Por: flickr.com/photos/maximeraphael/14648124459/

 

En la presentación del proyecto Cero quise establecer las reglas y las bases sobre las que funcionará. Se trata de vivir nuestra vida como deseamos y no dejarnos llevar por la rutina. No es rutinario, sino creativo. No consiste en seguir la inercia sino en precisamente salirse de la linea recta.

No es que pretenda mecanizar mi vida.Ni convertirlo todo en algo monótono. Solo quiero tener un esquema por defecto que me permita dedicar mi pensamiento a cosas más importantes. Algo así como la famosa decisión de Einstein de no usar calcetines para no pensar qué calcetines ponerse, pero usando calcetines.

Hoy comenzaré con un sencillo protocolo para los primeros momentos del día. Además me servirá de ejemplo para explicar algunas de mis ideas esenciales en el proyecto.

Para empezar he de definir cuándo y dónde se aplicará.

Cuando: El protocolo comienza en el momento de abrir los ojos y acaba en el momento del desayuno. No se refiere a lo que haya hecho el día anterior, ni a lo que haga durante el desayuno. Tampoco incluye lo que ocurra durante el tiempo que estoy durmiendo. Es importante establecer unos límites.

Dónde: El protocolo se refiere a todos los días y a todos los lugares. Da igual que sea lunes o sábado. Que esté de vacaciones o en mi casa.

 Aclaraciones previas.

La forma de mostrar las reglas de un protocolo puede ser muy diferente. Podría hacerlo mediante un esquema, una checklist, o unas lineas de comando de algún lenguaje informático. Sin embargo me gustaría mostrar que lo importante no es la forma de exhibir las reglas sino el pensamiento que hay detrás.

El protocolo (siguiendo la regla del protocolo por defecto del proyecto cero), es un conjunto de reglas que puedo decidir ignorar totalmente cuando lo crea conveniente. Lo puedo ignorar pero he de saber qué estoy ignorando. De eso se trata.

Este protocolo es particular para mis necesidades ( regla de la decisión del protocolo) . Recoge una serie de decisiones que no quiero tomar día a día sino tener tomadas de inicio, siguiendo el principio de que hay que establecer las reglas desde la perspectiva más elevada posible ( el punto más alto de la pirámide) . Mis necesidades son diferentes de las tuyas y por tanto también lo ha de ser tu protocolo.

Lo que propongo no es que adoptes estas reglas, sino que pienses en las tuyas propias. Pretendo hacerte pensar. 

En el protocolo, las reglas propiamente dichas están en azul. Las aclaraciones están en negro precedidas de dos //

El protocolo del despertar. 2.1.0

 

Cuando abra los ojos, y no suene la alarma, no mirar la hora y volverlos a cerrar salvo que :

//(aclaración) Primero al abrir los ojos he de decidir si me levanto o no. A veces abro los ojos en mitad de la noche, y no me gustaría levantarme ya, pero tampoco quiero tirarme las horas en la cama con los ojos como platos si no me duermo.

Por eso prefiero no mirar la hora cuando abra los ojos en general: Me despierta.//

  1. Tenga ganas de ir al baño, en cuyo caso iré, encendiendo las menores luces posibles
  2. Vea que no logro dormirme durante unos diez minutos, en cuyo caso me despertaré, estaré 5 minutos leyendo literatura de ficción ( la que sea) y volveré a la cama.
  3. Algo en el entorno inmediatamente me haga pensar que ha pasado la hora en que debería despertarme. // Esta última regla es peligrosa porque me podría llevar a examinar el entorno durante demasiado tiempo. Por eso uso la palabra inmediatamente. Podría decir durante 3 segundos, pero me parece de momento excesivo ese grado de detalle. Aun siendo una regla peligrosa es necesaria porque si no la tuviera podría dormirme si la alarma no funciona. 

Si suena la alarma o fuerzas externas me obligan a ello, despertarme. // Mi intención es poner la alarma todos los días, aunque vaya a dormir hasta las dos de la tarde, pero pongo "si suena la alarma" por si se me olvida

Ponerme las gafas.//Soy muy miope

Si tengo la férula, entonces quitármela. //Tengo una férula para evitar morderme los dientes, "afición" que he tenido siempre y ha castigado mucho mi dentadura. Sin embargo hay ocasiones en que evito u olvido usarla. Por eso el condicional.

Ir al baño. //No creo que tenga que aclarar esto.

Ducharme sin música// No matizo el tiempo porque no necesito medirlo.Nunca me ha generado problemas eso. Aclaro que es sin música porque pierdo mucho tiempo en ocasiones tratando de poner una canción.

Si es un día de trabajo, entonces afeitarme // Como este protocolo es para todos los días, y hay laborales y festivos que han de ser tratados de manera diferente, es necesario establecer un condicional.--> Protocolo de afeitado.

Hacer meditación durante 10 minutos y sin que pueda acabar quedando menos de 20 minutos para la hora azul.// La hora azul es la hora a la que quiero salir. La hora roja es la hora a la que como máximo tengo que salir. Para mí es importante que sean diferentes. Normalmente pienso solo en la hora roja, lo que produce gran parte de mis retrasos. Exceptuando los psicológicos, claro.

Hacer unos mínimos ejercicios // no matizo cuáles son porque no es necesario. Cada semana haré unos.Esta semana estoy haciendo 30 aperturas de piernas tumbado que recomienda en su blog Luis Andes.  No queda muy masculino pero es bueno para las abdominales.

 Vestirme, con la ropa de la primera actividad que vaya a hacer en el día si queda menos de una hora para ello. // A veces tiendo a ponerme algo para andar por casa y luego me he de volver a cambiar para salir. Eso es una pérdida de tiempo. Por otro lado tampoco querría estar con la ropa de salir durante 5 horas en casa. Una hora me parece un tiempo razonable. 

Mirarme en el espejo y hacer los arreglos que fueran procedentes hasta considerar que estoy ok. // Ok dentro de las posibilidades claro. A veces me afeito mal, o llevo el pelo descolocado, o me he metido mal la camisa en el pantalón. Más de una vez alguien me ha tenido que decir que llevo espuma detrás de la oreja. No quiero que me vuelva a pasar eso. Por eso establezco esta comprobación.

Quitar la alarma de la casa, y meter las llaves, el teléfono y la tableta en el maletín // Quitar la alarma al momento de salir por la puerta de la habitación es una referencia objetiva y fácil de recordar que evita que salte la alarma. ¿Cómo vas a ser tan tonto de saltar tu propia alarma? Lo creas o no, ocurre. Al menos a mí.  Lo del maletín lo hago sea un día de trabajo o no, porque trabaje o no, uso el maletín para llevar las cosas dentro de casa. Es mi manera de evitar tener las cosas desperdigadas por ahí. A veces por distracción me llevo una libreta al trabajo, pero me parece que no es un problema tan grave.

Si voy a salir en menos de una hora ponerme las lentillas , dejando las gafas al lado.//Prefiero llevar las lentillas que llevar las gafas. Pero me gustaría acostumbrarme a usar más las gafas en casa porque sé que es mejor para los ojos. Este compromiso ( si voy a salir en menos de una hora) me parece justo. 

==>IR a Protocolo del desayuno. //El protocolo ha de acabar en una acción determinada o un tiempo fijo o enlazando como aquí con otro protocolo determinado. 

Quizá pensaras... es muy complicado usar todas esas reglas. Puede que sea así.Pero en todo caso si usara un 50% por ciento de ellas, estaría consiguiendo un gran avance respecto a la situación actual en que todo funciona por inercia, de manera ineficiente, y teniendo que plantearme las cosas de nuevo cada día.

No hay nada que merezca la pena que no lleve un cierto tiempo. Y el proyecto cero, aunque requiere poco tiempo no puede ser instantáneo, aunque algunos de sus efectos si lo sean.

 

(Versión 2.1.0 actualizada 2015.04.27.

Cambios.

- Unifico el ir al baño en una sola vez.

- Pongo la ducha antes del afeitado, para coordinar el protocolo del despertar con el afeitado.

 

 

 

(Esta es la versión 1.0.0 del manifiesto original de Proyecto Cero #P0 )

¿Qué porcentaje de tu vida crees que controlas?

Cualquiera que sea tu respuesta, es casi seguro que has sido demasiado optimista.

El doctor Bruce Lipton de la universidad de Stanford afirma que en el caso de las personas más lúcidas el 5% del comportamiento está dirigido por la mente consciente y el 95% está dirigido por la mente inconsciente. En caso de otras personas, el inconsciente llega a gobernar hasta el 99% de las acciones.

La diferencia entre el volumen de información que maneja el inconsciente y la que  maneja la mente consciente es inmensa. Según Lipton, el inconsciente maneja 40 milliones de bits de datos por segundo, mientras que la mente consciente procesa solo 40 bits por segundo. Una diferencia de un millón a uno.

Nuestra vida está gobernada por nuestra mente inconsciente. Pero ¿qué es el inconsciente?

 

Por: flickr.com/photos/-chi-chi-/4030799437

La mente inconsciente.

 

La mente inconsciente es una especie de macrocomputadora que responde a las situaciones con programas prefijados que están fuera del control de la mente consciente.

¿Cómo han llegado ahí esos programas? Algunos de ellos son comportamientos que hemos elegido y hábitos que hemos creado voluntariamente. Pero en su mayoría son comportamientos creados por las circunstancias que no hemos elegido.

Todo lo que tú no eliges voluntariamente, lo elige el azar por ti. Tu subconsciente es como un criado leal. Si le das instrucciones, las ejecuta. Pero si no le das instrucciones, se fija en tus costumbres y las toma como si fueran tus directrices. Si tomas un pastel después de comer todos los días, tu inconsciente lo interpretará como tu deseo. Seguirá la orden de " tomar un pastel después de comer". Y el inconsciente es un poco tozudo. Una vez que cree que tiene una orden, le cuesta cambiar de idea.

Creemos que tomamos racionalmente nuestras decisiones. Pero rara vez es así. Unos siete segundos antes del momento en que creemos que tomamos una decisión, nuestro inconsciente ya ha decidido. ( Ver estudio)

 

 

 

Por:flickr.com/photos/pinksherbet/12041421074/

Proyecto Cero.

El proyecto cero es el proyecto más ambicioso que he hecho hasta el momento. Es un proyecto que pretende que vivas tu vida como tú decidas y no según las circunstancias. El proyecto cero pretende conseguir una mayor libertad haciendo explícitas todas las decisiones que tomas sobre tu propia vida.

¿Cómo funciona el proyecto cero?

La idea central del proyecto cero, es crear protocolos de actuación para diversas situaciones que podemos encontrarnos.

Por ejemplo: Crear un protocolo para saber qué hacer al hablar en público, o un protocolo para antes de hablar por teléfono, o un protocolo para pedirle un favor a alguien.

Un protocolo es un conjunto de instrucciones de comportamiento que trata de dar respuesta a una situación. No unas instrucciones genéricas, sino unas instrucciones concretas y ordenadas.  Un ejemplo sería lo que ocurre en los aviones para el caso de accidente. Hay una serie de instrucciones ordenadas que hay que seguir para obtener el mejor resultado posible. Otro ejemplo es lo que se hace en los hospitales. Cuando se presenta por ejemplo un quemado, hay unas normas de conducta a seguir para atenderle de la manera lo más eficiente posible.

Cuando los aviones y los hospitales no tenían esos protocolos, funcionaban. Pero funcionaban de una manera mucho menos efectiva.

Protocolo de seguridad de un avión
Por: flickr.com/photos/31029865@N06/15049175471/

 

Ventajas de los protocolos.

Los protocolos permiten:

Una actuación más eficiente. La solución óptima se aplica siempre sistemáticamente y no solo algunas veces y de una forma aproximada.

Una corrección más sencilla de lo que no funciona y una mejor actualización de lo que se puede mejorar.   .

Liberar recursos para la improvisación y la creatividad. Al no tener que tomar decisiones sobre lo que se repite, liberamos energía para poder ser creativos en el resto de las cosas.

Mostrar a los demás nuestra manera de actuar.

Comparar nuestra conducta con la de otras personas e incorporar a nuestro comportamiento aquellas reglas que nos parecen mejores que las nuestras.

Estos protocolos son lo que a veces se llama pensamiento computacional. El pensamiento computacional no se refiere a las instrucciones que se dan a los ordenadores, sino a la aplicación de esas reglas claras y estructuradas de la informática al comportamiento humano.

El uso del pensamiento computacional es cada día más generalizado y empresas de la importancia de Google lo usan de forma sistemática.

 

¿Cómo se crea un protocolo?

Jeannette M Wing tiene una interesantísima conferencia sobre pensamiento computacional donde explica cómo crear protocolos.

 

Según Wing hay un ciclo para encontrar los protocolos adecuados:

1. El ciclo se inicia con la realidad. Hay que estudiar esa realidad y descubrir los componentes esenciales.

2. Después hay que crear un modelo de la realidad. Un modelo es una abstracción que carece del detalle del original pero que a cambio es más sencillo de manejar. Por ejemplo una figura de la torre Eiffel es un modelo de la torre Eiffel. Una foto de tu hijo es un modelo de tu hijo.

La cuestión esencial en un modelo es cumplir con lo que decía Albert Einstein : " Se debe hacer todo tan sencillo como sea posible, pero no más sencillo". Es la tensión entre minimalismo y exuberancia que se ha planteado de forma tan brillante Homominimus en su blog. Si el modelo es demasiado sencillo, es probable que no sirva de nada (imaginemos una torre eiffel representada por un mero triángulo). Pero si es tan complejo que incluye lo mismo que el original será un duplicado y no un modelo ( como ocurriría si hiciéramos una réplica de la torre eiffel a escala 1/1 en hierro y con los mismos detalles que el original).

La creación de un modelo es un proceso de abstracción, de eliminación de lo no importante. Para ello.

* La realidad se  descompone en sus elementos esenciales.

* Se buscan patrones entre esos elementos.

* Se seleccionan los elementos que sean importantes para crear el modelo. Aquí nos volvemos a encontrar con nuestra amiga la regla 80/20 . Se trata de encontrar aquellos pocos elementos que tengan una gran importancia para la representación de la realidad.

Un ejemplo proceso de abstracción para encontrar un modelo es el que utiliza el método DISSS de Tim Ferris para encontrar los componentes esenciales de cualquier materia que quieras aprender.

3. Después hay que usar el modelo para crear un protocolo.  El protocolo tiene que conseguir dar una respuesta al problema. Idealmente ha de ser la respuesta más efectiva ( por utilizar menos recursos de tiempo, espacio y energía) y la más sencilla ( de nuevo tan sencilla como sea posible pero no más). Además el protocolo ha de ser usable y modificable en función de las circunstancias.

4. El ciclo se cierra cuando probamos el protocolo en la realidad.

En una entrada anterior hablé de que todo el conocimiento se puede distinguir en dos tipos: el conocimiento sobre cómo es la realidad, y el conocimiento sobre cómo se puede actuar mejor en la realidad. Los modelos son el primer tipo de conocimiento, los protocolos el segundo.

 

 

El esquema de cómo crear un protocolo.

El esquema de cómo crear un protocolo.

Del protocolo al hábito.

 

Una matización importante sí hay que hacer.  Cuando programas las reglas de actuación en un ordenador consigues que se apliquen siempre. En una persona no pasa eso. El protocolo se ha de aplicar a la realidad. El camino es, en la mayoría de las ocasiones, convertir el protocolo en hábito. Eso también forma parte del objetivo del proyecto cero.

 

Las formas de los protocolos.

Los protocolos son un conjunto de reglas que orientan nuestra actuación. Pero la forma cómo se concreta el protocolo puede ser muy diferente. Pondré algunos ejemplos:

- Un dibujo como el folleto de seguridad de los aviones. Por ejemplo el de cómo leer un libro ( versión resumida), que a su vez es una versión reducida de un protocolo más complicado ( cómo leer un libro según Mortimer Adler)

- Una checklist. Una lista de cosas que hay que hacer. Un ejemplo es una lista de cosas que llevar en un viaje, que opera como unas reglas sobre lo que tienes que revisar al hacer la maleta. Aquí tienes un ejemplo.

- Un texto en el que se indique lo que hay que hacer. Como una receta tradicional. Un ejemplo es el sistema de Getting Things Done, que vendría a ser un protocolo de organización y que se recoge en uno o varios libros.

- Un diagrama de flujo. Un ejemplo fascinante es este esquema de Santacenero para hacer una tortilla de patatas.

- Unas líneas de comando por ordenador. Todo software es un protocolo para responder a determinadas situaciones.

- Una plantilla para hacer un documento. Como la de esta entrada que te indica cómo decir que no con gracia.

FAQ de proyecto cero.

¿Por qué se llama proyecto cero?

Podría decir que he elegido el nombre porque representa empezar desde el principio replanteandoselo todo. Pero eso es lo que mi mente consciente cree. Cuando pensé, ¿cómo voy a llamar a este proyecto? me surgió el nombre "Proyecto cero" y supe que sería el que usaría. Quizá es conscecuencia del proyecto 80/20 sobre escritura que tengo con @Homominimus en Hiperaprendizaje.com. Supongo que mi mente inconsciente relacionó ambas cosas.

¿No es paradójico conseguir más libertad con protocolos?

No. Porque los protocolos no son reglas para sustituir la libertad. Son reglas para sustituir las reglas que ya están operando en ti sin que tú seas consciente. Se trata de sustituir las reglas no elegidas por reglas elegidas.

¿Quién establece las reglas?

Cada uno establece sus propios protocolos. La idea es señalar las situaciones en las que conviene establecer una regla y que cada uno decida qué regla quiere usar para esa situación.

¿Son protocolos inmutables?

El proyecto cero es un proyecto abierto. El establecer una regla para una determinada situación no significa que esa regla no pueda cambiarse en cualquier momento por otra.

¿Cómo se sabrá qué versión del protocolo estás utilizando?

Todo protocolo comenzará por una versión 1.0.0. La primera cifra indica el número de versión, la segunda el número de revisión de la versión y la tercera los cambios de carácter meramente formal. Así por ejemplo si hago un protocolo sobre como dar la mano, el inicial sería algo así como "protocolo para dar la mano 1.0.0." Si después introduzco una variación de algún gráfico o alguna cosa menor, sería la versión 1.0.1. Si el cambio es de alguna de las reglas sería la versión 1.1.0. Y si considero que el protocolo está superado y hay que crear uno sustancialmente diferente, sería la versión 2.0.0.

 

Por: flickr.com/photos/bikeman04/4004085744/

Reglas generales del proyecto cero. Versión 1.1.0

Para guiarme al encontrar los protocolos, quiero establecer una serie de reglas o principios. Estas reglas como todo el resto del proyecto están sujetas a discusión y pueden ser cambiadas en cualquier momento.

1. Regla del azar subsidiario. Todo comportamiento que no controlamos voluntariamente es controlado por el azar.

2. Regla de la conveniencia de la decisión consciente. Existe un número determinado de situaciones que por la frecuencia con la que se repite o por su trascendencia han de ser decididas de forma consciente, estableciendo un protocolo de actuación.

3. Regla de la posibilidad del protocolo.  Si lo deseamos, podemos establecer un  protocolo de actuación para cualquier situaciones.

4. Regla de la eficiencia del protocolo. El protocolo ha de producir la mejor solución posible considerando la relación entre los recursos utilizados ( tiempo, espacio, energía, dinero) y la utilidad obtenida.

5. Regla de la simplicidad del protocolo. Entre dos protocolo semejantemente eficientes, ha de utilizarse el que produzca la solución más sencilla y elegante posible.

6. Regla de la decisión sobre el protocolo. La decisión sobre el protocolo aplicable implica una valoración sobre la conveniencia que puede ser diferente según las distintas personas.

7. Regla del protocolo por defecto. Todo protocolo de actuación es una regla por defecto, a falta de una decisión específica. El protocolo de actuación puede ser cambiado voluntariamente por nuestra mente consciente para adaptarse a las circunstancias cambiantes de la realidad.

8. Regla del protocolo modificable. Todo protocolo de actuación está sujeto a revisión si no resulta adecuado o si existe otro protocolo más eficiente o más sencillo. En cada ocasión en exista una fricción al aplicar un protocolo de actuación nos hemos de plantear si es necesario establecer una excepción al protocolo o si conviene cambiarlo. En caso de cambiarlo, hemos de decidir al buscar un nuevo protocolo si la obtención de una regla mejor compensa el esfuerzo de buscarla, o si es mejor conformarnos con la existente ( Frase modificada versión 1.1.0).

9.Regla de la coherencia de los protocolos. Si dos protocolos de actuación producen una contradicción, hemos de eliminar el conflicto sustituyendo ambos modelos o uno de ellos.

10. Regla del hábito. Tener un protocolo de actuación no basta. Especialmente para las cosas que hacemos sin pensar es necesario convertir el protocolo en un hábito.

11. Regla del aprovechamiento de las ideas. Toda idea que tenemos sobre cómo comportarnos en la realidad y que no queda reflejada en algún protocolo de actuación es una idea desaprovechada.

 

 

 

Nada está escrito en piedra. Salvo lo que está escrito en piedra.

Nada está escrito en piedra. Salvo lo que está escrito en piedra.

 

De ahora en adelante, cada entrada que se integre en el proyecto 0 llevará el hastag #P0. ( una P y un cero) para indicar que es una aplicación del proyecto.

Entradas publicadas en proyecto cero:

El protocolo del despertar. 

Cómo cepillarse los dientes. 

Cómo afeitarse

Copyright: Entusiasmado.com 2012
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram