Obviamente lo ideal en una pareja es que ambas personas estén felices. No hay duda sobre eso.

¿Pero si solo uno de los dos está feliz con la relación, que sería lo mejor para que la pareja siguiera?

Por: flickr.com/photos/pedrosimoes7/9849837084/

¿Es más importante para la pareja la felicidad del hombre o la de la mujer?

 

En un estudio reciente ( Carr y otros 2014) sobre 400 parejas se han descubierto ciertos datos relevantes:

1. En general los hombres estaban ligeramente más contentos que las esposas con sus relaciones.

2. Si la mujer estaba enferma, la felicidad de los maridos no disminuía. Sin embargo si era el marido el que estaba enfermo, la felicidad de las esposas sí disminuía.

3. La infelicidad de la esposa influye más negativamente en la relación que la infelicidad del marido. 

 

¿Por qué es así?

 

Los estudios solo  explican (en el mejor de los casos), lo que ocurre. Pero no explican el porqué. El motivo es siempre una especulación.

Cualquier hombre que tenga una pareja ha escuchado alguna vez en su vida una frase que le ha hecho temblar: "Tenemos que hablar". ( A veces es "cariño, tenemos que hablar pero en ese caso intimida menos"). Las mujeres tienden a hablar más de su relación. Los hombres normalmente suelen callarse más y no compartir tanto lo que piensan.

Este estudio está en la misma linea que otro que vimos en otro post que decía que cuando la mujer duerme mal, la pareja se resiente más que cuando es el hombre el que duerme mal.

Sin embargo, eso no significa que a largo plazo la infelicidad del hombre sea menos importante. El estudio mencionado se centra en los efectos a corto plazo. Quizá los hombres infelices se callan a corto plazo pero acaban abandonando la relación más que las mujeres infelices. Es algo que habrá que seguir investigando.

Últimas entradas

Otras entradas de Entusiasmado que podrían interesarte

4 comments on “¿Es más importante para la pareja la felicidad del hombre o la de la mujer?”

  1. En mi humilde opinión, la felicidad del hombre influye más rápido por una simple razón:
    Las mujeres tienden a idealizar, tener fe, esperanzas y todo esto para aguantar las relaciones hasta las últimas consecuencias sin decir que son infelices. Cuando una mujer no es feliz, se queja, se pueden quejarse muy mucho, pero no dan un corte por lo sano. Bien por miedo, indecisión, recordar el 'cómo era él antes', o porque creen que pueden soportarlo.
    En cambio un hombre en cuanto sea infeliz un tiempo, no aguanta en plan mártir como hacen las mujeres y trata de 'cambiar' al otro o 'adaptarse porque no es para tanto' hacen un corte recto y san se acabó. Por eso la infelicidad del hombre es más 'decisiva'.

    Por otra parte, la misma infelicidad de la mujer, la forma en que la expresa poniéndose más insoportable que una suegra, sólo acelera la infelicidad del hombre. Pero generalmente el que ve que no hay salida en el túnel casi siempre es él.

    Valga decir también, que la actitud masculina me parece mucho más sana en este aspecto. Quejarse de los detalles aislados que en realidad son un nudo en la pareja y seguir aguantando hasta que el nudo te, más bien los, asfixie, no es nada saludable para ninguno.

    Paz.

    1. En todo caso Kate, una cosa es qué influye más en la infelicidad de la pareja ( y eso puede ser la infelicidad de la mujer) y otra lo que puede influir más en que la pareja se rompa ( que ahí sí podría ser la infelicidad del hombre). Un saludo. .

  2. Es cierto eso de que las mujeres tendemos más a hablar de la relación que los hombres. Será cosa de los genes? Quién sabe...
    Creo también que muchas veces, las mujeres proyectamos en el otro nuestras propias frustraciones y por no nos entendéis y os volvemos locos.
    El " tenemos que hablar" suele venir después de que hayáis hecho algo que nos molesta. Es entonces cuando sacamos a relucir cosas que pasaron hace tiempo ( años incluso) y las vamos juntando unas con otras y acabamos hablando de lo mal que funciona la relación. Esto no sé si lo llevamos en los genes, si lo hacían nuestras madres y nuestras abuelas... Pero muchas lo hacemos! Creo que es una absurda manera de llamar la atención. Con lo fácil que es ceñirse al momento concreto, al detalle concreto que nos ha sentado mal y decíroslo! Yo lo tengo comprobado. Eso de hablar de la relación no sirve de nada. Eso de intentar que el otro cambie no sirve de nada. Y muchas mujeres se pegan la vida intentando cambiar a sus maridos y dándose contra un muro.
    Yo no sé qué infelicidad es la más dañiña a largo plazo para una relación. Quizás la del hombre? No lo tengo claro. Pienso en la cantidad de parejas de mediana edad que siguen juntas, parejas de esas que van al médico juntas siendo él el enfermo y llegan a la consulta y son ellas las que hablan! Esos hombres anulados por esas mujeres son felices? No lo creo. Pero por qué aguantan? No lo sé. Quizás el factor tiempo o edad de la pareja influye en la decisión de abandonar o no por sentirse infeliz.
    También creo que vosotros por regla general os conformáis con menos que nosotras. Sois más simples, más básicos. No os suele gustar hablar de sentimientos porque no sabéis hacerlo. Por regla general. Ya hemos hablado en otras ocasiones que puede ser cuestión de educación. O genes? Sea lo que sea, el hecho es que os cuesta hablar de lo que sentís. Y a nosotras no. Y le damos demasiada importancia cuando el truco para hacerse felices creo que está en los detalles, en las cosas pequeñas del día a día.
    Menos hablar y más demostrar no?
    Un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright: Entusiasmado.com 2012
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram