Muchas veces se recomienda que vivas todos los días como si fueran a ser el último.
No soy nada partidario de eso.
Si lo hicieras así, irías a tu trabajo y le harías un corte de mangas a tu jefe, te acostarías con alguien sin usar preservativos, no dedicarías ni un solo segundo a proyectos a largo plazo, no te preocuparías de tu seguridad personal, ni de cuidar tu cuerpo y tu mente.

Sin embargo sí hay dos cosas en la que deberías vivir como si fueras a morir mañana.

 

1. Haz saber a las personas que te importan lo que significan para ti.

 

Creo que una de las cosas que más nos haría sufrir a todos si muriéramos en este mismo instante, es no haber sido capaces de decir a las personas que queremos lo que significan para nosotros. Quizá hablaste con tus padres hace poco sin hacerles mucho caso porque tenías prisa. O no le has dicho a tu pareja lo mucho que significa para ti que esté contigo. O tu trabajo te ha impedido decirle a tus hijos lo mucho que los quieres.

No hablo de tiempo. Mañana vas a seguir necesitando tiempo para hacer las cosas. Hablo de simplemente dedicar un par de palabras a hacer saber a esas personas que son una parte esencial de tu vida. ¿Te da vergüenza? Créeme que te entiendo. A mí también me pasa. Me resulta un poco raro imaginarme hablando con mi madre y diciéndole "mamá te quiero mucho". Pero quizá, si no puedo hacer eso, si que puedo aprovechar cuando haga algo por mí para decirle "gracias por preocuparte siempre porque esté bien". No es necesario que te despidas como si fueras a la guerra, basta con que no necesiten años de investigación para saber que te importan.

 

2. Agradece todo lo que tienes. Microgratitud.

Louise Docker 30 Days of Gratitude- Day 18

Louise Docker
30 Days of Gratitude- Day 18

 

Muchas veces he hablado de lo importante que es la gratitud para la felicidad. Sin embargo creo que muchas veces la gratitud se piensa que se refiere solo a las cosas fundamentales de la vida: a la gratitud por poder comer todos los días sin problemas, por tener una familia que te quiere, por la relación con tu mujer, o por tener un hijo sano.

Pero la gratitud es mucho más que eso.

La gratitud se puede referir a la infinidad de pequeñas cosas que nos ocurren cada día. Es la microgratitud.

Gratitud por haber descubierto un nuevo sabor de helado.

Gratitud a los creadores de un videojuego por haberlo hecho tan adictivo.

Gratitud a los que han hecho una película por haber conseguido emocionarte.

Gratitud al que ha escrito este blog por hacerte pensar ( bueno, esto es a ver si colaba jejeje)

Gratitud a la persona que ha hecho el pan tan rico que te has comido en el desayuno.

Gratitud al cliente que ha escogido tu negocio y no otro.

Gratitud a quien ha diseñado unas zapatillas que son tan cómodas.

Gratitud al bloguero que termina esta lista y no pone 10 ejemplos más ( esta seguro que sí cuela).

Por todo ello, creo que se podría establecer una regla de comportamiento, la regla de la microgratitud.

 

Regla de la microgratitud.
Escoger tres cosas cada día, mínimas y aparentemente sin importancia, por las que dar las gracias.
Esta regla me parece tan importante que en la entrada de mañana te voy a proponer un reto.

 

 

 

"En la mesa juntábamos las manos. Eramos siempre cuatro: mi padre, mi madre, Martha y yo. Siempre juntábamos las manos antes de comer o de cenar. Juntábamos las manos, nos mirábamos y entonces papá comenzaba con su voz grave y profunda a dar las gracias. Primero por los alimentos que comíamos, luego por el hecho de que estuviéramos juntos, y después por cualquier cosa que se le viniera de pronto a la mente. Sólo ahora me doy cuenta de que en ese momento éramos felices"

(Historia de una familia americana. Libro inexistente)

“Piglet (Puerquito) se dió cuenta de que aunque su corazón era muy pequeño, podia contener una cantidad bastante grande de gratitude”

― A.A. Milne, Winnie-the-Pooh 

Hay muchos caminos a la felicidad, pero si tuviera que decir cuál es el más sencillo diría que es el de dar las gracias todos los días por lo que tenemos, por lo que somos y por las personas que nos rodean. La gratitud es la campeona en rentabilidad por tiempo invertido de las estrategias de optimismo. Si quieres saber cómo ser más feliz dedicando un solo minuto cada día sigue leyendo.

gratitude and rust

¿POR QUÉ TENER GRATITUD?

Es fácil dar las gracias cuando las cosas te van bien. Cuando tu equipo ha ganado el campeonato, cuando te han aumentado el sueldo, cuando esa persona que te atrae ha mostrado interés por ti. Eso es fácil, pero tiene un inconveniente. Si actúas así, tu felicidad siempre dependerá de algo que está más allá de tu alcance.

Si tu gratitud sólo aparece cuando todo te va bien, entonces necesitarás que todo sea perfecto para ser feliz. Y las cosas no son siempre perfectas. Siempre hay algo que falla. O si no lo hay ya lo habrá más adelante. Así que déjame decirte una cosa. Ese no es el camino.

Sin embargo si consigues albergar gratitud en ti sean cuales sean las circunstancias exteriores, entonces serás invencible, porque por mal que vayan las cosas, siempre te sentirás bien.  No es cuestión de que pienses que todo es bueno. Es cuestión de que centres tu mente en las cosas que sí están bien.

“No tengo talonario ni bancos. Aún así me gustaría expresar mi gratitud. Tengo el sol durante el día y la luna por la noche”. Irving Berlin.

EFECTOS DE LA GRATITUD

La gratitud tiene efectos tan beneficiosos que es prácticamente enumerarlos todos:

-Aleja la tristeza y la depresión.

“Es imposible sentir gratitud y estar deprimido al mismo tiempo. Aquellos que tienen una mentalidad dada a la gratitud tienden a ver el mensaje en el caos. Y aunque la vida les pueda derribar los agradecidos encuentran razones, aunque sean pequeñas, para levantarse”.

Steve Maraboli

-Espanta el miedo.

“Cuando eres agradecido, el miedo desaparece y aparece la abundancia”

Anthony Robbins

-Te hace sentir vivo

“Sólo podemos decir que estamos vivos en esos momentos en que nuestros corazones son conscientes de nuestros tesoros”

Thornton Wilder

-Neutraliza la envidia, y la sensación de insatisfacción.

-Disminuye el consumismo y la búsqueda insensata de tener siempre una cosa más.

-Y hace además que sea mucho más fácil ser compasivo con los demás y con uno mismo .

-Favorece tus buenas relaciones con otras personas.

A todo el mundo le gusta sentir que sus actos no pasan desapercibidos para los otros.

Quizá por todos esos efectos positivos dijo G.K. Chesterton

“La cosa más importante es la vida es si das las cosas por hechas o las tomas con gratitud”

Espero haberte convencido de las ventajas de la gratitud. Así que veamos ahora la manera en que podemos practicarla, e incluirla en nuestra rutina diaria. 

FORMAS DE DAR LAS GRACIAS:

Aunque tradicionalmente la dación de gracias se haya realizado hacia Dios, eso es debido a que se trataba de sociedades muy religiosas. Creas o no creas en Dios, lo importante es que seas capaz de darte cuenta de las cosas buenas que hay en tu vida y expresar tu gratitud hacia la vida, la naturaleza, Dios o hacia nada en particular.

Mira todo lo bueno que puedas descubrir a tu alrededor y como decía Marco Aurelio da las gracias por ello y piensa en lo que lo echarías de menos si no estuviese. Tu familia, tu pareja, tus amigos, tus aficiones, tu trabajo, tu casa, tu coche, tu perro, tu gato, tus ganas de vivir la vida y de aprender, el chocolate, las pizzas hawaianas, los libros de "Canción de Hielo y Fuego".

En realidad no importa tanto el objeto de tu gratitud, como el hecho de que pases de una mentalidad de queja a una mentalidad de gratitud. En la mentalidad de queja ves solo lo negativo. En la mentalidad de gratitud ves lo positivo se encuentre donde se encuentre.

¿Cuánto tiempo le has de dedicar?. La gratitud como el ejercicio, es más beneficiosa cuanto más tiempo le dediques. Pero lo importante es que lo hagas. Si puedes dedícale 3 minutos al día, sino un minuto, sino diez segundos y si no al menos un segundo.

 

“Dios te ha dado un regalo de 86 400 segundos hoy. ¿Has usado uno para decir gracias?"

William Arthur Ward

 

Yo creo que quizá los momentos más convenientes para la gratitud son al principio y al final del día. Puedes incluirlo al principio del día como parte del desayuno para el ánimo y al final para dar un sentido positivo a todo lo que ha ocurrido.

EXPRESION DE LA GRATITUD:

Además de sentir la gratitud, es también conveniente que la expreses a los demás. La mayor parte de las veces, al igual que damos por hechas las cosas que tenemos, damos por hechas las conductas de los demás. Y sin embargo para nosotros significa mucho, aunque lo callemos.  La próxima vez que hables con tus padres, con un amigo, con una persona que ha trabajado para que tú puedas conseguir algo, no olvides darle las gracias. Aunque parezca una cosa pequeña seguro que haces que esa persona se sienta mucho mejor.

“Sentir gratitud y no expresarla es como envolver un regalo y no darlo”

William Arthur Ward.

AGRADECIMIENTO FINAL

Según estaba escribiendo este post, y pensaba en las ocasiones para mostrar la gratitud, me estaba dando cuenta de que tenía que aprovechar esta oportunidad para dar las gracias a todos los que apoyáis esta página con vuestra presencia. Esta página es en realidad un camino de autodescubrimiento, una búsqueda del Grial, y haciéndola en compañía de otros buscadores se hace todo mucho más fácil.

Esta entrada es la correspondiente al día 3 de la semana de la alegría. Días anteriores:

Día 1 de la semana de la alegría. El mejor camino para la felicidad: La compasión

Día 2 de la semana de la alegría. Buscar lo positivo de las cosas. El juego de lo bueno es que...

 

Copyright: Entusiasmado.com 2012
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram