Esta semana en el curso gratuito de relaciones sociales, he hecho incidencia en la importancia de la presencia para el carisma.  El ejercicio propuesto era comprobar el porcentaje de presencia en cada conversación.

He comprobado que es básico para la presencia el estado mental previo . Cuando antes de empezar la conversación estás en el estado mental adecuado, todo es mucho más fácil. Y  eso mucho más fácil de conseguir  cuando has comenzado el día meditando adecuadamente y has intentado controlar tu respiración durante el día.

En general durante toda la semana la presencia en las conversaciones ha sido bastante satisfactoria. Con una media de aproximadamente un 80% de presencia en las conversaciones.

Es bastante más fácil para mí mantener esa presencia cuando la conversación es en persona, que cuando es por teléfono. Considero que al tener más información y más estímulos la inmersión en el momento es más sencilla. En el caso de las conversaciones por teléfono me ayuda mucho (obviamente) no estar haciendo nada mientras hablo por teléfono, y reservar un tiempo para ello.

También he descubierto que es más fácil mantener la presencia cuando soy yo quien inicia la conversación que cuando es otra persona la que se dirige a mí. Es como si me pillara menos preparado.

Teniendo en cuenta lo importante que es la presencia en las conversaciones, el capítulo de mañana del curso de relaciones sociales, lo dedicaré a buscar diversos medios que faciliten la presencia. 

 

Últimas entradas

Otras entradas de Entusiasmado que podrían interesarte

6 comments on “Curso gratuito de relaciones sociales. Practica 2.”

  1. Uy, mi talón de Aquiles, en cuanto se ponen a mirarme a los ojos todos preguntan lo mismo...Qué de qué color los tengo...me pongo supernerviosa, no sé porqué...ainss, madre! alguna idea de como evitarlo?

    Chu!!

  2. Pues me pasa desde con mujeres de 80 años a niños de 7!! Me ruborizo enseguida y entonces ya si que me pongo aún más nerviosa y no soy capaz de mirar ni a los ojos ni na de na! Jolin! Si me dieras una solución para ello serías...diox! Jajajajaja

    Es extraño porque luego tengo muy poca vergüenza con otras cosas, no me entiendo ni yo!

  3. Me pasa exactamente lo mismo, cuando alguien me impone, soy incapaz de mirar a los ojos, cuando creo que alguien esta mas formado que yo, o le admiro, o entiendo que es superior intectualmente, o mas preparado, me acomplejo, me siento pequeña y absurda, y no me salen las palabras, no tengo fluidez, y por supuesto me cuesta mantener la mirada, y este hecho me desagrada, porque nonmirar a los ojos es sintoma inequivoco de falta de transparencia, de oscuridad, de ocultamiento, no mirar a los ojos te distancia de la persona, y todos pueden ver que eres inestable, debil.

    1. El no mirar a los ojos a veces implica ocultar cosas. Pero fíjate Sara, como tú misma dices que no pretendes ocultar nada, sino que simplemente te sientes un poco por debajo. Parece mentira que algo tan sencillo como mirar a los ojos pueda ser tan difícil, pero lo es. Un truco interesante si no te atreves a mirar a los ojos, es que mires entre las cejas. No te encontrarás con la mirada de la otra persona, pero la otra persona no será capaz de distinguir la diferencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright: Entusiasmado.com 2012
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram