Imperial Entanglement

¿Qué son las derrotas disfrazadas de victorias?

.En muchas ocasiones nuestro ego nos lleva a querer quedar por encima de otra persona, aunque la otra persona se vaya a sentir mal por ello. En un primer momento nos parece una victoria, pero si miramos los resultados no pueden definirse sino como derrotas.  Son las “falsas victorias” o derrotas disfrazadas de victorias.

Es el juego de quedar por encima de la otra persona, al que todos jugamos a veces .

De dónde viene el juego de quedar por encima:  El modelo “yo gano tu pierdes” ( win-lose).

Day 265

 

Al afrontar la vida, muchas veces las personas tienen en la cabeza el modelo “yo gano tú pierdes”. Es un modelo que se basa en los enfrentamientos violentos. Y desde luego si algún día alguien me ataca con una espada es el modelo que pienso utilizar. Pero ese modelo sólo sirve si después el contrincante no puede vengarse porque queda eliminado:

Físicamente: si en el ejemplo de un combate muere.

Socialmente: si ya no volvemos a ver a esa persona. Por ejemplo queremos vender un piso. nuestro interés es venderlo al precio más alto posible, incluso aunque sea más de lo justo, porque no vamos a volver a tener negocios con la otra persona. ( ¿Te suena poco ético? ¿De verdad no venderías el piso lo más caro que pudieras?)

Cómo vemos el "yo gano tú pierdes" es un modelo de una utilidad muy limitada.

El modelo  ideal “yo gano tu ganas”.

Es el famoso “win-win” que aparece en todos los libros de negociación cuando  se ha de mantener una relación después del trato concreto.  Por ejemplo si suministro materiales a una empresa, y los vendo por encima del precio razonable, es posible que pronto busquen a otra persona que se los provea.

Si consideramos lo dicho antes para los negocios parece claro que para las relaciones sociales, nos interesa seguir el modelo del “yo gano tú ganas”.  Así  nosotros estaremos contentos y la otra persona también y la relación se hará más fuerte y estable.

Sin embargo muy frecuentemente no es fácil aplicar ese modelo del “win-win”. En nuestro ego siempre está el intentar quedar aunque sea un poco por encima de los demás.  Y no es algo que pase en un campo concreto, sino a cualquiera, desde las artes a la pesca, desde el hacer pasteles, hasta jugar mejor a un juego en red.

No tiene que pasarte en todo lo que hagas, seguramente hay cosas a las que no das importancia. En ellas no te importa sentirte menos que otro, pero en las que consideras importantes para ti, seguro que no te gusta que otro quede por encima.

Cómo ya comenté al tratar de la envidia,es algo normal en una sociedad que nos hace competir por todo, y no hay que sentirse mal por ello. Hay que aceptarlo como un hecho, al menos en el presente, y plantearse lo que podemos hacer para disminuir sus consecuencias negativas.

"No Sacrifice, NOO VICTORY!@#"

El caso típico: el juego de” y yo más”

Estamos contando una cosa, quizá nuestras vacaciones. Contamos lo bien que lo pasamos en la cercana playa en la que hemos estado, la arena, lo que hemos comido en el chiringuito. Casi podemos imaginarla de nuevo. Pero de pronto la persona a la que se lo estamos contando, en lugar de asumir su papel de oyente, lo abandona, y dice esas odiosas palabras “ eso no es nada, yo…”.

Después sigue  con una absurda cháchara sobre sus vacaciones en una playa paradisíaca y lejana ( que por supuesto ignoramos, y a la que le haríamos un “fast forward” para llegar pronto a cuando acaba).

La otra persona está sonriente, se siente vencedora, pero cuando menos se lo espera contraatacamos,  “ X está bien pero lo que sí que es increíble es Y “  (siendo X el lugar donde la otra persona ha estado y siendo Y un lugar traído por los pelos al que por suerte tú  habías ido hace un tiempo).

La otra persona se despide. Su sonrisa se ha borrado, o más bien se ha trasplantado a tu cara, donde reluce como la de un vendedor de coches usados. Has ganado. ¿ o no?.

¿Cómo se va a sentir esa persona contigo en el futuro? Si hubiera un medidor de su grado de satisfacción con la relación, ¿crees que habría subido el nivel o habría bajado?. Si tuviera que apostar diría que ha bajado. En cuanto a esa victoria le quites un par de capas de ropa, te darás cuenta de que debajo hay una famélica y lamentable derrota.

Day 264 (Explored)

Cómo evitar las derrotas disfrazadas de victorias:

1)      Lo primero es saber qué es lo que quieres conseguir en todas las situaciones en las que estés. A veces puedes querer algo concreto, como que tu primo te preste el coche, pero en la mayor parte de los casos simplemente lo que quieres es conectar con la otra persona y reforzar la relación.

2)      Después has de escuchar con atención. Con ello conseguirás saber lo que la otra persona pretende.

3)      Y una vez que sepas lo que la otra persona pretende, es el momento de decidir.  ¿ es compatible con lo que tú quieres ? A veces quizá no lo sea porque tú quieres algo concreto. Pero la mayor parte de las veces lo será porque tú ya te habrás dado cuenta de que lo importante es algo que está más allá de lo inmediato.

4)      Si ves que es compatible tu verdadera intención con lo que le apetece a la otra persona, dale su momento de gloria. No te veas a ti mismo como un pájaro matándose a picotazos con otro para conseguir un grano de más. Piensa en ti como en un “repartidor de gloria”. Un benefactor de la humanidad que es capaz de controlar sus instintos inferiores, y reparte la gloria a los demás como un rey mago le tira los caramelos a los niños.

Así que ya sabes, olvida las derrotas disfrazadas de victorias, y vete a por las victorias de verdad.

Últimas entradas

Otras entradas de Entusiasmado que podrían interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright: Entusiasmado.com 2012
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram