Living vicariously: Erfolgfreude, el antónimo de Schadenfreude

Por: flickr.com/photos/dullhunk/6296553264/’ target=’_blank’>Duncan Hull

En inglés la expresión “living vicariously” se refiere al hecho de vivir a través de otra persona. Es por ejemplo del padre que no pudiendo vivir las cosas por sí mismo, vive los triunfos y éxito de su hijo como si fueran propios.  El vivir a través de otra persona puede suponer muchos problemas. El padre tiene tendencia a controlar al hijo para que consiga los resultados que desea.

Sin embargo ese mismo mecanismo usado no como mecanismo principal sino secundario puede ser interesante. No renunciar a vivir por nosotros para vivir a través de otros. Sino vivir por nosotros mismos y también a través de los demás ¿Te imaginas si pudieras disfrutar de los éxitos de otras personas como si fueran ( casi) propios?

Soy consciente de que es complicado. Nuestros mecanismos de supervivencia nos empujan a la envidia. Nuestros genes luchan, lo queramos o no, contra otros genes para reproducirse. Sin embargo quizá el egoísmo que tenemos naturalmente nos pueda servir de ayuda.

Quizá tendríamos razones para desear el éxito de los que están cerca de nosotros:

– Tú sueles aconsejar a tus amigos. Si tu amigo, que al menos a veces, sigue tus consejos tiene éxito, tú indirectamente estás teniendo éxito.

– Tu amigo te contará los resultados de lo que haga. Así que si le va bien podrás evitar una letanía de desgracias.

– Con cada éxito de tu amigo su valor en la sociedad aumenta. Al aumentar su valor, también indirectamente aumenta el tuyo.

– Está demostrado que cuanto más felices sean tus amigos, más aumenta tu felicidad.

Lo egoísta es desear que a la gente que te rodea les vaya bien. Lo sabio es entrenarse para disfrutar de esa alegría.

En alemán existe la palabra “Schadenfreude” para el hecho de alegrarse de las desgracias ajenas. Quizá podríamos inventar la palabra “Erfolgfreude” para alegrarnos de los éxitos ajenos, o “Glückfreude” para alegrarse de la suerte de los demás.

Es un experimento. No sé si seré capaz de llegar a conseguir eso. Pero sinceramente, creo que merece la pena intentarlo. 

2 comentarios en «Living vicariously: Erfolgfreude, el antónimo de Schadenfreude»

  1. ¿Te imaginas si pudieras disfrutar de los éxitos de otras personas como si fueran ( casi) propios? En gran parte, la sincera respuesta a esta pregunta, puesta en practica, determinara el grado de nuestra felicidad… Hay mucha felicidad por ahí, cuando se es capaz de disfrutar el bien ajeno.

    Bien decir (bendecir) a todo lo que tienen otros, aunque nos lo faltara a nosotros… así mas temprano, nos llegara lo deseado… 🙂

    !Un saludo Ivan!

    Responder

Deja un comentario