Muchas personas expresan su deseo de un sexo duro, con prácticas consideradas agresivas y/o humillantes. Pero cuántas personas son muchas.

Por: flickr.com/photos/terrasidius/2299811905/

¿A cuántas personas les gusta el sexo duro?

En un estudio de 2018 se ha tratado de descubrir.

Primero se ha tomado a unas 100 personas y se han identificado 15 prácticas que son de carácter agresivo y/o humilllante.

Después se ha tomado a otras mil personas y se les ha preguntado cuántos de ellos consideran deseables algunas de esas prácticas.

El 70% manifestó que consideraba deseable al menos una de las prácticas de sexo duro, mientras que el 50% considero deseables tres o más.

Se encontraron diferencias entre sexos, con los hombres más inclinados a esas prácticas que las mujeres.

Fuente: Apostolou, M. & Khalil, M. Arch Sex Behav (2018). https://doi.org/10.1007/s10508-018-1266-8

Todos lo hemos oído.

Acostarte con tu ex hace que sea más difícil recuperarte de la ruptura.

O al menos eso es lo que yo pensaba. Y posiblemente lo que tú pensabas también.

Pero no es así.

Por: flickr.com/photos/full-aperture/6964303044/

Acostarte con tu ex ¿Hace más difícil recuperarse de la ruptura?

Por suerte hay investigadores que se plantean no solo cuestiones extrañas, sino también las preguntas que todos nos hacemos alguna vez en la vida.

Para esta investigación [note] Spielmann, S.S., Joel, S. & Impett, E.A. Arch Sex Behav (2018). https://doi.org/10.1007/s10508-018-1268-6 [/note] se hizo que los participantes llevaran un diario durante un mes y se les hizo después un seguimiento durante dos meses.

El resultado de la investigación fue que aunque cuando se buscaba tener sexo con un ex, había una mayor enganche emocional en ese día pero que no impedía la recuperación de la ruptura de un día para otro ni en el plazo de los dos meses. Quizá el hecho del mayor enganche emocional está justificado porque precisamente los sujetos que están más apegados emocionalmente son aquellos que buscan más el sexo con el ex. En investigaciones anteriores [note] Birnbaum & Gillath, 2006; Meston & Buss, 2007 [/note] resultó que la búsqueda sexual de una persona está normalmente motivada por el deseo de cercanía y de mejora de la relación. 

El sexo con un ex no estaba relacionado con el distrés, los pensamientos intrusivos o sensaciones negativas. Al contrario, el buscar sexo con el ex está relacionado con unas sensaciones más positivas tanto inmediatas como a lo largo de los días.

Aunque no se conocen los efectos a largo plazo, y especialmente cuando se tiene otra relación, el tener sexo con un ex puede mejorar los sentimientos a corto plazo en un momento especialmente difícil.

Además en otro estudio de 2018 [note]

The Fragile Spell of Desire: A Functional Perspective on Changes in Sexual Desire Across Relationship Development Gurit E. Birnbaum Personality and Social Psychology Review  Vol 22, Issue 2, pp. 101 - 127
First Published June 23, 2017
https://doi.org/10.1177/1088868317715350 [/note] se ha descubierto que los ex pueden sentir más deseo, por la novedad y el tiempo transcurrido.

Serán necesarios más estudios sobre el tema, pero es interesante ver como no siempre lo que pensamos es real.

Es un problema que se repite mucho en la psicología.

Se hace un estudio sobre un tema de mucho interés. El estudio llega a una conclusión chocante, y durante años se sigue repitiendo de boca en boca sin que nadie compruebe si es cierto.

Eso es lo que ha pasado con el porno.

Por: flickr.com/photos/bailoo/2285667327/
Los indios inventaron el Playboy

En 1989, se realizó un estudio sobre los efectos del porno en las relaciones y en la atracción. Se expuso a 63 hombres a fotos de Playboy y otros revistas. Y después se comprobó si,después de haber visto la supuesta maravilla, otras mujeres les resultaban menos atractivas.

Y resultó que era así. Los hombres que habían visto las fotos de las revistas pornográficas sentían menos interés por otras mujeres (incluidas sus esposas) y se sentían menos enamorados de sus parejas.

Parecía lógico. Al comparar con mujeres teóricamente muy atractiva, las mujeres normales habrían de resultar menos llamativas en comparación.

Durante muchos años se ha usado ese estudio para advertir de los peligros del porno.

Solo que hay un problema.

No se ha conseguido replicar los resultados de ese estudio.

Recientemente varios autores han intentado reafirmar en tres experimentos el resultado del estudio original de 1989. Y no han podido.

En este nuevo estudio no se ha encontrado ninguna evidencia que apoye la creencia de que la pornografía hace que los hombres sientan menos atracción por otras mujeres. O de que se sientan menos enamorados por ver pornografía. 

¿A qué se debe esa diferencia?

Quizá el estudio original se hizo con muy poca gente. 63 frente a los 630 de los estudios actuales.

Quizá la época ha cambiado. Y en 1989 ver una mujer desnuda era mucho menos habitual que verla ahora.

No lo podemos saber. Lo que sabemos, mientras no se demuestre otra cosa, es que ver porno puede ser ( o no, cada uno tendrá su opinión) una pérdida de tiempo, pero no parece que afecte a la atracción que se siente por otras mujeres.

Copyright: Entusiasmado.com 2012
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram