En China, cerca de la ciudad de Kumming, hay una ciudad muy curiosa. Es la ciudad de los enanos. En ella sólo viven personas que no pasen de 1,30 metros de altura. Si Gulliver lo viera pensaría posiblemente que no era muy diferente del país de los enanos que visitó en sus viajes.

 

Dwarfs

(No esa de la foto no es la ciudad de los enanos...)

 

A diferencia de otras ciudades de China, esa ciudad no se dedica a la fabricación de imitaciones, sino que está dedicada al turismo. Los enanos realizan espectáculos, ofrecen comidas y cenas, e incluso ,para dar más colorido al lugar, viven en setas de colores vestidos como guerreros, magos, elfos o bailarinas.

Es un lugar grande, y están empleados allí 600 enanos que reciben el equivalente a 147 dólares al mes ( una cantidad muy superior a la media de los salarios del país) más comida y alojamiento ( Se ve que las setas están incluidas). También reciben entrenamiento de baile y lecciones de inglés.

Dado que en la ciudad sólo viven enanos, no existe discriminación respecto a ellos. Sin embargo fuera de esa ciudad parece que sí que existe. Las condiciones son duras para los enanos en China. De hecho parece que la mitad de los enanos había considerado el suicidio antes de ir a vivir al parque temático, y muchos de ellos han aprendido a luchar para defenderse.

Si queréis ver el aspecto que tiene la ciudad ( seguro que lo estáis deseando) podéis hacerlo en esta página.

 ¿Por qué hablo de la ciudad de los enanos?

Cuando leí la noticia de la ciudad de los enanos, pensé que era una metáfora muy interesante. La metáfora de un mundo en el que no se admite que nadie sobresalga. Si una persona supera la altura máxima permitida, simplemente no puede vivir allí.

Un mundo de personas que no desearan competir, un mundo que equipare a todos al extremo de negar a cada uno su individualidad, de negar la posibilidad de ser mejores. No habría nadie diferente, y posiblemente nadie se daría cuenta desde dentro. Pero sin embargo se estarían desperdiciando el talento y las posibilidades de crecimiento de las personas que pudieran llegar más lejos.

 Es una metáfora que me atrae pero...

Hoy deseo luchar contra mis ganas de convertirlo todo en un ejemplo, contra mi tendencia de hablar "ex cathedra", contra mi necesidad de encontrar que el mundo está acabado y responde a un orden.

Hoy no deseo cerrar la circunferencia. Hoy me pregunto qué ocurriría si en una entrada decidiera no llegar con la tiza hasta el lugar donde empezó a moverse. Quizá por allí puedan entrar los demonios, quizá por allí también pueda entrar una ráfaga de verdad.

Hoy pienso que todos los que escribimos en internet, en un libro o en cualquier lado, dedicamos demasiado tiempo a dar respuestas y demasiado poco a hacer preguntas, a hacernos preguntas. A nosotros mismos, a los demás, a nadie. No importa.

Lo importante es de vez en cuando desempolvar el espíritu del descubridor que nos llevó a comenzar y que en algún cruce de caminos dejamos abandonado como un delincuente ahorcado.

 Preguntas

Así que hoy no quiero acabar con una respuesta sino con muchas preguntas. El mundo es tan complejo que a veces hemos de pararnos y darnos cuenta de que necesitamos respuestas. Lo más que puede ocurrir es que queramos mirar para otro lado y olvidarnos de la sensación inquietante de saber que no lo sabemos todo.

Y estaba hablando de la ciudad de los enanos, pero en realidad estaba hablando también de otras cosas, de muchas otras cosas.

¿Es mejor ser diferente a los demás? ¿ Es mejor ser como todos?

¿Necesitamos los seres humanos sentir que pertenecemos a algún lado?

¿Si algo nos beneficia económicamente pero es a costa de algo humillante, debemos dejar de hacerlo? ¿Quién decide lo que es digno y lo que es humillante?

¿Cómo hay que tratar a quienes no son capaces de mantener el ritmo, a los que no pueden ir tan rápido? ¿Es legítimo que todos esperen a los que no llegan? ¿ Es mejor que los que no llegan se queden atrás?

¿Nos creemos todos en el fondo un poco enanos, un poco gigantes, un poco diferentes del tamaño de los demás?
Question mark in Esbjerg

Comencé hablando de la ciudad de los enanos para llegar a una respuesta, y en su lugar solo noto que giran a mi alrededor preguntas y más preguntas.

Pero ¿sabes una cosa? Me gusta.

 

Últimas entradas

Otras entradas de Entusiasmado que podrían interesarte

4 comments on “La ciudad de los enanos y las preguntas”

  1. Creo que has dado en el clavo. Por un momento esperé una teoría sobre la desigualdad o la distribución de talentos y de resultados en la sociedad, y algún tipo de prescripción ética o política. Y yo mismo me dispuse a desenfundar mi teoría presta para unirse a la tuya o para batirse en lucha.
    Cierto: necesitamos más preguntas. Creo que lo tenemos todo muy claro. Yo el primero. Si considero mis artículos, advierto son casi todos prescriptivos: el mundo es así o asá y debes hacer tal o cual.
    Y aunque tu artículo termina siendo tangencialmente prescriptivo: "dedicamos demasiado tiempo a dar respuestas y demasiado poco a hacer preguntas" es una prescripción original, porque nos pides que busquemos en otro lado y nos hagamos nuevas preguntas.

    [...] Lo importante es de vez en cuando desempolvar el espíritu del descubridor que nos llevó a comenzar y que en algún cruce de caminos dejamos abandonado como un delincuente ahorcado. -----------> Con tu permiso, usaré esta frase debidamente atribuida en algún escrito. Es excelente.

  2. Gracias Homominimus, me alegro de que por una vez no hayamos tenido que batir nuestras teorías como espadas oxidadas. Pero tenla preparada, con la afición que ambos tenemos a crear teorías propias y a combatir las ajenas, es mejor estar preparado, jejeje. Un saludo.

  3. Hace algun tiempo vi por television un programa dedicado a un barrio en Algun sitio de Alemania en donde solo vivian personas enanas . Era algo asi como un cuento de hadas pero en la vida real. Alli los enanos tenian telefonos publicos especiales para su estatura en los restaurantes mesas igualmente pequenas, en algunos sitios que eran normales como en bancos habia banquitos para q se subieran y alcanzaran a la ventana de atencion. En general todo estaba disenado para personas de muy baja estatura
    Pero si se veian turistas de altura normal y algunas personas en bancos o almacenes. Mi pregunta Es en que ciudad de Alemania Es q existe este pequeno barrio construido para enanitos..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright: Entusiasmado.com 2012
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram