La soledad mata

A nadie le gusta la soledad.

Por: flickr.com/photos/narciss/2810921022/
¿Quién no se siente así a veces?

Todos hemos sentido en algún momento que estamos solos. A veces porque no había nadie a nuestro alrededor, y a veces teniendo gente alrededor pero sintiendo que no conectamos con nadie.

La soledad no es solo fuente de tristeza, también puede producir problemas de salud y disminuir nuestra esperanza de vida.

Eso es lo que se ha comprobado en una investigación del 2016 de la Universidad Brigham Young , que analiza los resultados de otros estudios anteriores.

Viendo esos estudios, se comprobó que la soledad aumenta la probabilidad de muerte. El aislamiento social aumenta en un 29% la mortalidad, la soledad en un 26% y vivir solo en un 32%.

Esos resultados fueron iguales para ambos sexos, y para diferentes regiones del mundo. La salud inicial si que tuvo lógicamente una influencia en los resultados.

Los resultados sí fueron diferentes según las edades. El déficit social es más indicativo de la posibilidad de muerte en las personas de menos de 65 años.

La soledad mata. Mata tanto como otros factores de riesgo de los considerados extremadamente graves.

Pero no culpes a la tristeza por estar solo. El sentimiento de soledad y la tristeza que conlleva es un aviso, una dice que no estás cumpliendo con tus necesidades sociales. Lo que tienes que hacer no es intentar suprimir esa tristeza sino conectar con otras personas para sentir que esa necesidad social está satisfecha. Solo así podrás sentirte dejar atrás la tristeza. Solo así podrás dejar de estar sujeto a ese riesgo para tu vida.

1 comentario en «La soledad mata»

  1. Enhorabuena por el blog!
    Respecto a la soledad, siento discrepar. La soledad es un amplificador: cuando estas solo y estás bien estás genial, pero cuando estas sólo y estás mal estás fatal. A mi me gusta la soledad. Como decía Epicteto, no nos afecta lo que nos sucede sino como lo interpretamos.
    Por otro lado, sin soledad no hubiesen sido posibles las grandes obras de la humanidad: sinfonías, libros, arte…

    Responder

Deja un comentario