A nadie le gusta que su equipo pierda, pero quizá el efecto no sólo es el disgusto, sino que puede influir también en tu alimentación.

Comerse la derrota.

En un estudio llamado "from Fan to Fat? Vicarious Losing Increases Unhealthy Eating, but Self-Affirmation Is an Effective Remedy", Pierre Chandon y Yann Cornil, han hecho un análisis de los efectos de la derrota de tu equipo preferido en los hábitos alimenticios.

En su estudio efectuado respecto a los seguidores de la Liga de Fútbol Americano, descubrieron que en el día siguiente a una derrota  los seguidores comían un 16% más de grasas saturadas, y un 10% más de calorías. Sin embargo en el día después de una victoria los seguidores comieron un 9% menos de grasas saturadas, y un 5% menos de calorías. Ese efecto obviamente no se dió en ciudades sin equipo o con un equipo que no jugaba. Y esos resultados tanto en hombres como en mujeres.

En las ciudades en que había más fanatismo por los equipos de fútbol, los resultados fueron aún más espectaculares, con un aumento del consumo de calorías de un 28%.

De la misma manera comparando el consumo en Francia después de perder la final del mundial en el año 2006 y de ganar la final de la Eurocopa en el 2000,  se comprobó que con la derrota había aumentado el consumo de patatas y caramelos, y que la victoria en cambio había aumentado el de tomates y uvas.

Los autores del estudio recomiendan preparar una lista de cosas buenas de nuestra vida para leerla después de la derrota de nuestro equipo y así evitar los efectos negativos de esa derrota.

Otros efectos negativos de la derrota.

En estudios anteriores se había probado que la derrota del equipo preferido influía de manera negativa en los accidentes de tráfico, en la violencia doméstica, en el alcoholismo y en el corazón. Pero ¿realmente debería sorprendernos esto?.

En mi opinión todo esto no es sino una lógica consecuencia de nuestro estado de ánimo negativo. Cuando entramos en un estado negativo, los planes a corto plazo se imponen a los planes a largo plazo. Es más fácil caer en el consumo excesivo de alimentos que nos perjudican, o de alcohol. Es más difícil seguir una disciplina.  Posiblemente los efectos serían parecidos en caso de examinar el efecto de cualquier otro acontecimiento que consideremos negativo.

Y por tanto la defensa siempre ha de ser la misma. Intentar mejorar nuestra flotabilidad y tener preparados mecanismos de defensa para cuando pueda ocurrir algo potencialmente negativo.

A veces los jugadores de mi equipo me parecen así de inocentes

A veces los jugadores de mi equipo me parecen así de inocentes

 

Últimas entradas

Otras entradas de Entusiasmado que podrían interesarte

2 comments on “¿Qué pasa cuando pierde tu equipo favorito?”

  1. ¿qué pasa cuando pierde el Barça?...no lo sé !!!! jajaja
    Me parecen increibles los efectos negativos.
    Todos queremos salir lo antes posible de una situación negativa,pero la solución no es meterse en un bucle que sólo te lleve a empeorar la situación todavía más.
    El consumo de calorías lo puedo entender.Si encima que estamos con el bajón del disgusto,nos tenemos que comer un plato de coliflor hervida ,nos acabamos de hundir !!

    1. Pues igual eso es lo que pasa que hay una especie de reacción de compensación. Como si dijeras: ya he sufrido bastante, y ahora me toca pasarlo bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright: Entusiasmado.com 2012
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram