ego

Alter ego por PAvel P. Flickr.

 

Durante 5 días del experimento he hecho todo lo posible por no lanzarme flores, no hablar excesivamente bien de mí mismo y no alardear de nada. Pensaba que iba a ser complicadísimo, porque soy consciente de que tengo bastante ego, pero la experiencia ha sido menos dura de lo que pensaba. Posiblemente porque el experimento se limitaba a las muestras exteriores del ego.

La mayor parte de mi ego va por debajo de la superficie, oculto y taimado. La parte que sale al exterior es la punta del iceberg.

Evitar hacer comentarios demasiado positivos de mí mismo no ha sido tan complicado. Siempre me ha parecido de mal gusto, así que supongo que estoy ya entrenado. Más complicado me ha resultado evitar algunas muestras más sutiles del ego como el deseo de interrumpir o tener siempre algo que añadir.

Lo que sí he contemplado durante estos días es la función del ego. El ego es el defensor de nuestro estatus. Siempre está vigilando para conseguir que nuestro estatus no disminuya sino que crezca. Aunque muchas veces consigue justo lo contrario de lo que pretende.

Todos sabemos a nivel instintivo que el ego actúa cuando más necesitados estamos de aumentar nuestro estatus. Bill Gates no necesita ir a ningún lado diciendo el dinero que tiene, pero todos conocemos algún amigo con problemas financieros que trata hacerse el rico.

Por eso, irónicamente, la actuación del ego defendiendo nuestro estatus suele disminuir dicho estatus.  Es como el chico que le dice a la chica con la que ha quedado que tiene un coche deportivo y una casa en un buen barrio: lo que consigue transmitir es su falta de autoestima y su necesidad de compensar sus carencias.

No hay que tratar de eliminar el ego, sino aceptar que forma parte de nosotros. No creo en las personas que dicen no tener ego.  Al igual que creo que es natural la envidia, que no es sino el ego intentando que nuestro estatus no se quede atrás.

Además el ego es necesario. Si no tuviéramos ego, no nos sentiríamos mal cuando hacemos algo ridículo, no nos molestaría que nuestros amigos nos ignorasen, no pretenderíamos conseguir metas difíciles. Seríamos seres indolentes a los que no les importaría nada.

Pero no todo es aceptación y tolerancia. Hay una cosa que tenemos que hacer con nuestro ego: controlarlo.  Nuestro ego es un servicio de alerta, no debe ser nunca un dictador que nos imponga su voluntad y sus deseos. Los objetivos que han de imperar son los nuestros y no los del ego.

El control del ego lo hemos de realizar a nivel interno, pero sobre todo a nivel externo. El ego es como nuestros órganos sexuales: ha de estar en su sitio pero no ha de estar a la vista.

Seguro que te resulta molesto ver el ego en los demás. Así que piensa que también a los demás les resultará molesto ver el tuyo. Has de estar alerta a las pequeñas cosas que muestran el ego, como el intentar acaparar las conversaciones, tener siempre razón o decir siempre la última palabra.

Y por último, conociendo como conoces tu propio ego, has de ser también compasivo. Todos cometemos errores. Todos sacamos a veces los pies del tiesto y nos lanzamos más flores de las debidas.

Cuando veas que alguien trata de hablar demasiado bien de sí mismo, piensa que lo hace porque no se siente seguro, porque ve su estatus amenazado, porque está sufriendo. Con un poco de suerte, eso hará más soportable su demostración de ego.

Como siempre, gracias por haber estado conmigo durante este experimento.

 

Últimas entradas

Otras entradas de Entusiasmado que podrían interesarte

2 comments on “Informe final del experimento ego.”

  1. Hola. Estoy de acuerdo con tu breve pero poderosa definición de lo que el ego es y lo que no es, me gustaría que los jóvenes comprendieran lo importante de su función protectora y adaptativa en la sociedad pues todos tenemos que enfrentarnos a este de manera continúa y unos lo hacemos de la manera equivocada peleándonos y discutiendo con los demás, todo esto con malas consecuencias, si sólo entendiéramos que todos estamos en lo mismo que es vivir y convivir en este planeta.
    çYo soy de tu misma generación y me gustaría haber comprendido esto cuando era muy joven. Enhorabuena con tu blog y sigue adelante!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright: Entusiasmado.com 2012
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram