Muchas veces se habla del infierno. Del infierno de los demonios, del que está en otro mundo.

Pero hay otro infierno. El infierno de esta tierra. El infierno que a veces generamos para los demás o los demás nos generan a nosotros.

Jean Paul Sastre dijo "el infierno son los otros"

Italo Calvino, en su libro "las ciudades invisibles" no se contenta con decirlo, sino que nos da una solución.

"El infierno de los vivos no es algo que será: existe ya aquí y es el que habitamos todos los días, el que formamos estando juntos.

Dos formas hay de no sufrirlo.

La primera es fácil para muchos: aceptar el infierno y convertirse en parte de él hasta el punto de dejar de verlo ya. La segunda es arriesgada y exige atención y aprendizaje continuos: buscar y saber quién y qué, en medio del infierno, no es infierno, y hacerlo durar y darle espacio."

 

Sé que muchos de vosotros estáis en casa, sin poder salir o al menos sin poder salir de noche. En estos momentos es más necesario que nunca poder viajar con la imaginación o recorrer el mundo pasando el dedo por encima de un mapa.

Por eso he querido hacer algo nuevo. Un vídeo sobre un país desconocido para mí y supongo que para muchos de vosotros: Turkmenistán.

Espero que os guste.

Tabla de contenido

 

¿Qué es el síndrome del objeto brillante?

¿Alguna vez has sentido que tienes tendencia a dejar proyectos a medias? ¿Crees que continuamente dejas todo sin acabar?

Quizá tienes el síndrome del objeto brillante.

El síndrome del objeto brillante es la costumbre de buscar siempre algo nuevo y diferente, dejando de lado lo anterior. Se llama así porque cuando a un niño le das un juguete, juega con él, pero si le acercas después un juguete nuevo, deja el anterior y presta solo atención al nuevo objeto.

¿Es un problema?

Buscar cosas nuevas no es un problema en sí mismo. Te permite ser pionero, estar en la cresta de la ola y abrir tu mente a nuevas opciones .

El problema es cuando eso no te deja acabar nada. Cuando vas de una cosa a otra sin parar en ninguna y sin conseguir tus objetivos.

síndrome del objeto brillante

Ejemplos del síndrome del objeto brillante

El síndrome del objeto brillante se puede manifestar de muchas maneras diferentes.

1. Aprendiendo.

Quieres aprender por ejemplo a invertir en bolsa. Comienzas leyendo un libro y cuando apenas llevas unas páginas, pasas a otro. O vas probando curso tras curso, gastándote un dineral en ellos y sin aplicar los principios de ninguno.

2. Intentando mejorar.

Quieres perder peso y empiezas saliendo a correr. Luego te cansas y decides apuntarte a un gimnasio a clases de zumba. Después te cansas de las clases y decides ir a pasear.

3. En tus relaciones.

Cuando tienes problemas en una relación, puedes comenzar a ver cualidades positivas en una tercera persona. Al cambiar a estar con esa nueva persona, empezarás a darte cuenta de sus defectos y buscarás otra y así sucesivamente.

4. En los negocios.

Los emprendedores tienen casi la necesidad de estar pendientes de todas las novedades. Pero a veces tienen una adicción a cambiar de una rama a otra sin estar en ninguna de ellas el tiempo suficiente para triunfar.

Consecuencias negativas del síndrome del objeto brillante

Consecuencias negativas del síndrome del objeto brillante

Las consecuencias negativas del síndrome del objeto brillante son muchas:

¿Por qué se produce el síndrome del objeto brillante?

Hay una causas esenciales del síndrome del objeto brillante: el miedo a perderse algo. Lo que los americanos llaman el Fear of missing out.

Pongamos que tú quieres escribir un libro. Estás recopilando materiales para hacer una novela histórica ambientada en el Imperio Romano y de pronto un amigo te habla de que ha escrito un libro para perder peso con el que ha ganado muchísimo dinero.

De pronto te imaginas a ti mismo escribiendo un libro sobre perder peso que te lleva a ser millonario. Te ves llegando en un jet a tu gigantesca mansión en una isla privada o saliendo en un programa de televisión para promocionar tu libro. De pronto la idea de la novela ambientada en el imperio romano no parece ya tan interesante.

Es natural querer más. Es natural sentirse atraído por proyectos prometedores.

Soluciones para el síndrome del objeto brillante

Hay varias técnicas que pueden contribuir a que no te dejes
arrastrar por el síndrome del objeto brillante.

* Antes de lanzarte a un proyecto, medita bien si merece la
pena.
Cuanto más medites antes de hacer algo, más difícil es que desees
abandonarlo pronto.

* Al empezar un proyecto plantea el criterio de retirada.
Queda muy bonita la frase de sigue intentándolo, pero a veces seguir en un
proyecto equivocado es una pérdida de tiempo y de energía
. Lo mejor es que
tengas desde el principio una idea de en qué punto dejarías de trabajar en el
proyecto
. Por ejemplo: "si al cabo de un año no tengo más de 100
suscriptores dejaré el canal de youtube:" Obviamente ese criterio puede
cambiarse, pero lo que no debería ocurrir es que lo cambies en el momento de
adoptar la decisión de seguir.

*No abandones un proyecto salvo que se cumpla el criterio de
retirada o haya una causa de fuerza mayor
. Si viene el huracán Katrina, igual no es el momento de hacer un trofeo
de volley playa, evidentemente siempre hay circunstancias que lo cambian todo,
pero salvo que pase algo así, no abandones.

* Establece metas a corto y a largo plazo. Las metas son
importantes para mantener el rumbo, pero también para mantener la motivación.
Si no tienes metas a corto plazo, es posible que sientas que no estás
avanzando.

El síndrome del objeto brillante a corto plazo

Hasta ahora hemos hablado del síndrome a largo plazo, pero también puede aparecer a corto plazo.

El síndrome del objeto brillante a corto plazo es lo que ocurre por ejemplo cuando estás escribiendo una entrada para el blog, te aparece un aviso en facebook y dejas de escribir para abrir el mensaje.

Pasa en muchos casos:

Mirar a una persona que pasa cerca de ti y te parece más interesante que tu cita.

Estás viendo un vídeo que necesitas ver en Youtube y de pronto te dejas arrastar a ver una cadena interminable de vídeos de gatitos.

La solución para el síndrome del objeto brillante a corto plazo está en no dejarse arrastrar por las distracciones.

Para eso hay que tener:

Un plan de trabajo de todo el día que no nos deje olvidar qué es lo que tenemos que conseguir.

Un entorno en el que exista el menor número de distracciones posible. Estar aislado de otras personas, sin teléfono, sin acceso a internet, en una postura cómoda, con ropa y luz adecuadas para no tener que levantarnos a cambiar nada.

Entrenamiento para vencer las distracciones. No basta con esperar ser fuerte cuando llegue una distracción. Es necesario tener una estrategia sólida para superarlas y haber practicado esa estrategia una y otra vez para ser capaz de aplicarla sin dudar.

Siempre se ha dicho que terminamos adaptándonos a todas las cosas. Y suele ser verdad. Hay un famoso estudio según el cuál, aunque la felicidad aumenta o disminuye en función de las circunstancias externas, al final vuelve a la media.

Los ganadores de la lotería son más felices durante un tiempo tras ganarla, pero poco después vuelven al nivel de felicidad que tenían antes. Y las personas que se quedan paralíticas, aunque durante unos meses se sienten peor que antes, después vuelven a la felicidad que tenían.

Sin embargo, según Jonathan Haidt, hay cosas a las que no podemos adaptarnos. Esta es la base de la hipótesis de la felicidad. 

La hipótesis de la felicidad

Las relaciones sociales y la hipótesis de la felicidad

Uno de los factores más relevantes para nuestra felicidad es el de nuestras relaciones sociales. Su número e intensidad son fundamentales para nuestra felicidad. La gente que tiene un gran número de amigos o está en un matrimonio feliz declara unos mayores niveles de felicidad.

Hacer lo que sabemos hacer

También es importante dedicarnos a cosas en las que somos buenos, porque nos sentimos mejor si sentimos que somos capaces en lo que hacemos.

También somos más felices (obviamente) si hacemos cosas que nos gustan.

Los traumas y el crecimiento personal

Muchas veces escuchamos que la gente que pasa por experiencias traumáticas suele crecer como consecuencia de ello. Haidt admite que es cierto, pero con matices.

En el caso de los niños, las experiencias traumáticas no suelen producir crecimiento y se ven muy afectados. Los adultos de más de treinta años tampoco obtienen beneficios. Son los jóvenes los que pueden experimentar crecimiento como consecuencia de las experiencias traumáticas.

¿Por qué las experiencias traumáticas pueden llegar a producir beneficios? Para Haydn el motivo es doble.

El concepto que tenemos de nosotros mismos está a veces muy alejado de la realidad. Cuanto más alejado, menor es nuestra felicidad. Las experiencias duras nos hacen reflexionar y acercan nuestro concepto teórico a la realidad, haciéndonos más felices.

 

Quizá en alguna ocasión has escuchado esta palabra: Scrum. Y si no eres un informático, posiblemente te ha sonado a chino.

El scrum es un método para realizar proyectos que se aplica en las compañías tecnológicas más punteras del mundo. Inicialmente se aplicaba a los proyectos informáticos, pero con el tiempo se ha extendido a todo tipo de proyectos, tanto personales como de negocios.

El libro "The art of doing twice the work in half the time" ( el arte de hacer el doble del trabajo en la mitad del tiempo) de Jeff Sutherland explica muy bien lo que es el scrum.

 

La vieja manera de actuar

Ya no podemos seguir actuando como antiguamente. Para Sutherland, está bien hacer planes, pero cuando los planes se encuentran con la realidad, se suelen romper.

Es necesario cambiar la manera de actuar y considerar los principios siguientes:

Inspecciona todo lo que haces. Todo es susceptible de cambiarse.

Cambiar o morir. No te aferres a seguir haciendo lo que has hecho siempre. En el mundo actual, no cambiar equivale a quedarse necesariamente atrás.

Falla rápido para que puedas arreglarlo pronto. Si estás yendo por el camino incorrecto, es mejor que lo sepas lo antes posible.

El origen del scrum

Jeff Sutherland descubrió un estudio japonés de 1986 llamado "the new new product development game" escrito por Takeuchi y Nonaka. Ese documento  se basa en los principios siguientes:

La duda es la muerte. Observa, orienta, decide y actúa.

Mira afuera para encontrar respuestas. Contempla las características que funcionan en otros sistemas y aplícalos al tuyo.

Los equipos deben estar estructurados correctamente: para que una organización se destaque, sus equipos deben ser multifuncionales, autónomos y empoderados.
No te limites a tratar adivinar si algo funciona. En lugar de eso hazlo. Comprueba si has obtenido el resultado deseado y adapta tus actuaciones futuras en consecuencia.
Shu Ha Ri: obedecer, desapegarse y separarse. Primero debemos obedecer las reglas que funcionan. Una vez que los domines, puedes comenzar a innovar. Finalmente, puedes descartar las reglas iniciales y tomar decisiones únicas.

Equipos en scrum

La productividad del equipo es más importante que la productividad individual. Pero no se trata de poner más gente. "Más recursos hacen que el equipo vaya más lento".El mínimo de un equipo es de tres personas, siete es la cantidad ideal, pero más de nueve solo ralentiza el equipo.

Los equipos han de ser autónomos y multifuncionales, conteniendo todas las habilidades necesarias para tener éxito.

El tiempo en el sistema scrum

El tiempo es finito y debe tratarse de esa manera. Para aprovechar al máximo el tiempo, debe hacer que su trabajo se base en el tiempo. Divida su trabajo en períodos cortos, regulares y establecidos. Estos Ciclos de Sprint deben durar entre una y cuatro semanas.
El final de tu ciclo de Sprint debería tener algo que mostrar.

Lista de trabajos pendientes–> Tareas pendientes–> Actividades pendientes–> Listo

Desperdicios

"Hacer la mitad de algo es no hacer nada" La multitarea te hace estúpido.

Trabajar demasiado te lleva a cometer errores. Trabajar más horas te hace tener menos rendimiento. Trabaja solo los días de semana y un número de horas que no sea excesivo. Tómate vacaciones para no quemarte.

Ten objetivos que puedas lograr.

Elimina todo lo que disminuya la productividad del equipo.

Planificación real y no fantástica

Planifica solo lo que sea necesario.

No uses el número de horas para planificar, porque es demasiado rígido. Usa términos más flexibles. Algo como las tallas: pequeña, mediana, grande. Es más fácil clasificar las cosas así.

Planifica como una historia. Piensa en quién obtendrá un beneficio. Luego piensa en qué beneficio obtendrá, y por último piensa en por qué necesita ese beneficio.

Felicidad

Para Sutherland, la felicidad es importante por varios motivos:

La felicidad predice el éxito y es esencial entre los individuos y los equipos. Es esencial darse cuenta de que la felicidad verdadera se encuentra en el proceso y no en el resultado, por eso no hay que recompensar los logros sino el esfuerzo por la grandeza. Hay que evitar el orgullo que se deriva de las recompensas basadas en resultados y que lleva a la autocomplacencia.

Prioridades

Lo que una organización prioriza según el metodo scrum debe basarse en hacerse las siguientes preguntas:
¿Tendrá un impacto significativo?
¿Será importante para los clientes?
¿Hará dinero?
¿Será la opción más fácil de implementar?

Para decidir qué tarea debes hacer primero, debes crear una lista de todo lo que se podría hacer en un proyecto. Luego, coloca los elementos con el valor más alto y el riesgo más bajo en la parte superior de la lista.

Jeff recomienda centrarse en el 20% que produce el 80% de los resultados. Intenta crear un producto mínimo viable ( MVP en inglés) que pueda presentarse a los clientes. Luego recibe los comentarios y adapta tu actuación en consecuencia.

Cambiar el mundo

El método scrum está cambiando el mundo, no solo en el mundo empresarial sino en todo tipo de organizaciones y en la productividad individual.

Si quieres descubrir el método Scrum y aplicarlo en tu vida para mejorar tu productividad, te recomiendo el libro

Cómo hacer el doble del trabajo en la mitad del tiempo

 

Scrum qué es

 

Este año ha sido un año muy difícil.

Un año en que hemos estado distanciados de personas que nos importan.

Un año en que muchos planes se han truncado.

Un año en que nada es como era antes.

Y un año en que hemos tenido tiempo y necesidad de reflexionar.

Nunca se sabrá el daño que ha producido lo que se ha llamado confinamiento y se ha sentido más bien como un arresto domiciliario. Una privación absoluta de libertad  ( más o menos justificada, en eso hay opiniones distintas) por la lucha el coronavirus.

Sin embargo hay alguna cosa positiva. Una de ellas es que nos ha acercado a la idea de nuestra propia fragilidad y mortalidad.

 Todos los hombres son mortales

Muchas veces,especialmente cuando somos jóvenes, nos sentimos inmortales. Creemos que nuestro tiempo es infinito. Eso nos permite vivir tranquilos pero a la vez nos engaña. Nos hace olvidar quiénes somos y cómo es nuestra vida.

En el libro ( y en la serie ) de Juego de Tronos, los habitantes de Braavos se saludan con una frase antigua en Alto Valirio: Valar Morghulis “todos los hombres deben morir”

Es el célebre "memento mori" de los romanos. En algunas épocas, el emperador llevaba a su lado un esclavo que le murmuraba periódicamente "memento mori": recuerda que vas a morir. Se suponía que recordar la muerte, evitaría el endiosamiento del emperador.

Puede que recordar que somos mortales sirva para evitar la soberbia, pero tiene otra utilidad mucho mayor.

En la novela de Simone de Beauvoir "todos los hombres son mortales", habla de un hombre que nace en la italia del Renacimiento y por un azar del destino se convierte en inmortal. Lo que parece ser una bendición, acaba resultando una condena. El tiempo pasa, y toda la gente que ama muere y llega un momento en que desea acabar con su vida, porque siente que no tiene valor.

El tiempo que tenemos

Sea bueno o malo ser inmortal, la realidad es que nosotros no tenemos elección. Somos mortales, y nuestro tiempo en esta tierra es limitado. 

El mago Gandalf en el libro de JRR Tolkien "La hermandad del anillo" pronuncia una frase fascinante: "All we have to decide is what to do with the time that is given us.”

Todo lo que tenemos que decidir es qué hacemos con el tiempo que nos es dado.

Tu tiempo no es infinito, tu tiempo es limitado.

Una sola vida

Tienes solo una vida. Hay muchos condicionantes externos: la sociedad, tu entorno, tus ideas morales. Todo eso te condiciona y te limita. Puede que sea malo o puede que no. Pero hay una cosa que es cierta, tu vida es solo tuya y nadie va a morir por ti. 

Decide qué haces con tu tiempo. No cómo si fuera el último día, porque no se puede vivir siempre como si fuera el último día. Pero sí como si te fueras a morir, porque te vas a morir.

Haz lo que tú quieres y no lo que quieren otros. Haz lo que deseas y no lo que se espera de ti.

Si no sabes lo que quieres, descúbrelo.

Si sabes lo que quieres, entonces atrévete a buscarlo. 

Decide lo que quieres hacer con el tiempo que te ha sido concedido, y cuando estés en el lecho de muerte y mires hacia atrás, podrás cantar lo que cantaba Frank Sinatra: lo hice a mi manera.

Copyright: Entusiasmado.com 2012
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram