(Mi agradecimiento para Môsieur J. http://www.mosieurj.fr/, autor de todas las fotografías de esta entrada)

La palabra safari ,que significa viaje en suahili, nos hace pensar a todos en un cuatro por cuatro recorriendo caminos de África, con varios turistas sacando sus cámaras de largos objetivos por el  techo para hacer fotos de animales salvajes y fascinantes. Tiene que ser interesante, y algún día, posiblemente haré uno.

Pero hoy no os hablo de ese tipo de safaris. Os hablo de un safari más sencillo. De uno que puede hacer cada uno en su ciudad o en su pueblo, en las calles que recorre habitualmente, en los lugares por los que ha pasado mil veces y en los que piensa que no tiene nada más que descubrir: el safari de las cosas cotidianas.

¿Cómo se hace el safari de las cosas cotidianas?

Haz una cosa. Coge una cámara de fotos , si tienes una disponible, y sal a pasear por un lugar por el que vayas normalmente. Si no tienes cámara no importa, porque lo que importa es que lleves el ánimo dispuesto a encontrar cosas donde nunca habías encontrado nada.
Sin título

 

Quizá encuentres algo que inmediatamente llame tu atención, incluso algo que habías visto antes, pero no habías mirado con el suficiente detenimiento. Si es así, párate, míralo con detalle, sin prisa, como quien toma una copa de un vino caro que ha estado mucho tiempo esperando para abrir.

 

Sin título

 

Pero, en general, no vayas buscando nada impresionante. Fíjate más bien en las pequeñas cosas, en lo que por su carácter ordinario o su tamaño siempre te había pasado desapercibido. Hay muchas cosas que están ahí como fantasmas transparentes, y que sin embargo en cuanto miras con un poco de cuidado se muestran, y te dejan ver lo interesantes que pueden ser.

 

Sin título

 

Quizá te fijes en un balcón decorado con unas flores que hacen un hermoso contraste, o en unos cables que yacen en el suelo como si hubieran sido olvidados por el mundo. Nada es poco importante. Todo representa algo o puede simbolizar algo o te puede llevar a pensar en algo. Deja que tu mente vague, que tu imaginación vuele y relacione las cosas pequeñas con otras que quizá puedan tener más trascendencia.

 

Sin título

Mira esa foto. A mí me parece interesante.  Un detalle azul junto a un marco de un azul distinto pero semejante. El autor es capaz de encontrar la belleza en un lugar inhabitual:  en un paisaje urbano aparentemente bastante degradado. Cualquiera es capaz de ver la hermosura de las cataratas de Iguazú o de las pirámides de Egipto. Pero encontrar la belleza en una calle aparentemente intrascendente eso es algo que requiere una mirada nueva.

Quizá también puedas encontrar en la calle pequeñas obras de arte de autores anónimos. Alguna pintada, una frase, un dibujo espontáneo que posiblemente merecería estar en alguna galería y no en una calle sin tránsito de la ciudad. Pero en ese abandono, en ese anonimato, en ese carácter efímero, está parte de su libertad y de su belleza.

#02

Esta allí, solo para ti. Disfrútalo. Quizá la gente se quede sorprendida de ver que estás mirando con detalle cosas a las que nadie  presta atención. Pero créeme, parte importante de vivir entusiasmado está en saber disfrutar de cosas que la gente normalmente no sabe disfrutar.

Después del safari: lo que has aprendido. 

Cuando vuelvas a tu casa, si has hecho fotografías, puedes descargarlas al ordenador y elegir las que más te gusten. Quizá alguna de ellas la quieras compartir con tus amigos, o ponerla aquí. Quizá puedas también desarrollar tu creatividad modificando un poco la foto o poniendo un texto sobre ella.

La última vez que hice mi propio safari fotográfico hice algunas fotos de varias cosas, entre ellas unos candados y sobre ellas se me ocurrió una frase con las que hice una composición para la sección de imágenes de amor y desamor.  Haz algo parecido y compártelo en tu red social favorita. Te sorprenderás de lo fácil que es hacer fotografías con cualquier cámara mínimamente decente hoy en día sin hacer más que pulsar el botón.

Hayas hecho fotos o no, puedes tomar una hoja de papel o una libreta, y apuntar en ella las cosas que te ha sugerido el safari de las cosas cotidianas. Quizás hayas aprendido algo, o quizás te hayas dado cuenta de que la belleza no está siempre donde esperamos que esté. A veces pasa por delante de nuestras propias narices y si no nos acordamos de mirarla, la perdemos para siempre.

Cuéntame tus experiencias mirando las cosas de todos los días. Si has hecho alguna foto o has sacado algún pensamiento o tienes tu propia versión mejorada del safari, me gustaría conocerlo.

--------

Aclaración: No he conseguido de momento que se puedan añadir imágenes en las contestaciones así que si alguien me quiere hacer llegar alguna imagen me lo puede comentar por la página de contacto, o por redes sociales.

Incluyo aquí la foto que me ha enviado Rita. Gracias por la colaboración y enhorabuena por la imagen.

No te quedes con la primera impresión

"Qué despacio se abren

este año los capullos del cerezo

sin que su destino los apremie."

(Kin’u)

 

"Si no hubiera flores de cerezo en el mundo

cuánto más tranquilos estarían nuestros corazones

en la primavera."

(Ariwara no Narihira)

 

En Japón desde el final de Marzo hasta el principio de mayo, dependiendo de los lugares, ( incluso a principios de febrero en la isla de Okinawa) nacen las flores del cerezo. ("sakura"). Desde hace mucho tiempo ,para contemplar ese florecer, se celebra la fiesta de los cerezos en flor. Es el llamado "Hanami" .

Hiroshige, 36 Views of Mount Fuji Series 7

Origen del Hanami:

Se dice que la fiesta del Hanami empezó durante el periodo Nara en el siglo ocho después de Cristo, aunque inicialmente se contemplaban las flores de los ciruelos y no de los cerezos. En el período Heian (794–1185 DC)  el emperador Saga adoptó esta práctica ya centrada en los cerezos, celebrando fiestas  en la Corte Imperial de Kioto. En esas fiestas se bebía "sake" ( bebida tradicional japonesa) y se escribían poemas.

Pronto la celebración paso de la corte al pueblo, que bebía y comía en alegres fiestas bajo los cerezos. El mismo Shogun Tokugawa Yoshimune en el siglo XVIII mandó plantar cerezos para favorecer estas celebraciones.

Actualmente en Japón se continua la tradición y las personas se reúnen en gran número en cualquier lugar donde haya cerezos celebrando animadas fiestas. A veces se hacen también por la noche usando farolillos de papel o eléctricos.   También es frecuente el realizar paseos por los parques.En parte de Japón esta fiesta coincide con el inicio del año escolar y del año fiscal, así que las fiestas de bienvenida se suelen unir al "Hanami".

Dado que el florecimiento de los cerezos sólo suele durar una o dos semanas el servicio de metereología hace un seguimiento de las zonas en que se va produciendo ese florecimiento en una especie de marea blanca y rosa que va desde el sur al norte de Japón ( el llamado frente de la flor del cerezo o "sakura-zensen).
Castle Himeji sakura02 contrasted

Simbología de la flor del cerezo:

 En Japón la flor del cerezo es un símbolo relacionado fundamentalmente con la naturaleza efímera de la vida. Por su belleza y su duración extremadamente corta es la imagen perfecta de la mortalidad. Así la flor del cerezo ha sido utilizada en toda clase de obras de arte japonesas, desde la pintura hasta el "anime" y aparece en productos desde los kimonos a los platos, y también en los tatuajes tradicionales japoneses (Irezumi).

También se relaciona  (desde el autor Mootori Norinaga) con la noción budista del "mono no aware". Es el ejemplo típico de como la contemplación de la belleza tan característica de la cultura japonesa con un profundo detalle y un cierto elemento de tristeza por saber que acabará.

"Qué triste: las flores del cerezo

Se vuelven nubes

Que vienen a saludarme."

(Kari)

Más recientemente la simbología de la flor del cerezo, ha estado unida a una cierta sacralización y aceptación de la muerte. Cuando los kamikazes salían a sus misiones suicidas los pilotos llevaban en ocasiones flores de cerezo dibujadas en el avión, e incluso flores o ramas de ese árbol.

 Reflexión sobre la contemplación de la flor del cerezo.

Me gusta que la flor del cerezo englobe en una sola imagen la belleza y la transitoriedad. Es verdad que se podría sacar la conclusión de que todo lo hermoso es poco duradero, y sumirse en una cierta tristeza existencial, lamentando que nada dure eternamente.

Pero no es esa mi manera de verlo. Al contrario. A veces pensamos que sería fabuloso que las cosas fueran eternas. Sin embargo si todo fuera eterno nada merecería la pena. Todo sería tan abundante y tan repetido que acabaría por hartarnos.

En “Todos los hombres son mortales” la escritora Simone de Beauvoir escribe acerca de un personaje que se vuelve inmortal. Con el tiempo se da cuenta de que lo que realmente hace que pueda apreciarse cada momento es el hecho de que no se repita nunca. Su vida, en la que todo vuelve a suceder sin fin, acaba convirtiéndose en un suplicio, y cansado y aburrido intenta infructuosamente suicidarse.

"La vida humana eterna sería insoportable."

José Ortega y Gasset

¿Quién aguantaría una fiesta de 100 días? ¿ Quién soportaría unas vacaciones en un lugar de playa durante 10 años? ¿No es precisamente que no duren siempre lo que hace que merezcan la pena?.

El que las cosas hermosas no duren, no las hace menos hermosas, al contrario, hace que lo sean más, porque unen a la belleza de su naturaleza la belleza de su fragilidad. Así que olvidemos la eternidad, aceptemos el paso de las cosas y disfrutemos de la temporalidad.

La flor del cerezo es hermosa

No hay que lamentarse porque no estemos eternamente en la tierra. Quizá después exista otra vida, quizá no. De momento disfruta esta vida. Mira los cerezos en flor. Aprecia la maravilla que mañana no estará. Exprime hasta la última gota de cada segundo como si no fuera a haber ningún otro más. Y así, podrás seguir el consejo de Lucrecio cuando se preguntaba:

“¿Por qué no salir de esta vida como sale de un banquete el convidado harto?”.

 

Copyright: Entusiasmado.com 2012
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram