Por:flickr.com/photos/kaibara/2545331599/

 

"No te preocupes por fracasar, basta con que tengas éxito una vez." Drew Houston. Fundador de Dropbox.

— Ivan Entusiasmado (@Entusiasmadocom) April 25, 2015

 

¿Cuántas veces tienes que tener suerte?

El 12 de octubre de 1984 el IRA puso una bomba en el Grand Hotel de Brighton. La primera británica Margaret Thatcher, objetivo principal del ataque, escapó. Por desgracia 5 personas fueron asesinadas y 31 fueron heridas.

Después del atentado el IRA hizo público un comunicado:

“La señora Thatcher se dará cuenta de que Gran Bretaña no puede ocupar nuestro país y torturar a nuestros prisioneros, y disparar a nuestra gente en sus propias calles y salir impune. Hoy no tuvimos suerte, pero recuerda que solo tenemos que tener suerte una vez. Tú tienes que tener suerte siempre. Deja en paz a Irlanda y no habrá más guerra”.[i]

 

Suerte una vez o suerte siempre.

Por más miserables que fueran las palabras del IRA eran ciertas. En algunas situaciones no necesitas tener suerte siempre. Basta con que lo consigas una vez y serás un triunfador. Sin importar el número de veces que hayas fracasado antes.

En otras situaciones sin embargo, basta un error y todo lo bueno que hayas hecho no servirá de casi nada.

 

Por: flickr.com/photos/fhashemi/97033289/

Controladores de errores y buscadores de éxitos.

 

Eres un controlador de errores en todas aquellas situaciones en las que el éxito se define por no cometer una equivocación.

Puede ser revisar los pasaportes en un aeropuerto, vigilar niños pequeños, ser un portero de fútbol ( o un árbitro o un defensa) un guardaespaldas. En todos esos casos y muchos más, has de evitar cometer una equivocación. Y tu manera de actuar ha de ser prudente. Que se lo digan a este domador de osos.

https://www.youtube.com/watch?v=VYLpUkniAzA

En las situaciones en que te basta tener éxito una vez eres un buscador de éxitos.

Piensa en un delantero centro de fútbol, en un cantante, en un actor. En todos esos casos, un solo éxito puede justificarlo todo. En esos casos puedes ser atrevido. Y no tener miedo a equivocarte, sino un deseo ferviente de acertar.

Por: flickr.com/photos/akire_yrko/3573644189/

Saber tus objetivos.

Habrá en tu vida situaciones en que serás un controlador de errores y situaciones en las que serás un buscador de éxitos.

El problema es que muchas veces no somos conscientes de la situación en la que estamos. Actuamos como si tuviéramos que controlar los errores, cuando deberíamos buscar el éxito.

Nos preocupamos por las relaciones que pueden salir mal, cuando deberíamos preocuparnos por las que pueden salir bien. Porque no importa que pierdas mil posibles parejas, si consigues tener finalmente a tu lado la persona que deseas.

Y si se trata de crear una empresa o de escribir un libro, no importa  el número de veces que fracases. Lo importante es que al menos en una ocasión tengas éxito.

Algunos autores te recomiendan que fracases. No creo que haya nada bueno en fracasar. Pero sí es bueno intentar las cosas muchas veces. Es bueno saber aceptar los fracasos para que no minen nuestra determinación. Y es bueno seguir intentándolo hasta que al final, aunque sea por aburrimiento, acabes teniendo suerte.

 

 

 

 

Fuentes:

  1. [i] Taylor, Peter (2001). Brits: The War Against the IRA. Bloomsbury Publishing. p. 265.ISBN 0-7475-5806-X.

 

Muchos creen que tener talento es una suerte; nadie que la suerte pueda ser cuestión de tener talento.
(Jacinto Benavente)

Una cuestión que se plantea muchas veces es si la suerte existe o si al final todo ocurré como debía suceder.

¿Existe la suerte?

 

Suerte

Por: flickr.com/photos/jdhancock/7175331883/

Lo que es la suerte.

 

En realidad el azar no existe. Si lanzas un dado al aire, no es azar que salga un uno o un seis. Depende de las leyes de la física, de cómo lanzaras el dado, de la distancia a la superficie en que queda el dado y de otras muchas cosas.

Si alguien fuera capaz de conocer todas las variables que influyen en el movimiento del dado, y tuviera la capacidad de hacer todos los cálculos necesarios, podría saber sin un asomo de duda, el número que saldrá en el dado.

¿Significa eso que no existe la suerte?

Significa que como realidad objetiva no existe. Pero para la persona que mira la suerte si existe. La suerte es un conjunto de circunstancias tan complejas que hacen que no podamos predecir el resultado.

Es como un regalo sorpresa. Si un amigo me trae un regalo en una caja, el regalo en sí mismo no es una sorpresa. Si se abre la caja se sabe lo que hay, pero para mí, que no veo lo que hay dentro de la caja, si es una sorpresa.

 

Creer en la suerte.

 

Yo no creo en el Destino. Creo de hecho que el Destino es solo una excusa para no hacernos responsables de nuestros propios actos. Y como no creo en el Destino, es inevitable que crea en la suerte.

Algunas personas nacen y lo tienen todo en contra. Otras personas lo tienen todo a favor. A algunos les vienen enfermedades complicadas, a otros les llega una herencia de un familiar lejano.

Así que sí, sí creo que la suerte existe.

Pero hay una cosa en la que no creo. No creo que podamos esperar nada de la suerte.

No creo en la suerte como el camino a lo que deseamos. Pensar así, sería como sentarnos en una parada semi abandonada de autobús, sin haber consultado el horario, y esperar que llegue algún autobús que nos lleve donde queremos ir.

 

No intentes llegar a donde deseas a lomos de la suerte.

— Ivan Entusiasmado (@Entusiasmadocom) October 7, 2014

 

Si esperas que te saque de tu vida actual el premio de una lotería, o conocer a una persona maravillosa, o cualquier otro golpe de suerte, estás muy equivocado. Estás poniendo tu futuro en manos ajenas. Y lo más probable, lo casi seguro, es que nunca ocurra nada.

 

Cómo actuar con la suerte.

 

En mi opinión hay que hacer dos cosas con la suerte:

Por un lado con la buena suerte, hay que crear el mayor número de oportunidades de tener buena suerte. Si yo quiero conocer a una chica y hablo con una, será difícil que me haga caso. Si hablo con 10, las posibilidades de tener suerte se incrementarán muchísimo. Si quiero que me contraten en un lugar, y envío mi curriculum a un sitio, es casi seguro que no me contratarán. Si lo envío a 100 posiblemente tendré muchas más posibilidades.

Y respecto a la mala suerte, hay que prever lo que puede ocurrir y las soluciones para ello. No es cuestión de volverte un cuervo negro y pensar siempre en todo lo que pueda ir mal, sino en considerar lo que puede fallar, especialmente cuando se trata de una cuestión importante. Cada vez que tengas un proyecto que sea esencial para ti, deberías tener en cuenta lo que puede fallar ( por ejemplo con la técnica pre-mortem)

 

La suerte es un factor en la vida. Hemos de considerar cómo nos puede influir, pero nunca hemos de basar nuestro futuro en ella.

 

Mucha suerte.

Copyright: Entusiasmado.com 2012
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram