La fórmula de Viktor Frankl para ser feliz

Victor Frankl , el famoso autor del hombre en busca de sentido tenía una fórmula para la felicidad.

Cuando la situación es buena, Viktor Frankl

 

La frase de Frankl

“¡Cuando la situación es buenadisfrútala! ¡Cuando la situación es mala, transfórmala! ¡Cuando la situación no puede ser transformada, transfórmate”! Viktor Frankl

 

Esta fórmula de Viktor Frank resulta muy llamativa. No en vano usa los principios del equilibrio y de la regla de 3 de la retórica. Eso hace que nos resulte más pegadiza e interesante. Pero analicemos su contenido.

  1. “¡Cuando la situación es buenadisfrútala! En principio esta es la parte que resulta más fácil para casi todos. Pero no es tan sencilla como parece. ¿Cuántas veces has desaprovechado una situación buena porque no era perfecta? A mí me ha pasado muchas veces. Estaba en un momento maravilloso comiendo en la playa pero de pronto me he encontrado que la carne no estaba bien preparada o que me habían cobrado la bebida más cara de lo normal o cualquier otra cosa sin demasiada importancia pero que consiguió que no disfrutara tanto de la situación. La satisfacción no se tiene solo generando muchas situaciones positivas, sino también exprimiendo esas situaciones positivas al máximo.
  2. Cuando la situación es mala, transfórmala. Decía Winston Churchill que si estás atravesando un infierno, sigue caminando. Si la situación no te gusta, lo primero que has de intentar es revertirla. No te des por vencido hasta que veas que es imposible avanzar.
  3. Cuando la situación no puede ser transformada, transformate. Está muy bien lo de “nunca te des por vencido”, pero hay muchas ocasiones en las que hagas lo que hagas, no puedes cambiar las cosas. Odio que me pase eso, pero a veces me pasa. Y en ese momento no tienes más remedio que cambiarte a ti mismo.

¿Cómo puedes cambiarte a ti mismo?

Creo que te puedes cambiar a ti mismo de dos formas.

Cambia tu manera de ver las cosas. Lo que ha ocurrido y no podemos cambiar nos duele. Para disminuir el dolor podemos cambiar la forma de mirarlo.

Si se te cae el teléfono y se rompe, y piensas que es el mejor teléfono que podías tener, te sentirás muy mal. Si reinterpretas y ves las cosas malas del teléfono ( era antiguo, era pequeño, tenía poca batería) puedes conseguir que te duela menos.

Cambia tus costumbres y procesos para que nunca más te pase lo que te ha pasado. Si has recorrido una hora para llegar a tu casa solo para darte cuenta de que te habías dejado las llaves en el trabajo, trata de tomar medidas para que eso no ocurra más.  Cambiar tus costumbres y tus hábitos. Y por otro lado cambiar tu manera de mirar lo que no puedes cambiar.

 

 

Deja un comentario