¿Crees que las personas prefieren escuchar algo positivo o algo negativo?

La respuesta es depende.

Por: flickr.com/photos/23024164@N06/7803683540/

Preferimos escuchar cosas positivas o negativas según nuestro estado de ánimo.

Según un estudio, ( Warchol 2015) las personas prefieren escuchar y leer sobre eventos que coincidan con su estado de ánimo.

Quizá el motivo es que en ese caso sus emociones cambian menos. Los autores creen que quizá la gente, especialmente en las culturas más individualistas, se centra primero en ellos mismos y en su experiencia personal, y prefiere no verse afectado emocionalmente por otras personas.

Si tú intención es contarle algo negativo a una persona con un estado de ánimo positivo, quizá lo mejor es comenzar contando experiencias positivas primero y luego compartir lo negativo.

 

Nos afecta más lo que no coincide con nuestro estado de ánimo.

Como he mencionado antes, las personas se ven más afectadas cuando escuchan una situación que no coincide con su estado de ánimo actual. Eso tiene consecuencias positivas y consecuencias negativas. Por un lado si la persona está en un estado de ánimo negativo, puedes mejorar su día con una historia positiva. Sin embargo, si la persona está en un estado de ánimo positivo, compartir un relato negativo puede proyectar una sombra sobre su día y vuestra relación.

Como resumen, destacaría que tengas especial cuidado en contar tus historias positivas o negativas a las personas que tienen un estado de ánimo diferente. Quizá no lo agradezcan mucho.

Últimas entradas

Otras entradas de Entusiasmado que podrían interesarte

6 comments on “¿Prefiere la gente escuchar situaciones positivas o negativas?”

  1. Pienso que más que el modo de ánimo o desánimo en el que me encuentro para escuchar la história,me afecta más la forma en la que me explican la história.
    Creo más que la historia nos afectará de una forma u otra si la escuchamos como si un globo de repente explota,o como si el globo está inflado,atado y poco a poco va soltando el aire.
    Esta sería mi preferencia:
    Si estoy animada,prefiero la buena historia de golpe y la mala poco a poco,para mantener el ánimo.
    Si estoy desanimada prefiero también la buena historia de golpe y la mala poco a poco,para subir el ánimo.

  2. Creo que también guarda relación con la insesibilización de las personas, parece que las personas que están acostumbradas a vivir y escuchar historias negativas no se sensibilizan con una desgracia más que ocurra a su alrededor.

  3. Interesante... Me lleva a pensar en que, en situaciones normales (es decir, los interlocutores no somos ni 'víctimas' instaladas continuamente en la queja ni 'peterpanes' evitadores de todo rastro de dificultad, dolor o dureza), no vivimos el compartir nuestras vivencias (ya sea contándolas o escuchándolas del otro) de una forma natural, espontánea, abierta. Si así fuera, podríamos contar/escuchar sin más, sabiendo que somos y estamos para el otro y él para nosotros. Tal vez la dificultad radique en el excesivo despliegue de comportamientos victimistas y evitadores... Le daré otra pensada.

    Gracias como siempre por hacerme reflexionar, Iván.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright: Entusiasmado.com 2012
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram