abrazando la mediocridad

Eres uno más. Al menos de momento eres uno más. Acepta que eres mediocre. Abraza la mediocridad. Al principio puede dolerte, pero después te libera.

Hay dos motivos para resistirse a aceptar la mediocridad:

Uno es pensar que ser mediocre significa que tu vida no vale nada. No es cierto, no hace falta ser maravillosamente especial para que la vida merezca la pena. En la tierra hay muchos millones de personas y solo unos pocos destacan. ¿Acaso la vida de los demás no es importante?

El otro motivo es creer que aceptar la mediocridad significa que nunca conseguirás nada. Tampoco es cierto. Los que han conseguido ser los mejores no lo han hecho por sentirse especiales. Justo al contrario, se han sentido ordinarios y se han esforzado por mejorar.

No eres especial. Pero no pasa nada, puedes vivir sin ser especial. Y si realmente quieres serlo, entonces esfuérzate y quizá consigas llegar a ser grande.

 

 

Últimas entradas

Otras entradas de Entusiasmado que podrían interesarte

One comment on “Cómo conseguir que no te importen tanto las cosas 3.”

  1. Pienso que la clave está más en qué fijas tu atención. Simplemente fija tu atención tan sólo en los problemas que tienes hoy y trata de solucionarlos (ocupaté), despues fija tu atención a lo que te está pasando en el momento y vive. Si hoy no tienes problemas, pues a fijar tu atención en tu vida sin problemas. La mayoría de la gente sufre y no es feliz porque fija la atención (se preocupa) en sus problemas de mañana y asi nunca podrá ser feliz. Ya lo dijo JC: "suficientes problemas tiene el dia de hoy como para preocuparse x los de mañana".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright: Entusiasmado.com 2012
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram