Estás en el sofá, y de pronto recuerdas que es el día que has decidido que tienes que ir al gimnasio.

Te invade una tremenda pereza. Te vienen a la cabeza imágenes tuyas en el gimnasio, haciendo ejercicio y sintiéndote incómodo. Te vienen a la cabeza imágenes en que te relajas tranquilamente en el sofá. Después de tan solo unos segundos tu inconsciente ha decidido quedarse en casa. En tu mente la discusión parece que dura un poco más, pero en realidad la batalla ya está decidida. Te quedas en casa.

Ojalá hubiera un método para convertir algo sí en más sencillo.

Bueno, en realidad lo hay.

 

Por: flickr.com/photos/fabiolarebello/206950948/

Por: flickr.com/photos/fabiolarebello/206950948/

Convertir todo lo difícil en algo 20 segundos más sencillo.

 

Siempre que nos enfrentamos a una tarea complicada, de esas que nos cuesta hacer y nos hacen procrastinar ocurre una cosa. Como si fuéramos un velocista que está corriendo los 100 metros, tenemos que hacer un esfuerzo, pero ese esfuerzo no es homogéneo. Si tenemos que levantarnos, arreglarnos e ir al gimnasio, puede que el esfuerzo físico sea mayor cuando estamos en el gimnasio levantando pesas o  haciendo spinning, pero el esfuerzo mental es mayor cuando estamos poniéndonos en movimiento.

Si queremos poner una pelota en movimiento, la hemos de golpear con bastante fuerza. Para mantenerla en movimiento no es necesario golpearla tan fuerte. Basta con mucha menos energía porque la pelota ya está en movimiento.

A nosotros nos pasa lo mismo. Lo complicado es pasar del modo perezoso al modo activo.

¿Cómo podemos conseguir hacerlo más fácilmente?

Una manera de conseguirlo es la regla de los 20 segundos.

 

La regla de los 20 segundos.

 

Esta estrategia la menciona Shawn Achor en su libro "La ventaja de la felicidad" (The Happiness Advantage: The Seven Principles of Positive Psychology that Fuel Success and Performance at Work).

Según Shawn:

"Si puedes hacer el hábito positivo entre 3 y 20 segundos más fácil de comenzar, la posibilidad de que lo hagas se incrementa enormemente".

 

Si quieres ir al gimnasio, ten preparada la bolsa con la ropa deportiva, la toalla, la tarjeta del gimnasio y la botella de agua. Eso es lo que tendrías que coger en los primeros 20 segundos después de decidir ir al gimnasio. Así que si lo tienes preparado, esos primeros 20 segundos que son los más complicados, los tendrás ya solucionados.

Lo mismo se puede aplicar a ir a trabajar. Puedes tener preparada la ropa del trabajo, el maletín, y todo lo que necesites para ir a tu trabajo.

 

 La regla de los 20 segundos más.

 

 

Se me ocurre igualmente que si liberar el camino de una actividad la hace más probable, complicarlo la hará más improbable. Así, si quieres evitar una aplicación, puedes esconder el icono. Si quieres dificultar fumar, puedes colocar el tabaco en un lugar donde te sea más incómodo cogerlo, si quieres no volver conduciendo cuando hayas bebido, puedes aparcar el coche más lejos, para que te sea más incómodo coger tu propio coche que un taxi.

 

La regla del camino más cómodo.

 

Mezclando ambos conceptos, llego a la regla del camino más cómodo. Puedes facilitar o dificultar el acceso a los hábitos para hacerlos más o menos probables.

Es como si estuvieras en un cruce de caminos. Si uno de los caminos está totalmente limpio y reluciente con una cinta como la de los aeropuertos que te transporta sin hacer nada los primeros metros, y el otro está lleno de escombros e intransitable, es más que probable que escojas el camino más sencillo. Puede que tengas que acabar usando la fuerza de voluntad para coger el camino correcto, pero la adecuada configuración de los caminos, haciendo más sencillo el adecuado, y más complicado el inadecuado, hace que sea necesaria mucha menos fuerza de voluntad.

 

 

¿No escogerías el camino más cómodo?

¿No escogerías el camino más cómodo?

Regla del camino más sencillo.
Convierte el camino de los hábitos negativos en más complicado.
Convierte el camino de los hábitos positivos en más sencillos.

Últimas entradas

Otras entradas de Entusiasmado que podrían interesarte

5 comments on “La regla de los 20 segundos y el camino más cómodo.”

  1. Wow me encantó, mi madre siempre me obligó a dejar las cosas preparadas siempre me gustó la escuela y el trabajo, tendré que aplicarlo a todo lo demás.

  2. Si pero tiene un inconveniente, si el camino ya esta limpio o hecho, nos ayuda a tomar la decision de activarnos, pero el problema viene si la tenemos que hacer nosotros, si tenemos que preparar el camino nosotros entramos en la fase de pereza-accion o la haces o no la haces. Si no la haces por pereza, te costara mas hacer la siguiente accion .

    No se si me explico, para cada ejemplo que has dado hay un sobre esfuerzo que no queremos realizar: Si quieres dejar el cohe mas lejos para despues coger un taxi en esa primera desision tendras que andar mas, esforzarte mas. ect...

    Es una reflexion que hago, para autoconvencerme que mi pereza es mas dificil de vencer que con una simple regla, y seguir en la misma posicion mental perezosa .

    1. Pero pasa una cosa. Puedes hacer el esfuerzo cuando tienes más energía y dejarlo preparado para cuando sea menos difícil. Si por ejemplo preparo la bolsa del gimnasio por la mañana para la tarde, el esfuerzo de la mañana no es grande porque sé que será solo el inicio. Y lo hago cuando me ligaviene mejor y no cuando me toca por obligación cumplir. 🙂

  3. SI ES MUY CIERTO LO QUE DICES ACERCA DE LA PEREZA O LA ENERGÍA PARA HACER LAS COSAS QUE TIENES QUE HACER, ADEMAS DE COMPLICAR LOS CAMINOS INADECUADOS Y FACILITAR LOS POSITIVOS, PERO SABES, QUE SUCEDE CUANDO UNA PERSONA ESTA DEPRESIVA AL CASI 80 POR CIENTO Y NO ENCUENTRA MOTIVACIÓN NI MENOS ENERGÍA PARA PODER CUMPLIR SUS OBLIGACIONES DIARIAS, A MI ME PASA Y ME HACE SENTIR MUY MAL NO PODER CUMPLIR SIEMPRE CON MIS OBLIGACIONES LABORALES, TENGO QUE SACARME UN DESCANSO MEDICO INVENTANDO UNA ENFERMEDAD PARA QUE NO ME DESCUENTEN EL SUELDO POR LA INASISTENCIA Y AL MISMO TIEMPO TE DIGO QUE TENGO MUCHOS ESTUDIOS,UNIVERSIDAD, MAESTRÍA, DOCTORADO, PHD, TENGO UN BUEN PUESTO EN LA EMPRESA, GANO BIEN, PERO YA ESTOY CANSADO, ESTOY HARTO DE TENER QUE IR A LABORAR TODOS ,LOS DÍAS, EN REALIDAD ESTOY DEPRIMIDO, HE CONSULTADO CON UN PSIQUIATRA Y EL ME MEDICA, PERO NO ME SIRVE DE NADA, ADEMAS HAGO PSICOTERAPIA PERO IGUAL NADA ME FUNCIONA, POR ESO RECURRÍ A TI, MIS DÍAS SIEMPRE SON LO MISMO, CADA DÍA ES IGUAL, UN DÍA MAS Y OTRO SIN ENCONTRARLE SENTIDO A NADA, LUEGO DE HABERME PREPARADO TANTO ME DA LASTIMA SENTIR ASÍ, NO TENER EMOCIONES, NI SIQUIERA ENERGÍA PARA LEVANTARME DE LA CAMA O SOCIALIZAR, BUENO SOLO QUERÍA COMPARTIR ESTO. GRACIAS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright: Entusiasmado.com 2012
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram