Un sentimiento negativo te invade y va subiendo poco a poco por tu garganta.Empiezas a notar que te cuesta respirar, que la sangre te arde, ¿qué puedes hacer?.Hay básicamente tres maneras de reaccionar, entrando en la sensación y viviéndola intensamente, intentando ignorarla, o cambiando la manera de ver las cosas. ¿Qué estrategia es la mejor? En esta web de momento no tenemos un servicio de apuestas, pero lo puedes descubrir si sigues leyendo

Por muy entusiasmado que estés, a veces habrá cosas que te harán sentir mal. Pero descubriremos como solucionarlas.

Por muy entusiasmado que estés, a veces habrá cosas que te harán sentir mal. Pero descubriremos como solucionarlas.

Lo ideal sería vivir en un mundo en el que no hubiera enfrentamientos. En el que todos estuviéramos siempre de buen humor y nos diéramos abrazos y besos. Desgraciadamente, y de momento, eso no pasa más que en la mente dislocada por el LSD de algún post-hippy revenido.
El mundo no es así, el mundo por el que paseamos a veces tiene aceras de mármol y otras veces está embarrado, encharcado y nos toca lidiar con sentimientos negativos que preferiríamos no tener, pero que siempre acaban presentándose a cenar. Así que dado que  llegará tarde o temprano hay que pensar como podemos reaccionar ante un sentimiento negativo.

El test de las tres estrategias para hacer frente a los sentimientos negativos.

Imagina que te ocurre algo que te irrita mucho. Imagina por ejemplo que tu jefe te echa una bronca totalmente injustificada y tú, que estás atado de manos y pies porque no puedes decirle lo que piensas, te callas. Pero cuando llegas a casa compruebas que tienes un inmenso cabreo y que tu respiración se acelera al recordar la escena.
Ante una situación así ( el cabreo me refiero) ¿como actuarías?

a) Técnica de la distracción. Intentas pensar en otra cosa. Escuchas una canción que te haga olvidar el tema, o juegas un rato a la videoconsola , o te pones a leer un capítulo de tu novela favorita.
b) Técnica del reencuadre. Te intentas replantear la interpretación de las cosas. Intentas pensar que realmente no ha sido una situación tan trascendente y que posiblemente se debía a algunos problemas personales de tu jefe.
c) Técnica de la inmersión o vivir intensamente la emoción negativa. Empiezas a saltar, gritar, patalear, y romper un par de porcelanas chinas ( Difícil en mi casa porque las únicas obras de arte chino que tengo son las que regalan con el menú  del chino más cercano).

La respuesta de la ciencia

Ahora es el momento en el que aparece un hombre con una bata blanca y unas gafas de culo de botella ( como las que llevaría yo si no usara lentillas) a dar los resultados.... "and the winner is"... Bueno mejor verlo en el cuadro que indica la eficacia de las diferentes técnicas comparativamente..

ESTRATEGIA EFECTO INMEDIATO EFECTO UNOS DÍAS DESPUÉS
DISTRACCIÓN SE REDUCE SE QUEDA IGUAL
INMERSIÓN EMPEORA SE QUEDA IGUAL
REENCUADRE SE REDUCE SE REDUCE AÚN MAS

Ese cuadro está tomado del curso gratuito de reencuadre de Anette Prenh en Udemy (gracias @homominimus por la recomendación)

Como se puede ver la única técnica que produce unos beneficios al cabo de unos días es la del reencuadre. La distracción sirve al principio pero no sirve de nada después y la de la inmersión es aún peor porque empeora inicialmente la situación y no la mejora posteriormente. 

Negación no, inmersión no, reencuadre sí.

Negación no, inmersión no, reencuadre sí.

El reencuadre

El reencuadre lo equipara la propia Anette Prenh a lo que hace el fotógrafo que antes de tomar una foto elige el ángulo, la posición de la persona fotografiada, la luz, si toma a la persona sonriendo o seria, y un montón de parámetros técnicos que yo como lego en fotografía no conozco. Aunque la persona fotografiada sea la misma, el resultado será muy diferente en virtud de las diversas elecciones conscientes que haga el propio fotógrafo.

En una situación que produce una emoción negativa pasa exactamente lo mismo. La situación no cambia, pero tú si puedes cambiar la manera de mirarla y según la manera de mirarla que adoptes tus emociones serán unas o serán otras.

"Nada es verdad ni es mentira todo es según del color del cristal con que se mira" Campoamor.

"Nada es verdad ni es mentira todo es según del color del cristal con que se mira" Campoamor.

La conclusión de todo lo escrito es por tanto que cada vez que tengas una situación negativa, no cedas ni a la tentación de ignorarla, ni a la de caer en ella. Intenta mirar la situación negativa desde diversos puntos de vista, y luego elige entre todos esos puntos de vista aquel que te resulte más favorable.

muelle de la ilusion

A veces el entusiasmo baja de una manera repentina, y hay que estar preparado para ello.

El otro día estaba en televisión viendo por casualidad una competición de patinaje. Si bien normalmente no creo que sea frecuente que haya caídas en competidoras de nivel profesional, el otro día sí se produjeron unas cuantas.

Eso me hizo acordarme de lo que se suelen llamar espirales descendentes y que es aquello que ocurre cuando después de haber cometido un error, una persona se descentra e incurre en nuevos errores que aumentan la negatividad.

Ese es por ejemplo el caso de un ajedrecista que se da cuenta de que acaba de cometer un error absurdo, o el de una persona que está dando una charla y se da cuenta de que acaba de cometer un error de bulto.

En todos esos casos lo que suele suceder es que la mente entra en una fase de negatividad, y todo empieza a salir mal.

Sin embargo no es necesario que ocurra así. Para evitarlo lo mejor es disponer de lo que podríamos llamar un muelle del entusiasmo. Una especie de resistencia que se dispare automáticamente cada vez que note que se produce un descenso y que produzca un empuje hacia arriba que compense esa bajada.

Ese muelle del entusiasmo se tiene que practicar cuando no estemos en una fase negativa, para que cuando sí estemos en esa fase lo podamos aplicar.

¿En qué ha de consistir? Aquí serviría cualquier elemento que sirva para generar entusiasmo, una imagen, una frase de motivación, una canción, un pensamiento positivo.

Si conseguimos hacer uso de ese muelle nos ocurrirá como a los boxeadores de las películas. Están tendidos en la lona, a merced del adversario,y  de pronto recuerdan una frase, o ven a una persona, y contra todo pronóstico se levantan y vuelven a la lucha hasta que vencen.

 

Copyright: Entusiasmado.com 2012
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram