Ego

 

Uno nace siendo egoísta, tremendamente egoísta.  Nadie espera que un niño nada más nacer, coja un sonajero y en lugar de usarlo él mismo lo guarde para la humanidad, o lo comparta por su propia voluntad con otro niño.

Pero pasa el tiempo, y los padres les señalan a los niños que no está bien tener los juguetes solo para ellos y no compartirlos con sus hermanos o con unos amigos que hayan venido a la casa. Entonces los niños a regañadientes sueltan un rato los juguetes y los comparten.

Las películas, los ejemplos, los mensajes omnipresentes en la sociedad, nos dicen después que no tenemos que ser egoístas. Nos muestran a grandes hombres y mujeres que renunciaron a su propio beneficio en favor de la sociedad. También en las películas el egoísta es castigado, y el protagonista siempre se preocupa por los demás tanto o más que de sí mismo.

Así, llegamos engañados a la adolescencia, y pensamos que es natural que las personas se preocupen las unas por las otras. Creemos que si merecemos algo lo obtendremos porque es lo justo, y al final lo justo siempre se impone. Es lo que nos han enseñado las películas y las biografías retocadas de los personajes importantes.

Pero poco a poco nuestras expectativas chocan con la realidad. A la gente le importas tú bastante menos de lo que se importan ellos mismos. ¿Qué curioso verdad? A los protagonistas de las películas todos les ayudan, incluso sacrificando su propio interés. Pero a ti eso no te ocurre.

Cuando te gusta una persona, esa persona está preocupada por lo que le gusta a ella, y no tanto por lo que te gusta a ti. Y si no eres lo que más le conviene, no tardará en abandonarte.

La gente está más preocupada de mantener o mejorar su posición en el grupo de amigos que de que tú lo mantengas o mejores.

En el trabajo los compañeros prefieren ascender ellos a que asciendas tú.

Y por supuesto a casi nadie le importa lo bien que hayas estado en la presentación de tu libro, en tu concurso de snow board, en tu partido de fútbol, lo bonito que sea tu cuento.

El mundo no es sólo un teatro.

Pensabas que el mundo era un teatro. Que tú estabas en el escenario y que el resto de la gente estaba sentada en sus butacas esperando a que acabara tu representación para aplaudirte o abuchearte.

Y no creas que esto es aplicable solo a egocéntricos con demasiada autoestima. Es aplicable a todos. Incluso si siempre has pensado que no vales nada, sigues creyendo que tú estás en el centro del escenario y el resto del mundo te está mirando, absorto en tu actuación.

Pero no es así, el mundo no es un teatro cuyo escenario ocupas. El mundo son billones de teatros casi permanentemente vacíos, con billones de aspirantes a Hamlet u Ofelia, representando papeles que a la mayoría de las personas no les importan.

Todos buscamos nuestro propio interés.

 

La mala y la buena noticia.

La mala noticia te la he dado ya. Y además a estas alturas de la vida ya la conocías tras diversos desengaños. A la gente, en general no le importa nada lo que hagas, y solo si lo que haces les produce directa o indirectamente un beneficio estarán pendientes de ti.

En España "ir a tu bola" significa ir a tu propio interés, y un sabio desconocido dijo una vez ( como siempre dice mi amigo Luis) :

"Todo el mundo va a su bola menos yo que voy a la mía".

Ahora toca la buena noticia. Si todo el mundo va a su interés, lo que te ha pasado a ti con otras personas no es una historia triste, sino la realidad de lo que somos los seres humanos por naturaleza. Tampoco es que haya visto a muchos animales luchar por algo que no sea su interés por personal.

Lo bueno es que puedes mirar cada muestra de egoísmo como algo lógico y natural según la condición humana. Y a la vez admirar cada muestra de preocupación por los demás, cada demostración de altruismo como un pequeño milagro. Y si detrás del altruismo hay ( como  hay casi siempre) el intento de obtener un beneficio personal puedes sonreír y pensar, quizá ser algo egoísta es bastante natural. 

 

El sabio del final del camino

Aun queda mucho camino

Hacía tiempo que no hacía una entrada sobre uno de los enemigos privados. Pero vuelvo a ellos, o mejor dicho ellos vuelven a mí, como los fantasmas de las Navidades pasadas, presentes y futuras de Cuento de Navidad. El enemigo de hoy es un sabio, el sabio del final del camino.

Recuerdo hace mucho tiempo siendo bastante joven ( joven de verdad, no esto de ahora de joven de espíritu) un viaje en avión a un país de Sudamérica. Quizá fue Argentina o Cuba, no recuerdo muy bien, solo recuerdo que yo viajaba solo y al lado tenía un chico americano que se veía bastante desenvuelto. Me aconsejaba acerca de alguna cosa, no recuerdo muy bien cual, pero si recuerdo su tono de suficiencia.

Y recuerdo también bastante bien que me decía que él había estado en mi situación ( "I´ve been there" "he estado ahí" o más bien "he vivido eso"), pero que ya la había superado, y que se había dado cuenta de qué era lo importante. En aquel momento me resultó levemente irritante. Pero después, cuando iba recordando esa conversación me parecía cada vez más irritante.

Es como la vida fuera un camino que algunos estábamos aún recorriendo mientras él nos miraba, sentado en alguna roca del Olimpo con la indiferencia con la que los dioses contemplan a los mortales.

El sabio al final del camino

Y sin embargo muchas veces yo mismo he caído en eso. He mirado con cierta condescendencia a personas que estaban en una fase de aprendizaje que yo juzgaba inferior a la mía. Y he pensado que yo ya había pasado por allí. Y que había llegado al final del camino.

No hay nada peor que pensar que ya has llegado al final del camino.

Si lo miras así, cualquier progreso es imposible, tu interés por aprender será mínimo. Cualquier cambio es necesariamente un cambio a peor. Cualquier comunicación con otra persona será una comunicación mirando hacia abajo:una comunicación condescendiente.

La verdad es que es suficientemente malo creerse un sabio. Pero es aún peor pensar que estás al final del camino.

Grumpy cat

No es tan malo como parece

Seguimos con el bestiario de fantasmas privados, a la caza de los fantasmas que nos hacen la vida más complicada, buscando nombrarlos y desenmascararlos.  Hoy le toca el turno al "Gato Gruñón". Porque es importante saber cómo no ser un gruñón. 

¿Quién es "grumpy cat", el gato gruñon ?

 

Todos recordamos el enanito gruñón de "Blancanieves y los 7 enanitos". Con cara malhumorada, como no podía ser de otra manera, tenía un gesto permanente de insatisfacción y malestar.

Pero no sólo es el enanito de blancanieves el gruñon. Más recientemente una figura innegable representante de este modelo es el gato gruñón "Grumpy Cat", que ha adquirido una tremenda popularidad en internet, por su cara enfurruñada.  Si queréis ver a este famosísimo gato, aquí lo tenéis.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=INscMGmhmX4&rel=0]

La causa del gesto de este pobre animalito no es su mal carácter sino que según su dueña, la razón de la cara de Grumpy Cat es a causa del"enanismo felino".  Me daría pena el gato sino fuera porque teniendo ese enanismo se ha hecho super famoso y seguramente la dueña lo tendrá como un pequeño rey.

Es cierto que a veces resulta divertido ver a alguien gruñendo, si lo hace con un toque de humor. De hecho muchos humoristas usan la técnica de quejarse de cualquier cosa como causa de risa. Supongo que al ver que otra persona está mal y nosotros no, sentimos una cierta sensación de superioridad que nos induce a reír.

Lo que no tiene ninguna gracia es tener un contacto constante con una persona gruñona, que siempre está de malas pulgas, y que nos salpica con su negatividad, como si fuera un descuidado comedor de gambas.

Sin embargo aún hay una cosa que tiene menos gracia. ¿Sabes cuál es?. Ser una persona gruñona tú mismo. Por qué si tu pareja, tu padre o un hijo es una persona gruñona, la tendrás que soportar en muchas ocasiones. Pero si el gruñón eres tú, entonces te tendrás que soportar constantemente.

 

¿Cómo hacer frente al "Grumpy Cat"o "gato gruñón" ?

 

1. Como con cualquier otro fantasma cotidiano, cada vez que te notes gruñendo es importante que seas consciente de ello. Imagina al gato gruñón y riete de tu propia falta de sensatez. La vida es demasiado corta para perderla gruñendo. Algún día ya será tarde y se te habrá acabado. ¿De verdad quieres perder tu tiempo pegando gruñidos?.

 2. Sonríe. No sonrías sin causa, o porque veas a otro sonreír o por evitar el nerviosismo. Sonríe por decisión propia. Porque eliges la sonrisa como actitud de vida. Porque esa es tu actitud por defecto, la de colorear la vida a tu gusto.

3. Medita. La meditación te sirve para controlar tus emociones. Evita que cuando las cosas vayan un poco mal te eches al monte y tus sentimientos te hagan hervir la sangre. Cuando más medites más notarás los efectos beneficiosos de la meditación.

4. Se positivo. Hay muchas cosas que criticar. Pero dejar tu mente vagando por ellas, es una garantía de insatisfacción. También habrá muchas cosas de la gente que no te gusten, pero realmente necesitas concentrarte en ellas. Parte de la base de que todos los seres humanos somos limitados, pero concéntrate en las cosas buenas.

5. Muestra gratitud. Una de las cosas que mejor pueden elevar tu estado de ánimo es la gratitud. La gratitud te hace ver lo bueno de las personas y de la vida, y te produce un efecto de felicidad directo y uno indirecto por la mejor disposición que tendrá la gente hacia ti.

6. Mantén la visión de un niño. Un niño se puede enfadar, pero no suele ser malhumorado, porque no permanece en las cosas que le hacen sentir mal. Simplemente las atraviesa y cuando acaban, simplemente mira lo que viene después.

7. Conserva además la curiosidad por las cosas nuevas. Uno de los factores que más puede hacer a una persona gruñona es la sensación de que todo está ya visto. Una cosa es pensar que hay elementos que se repiten ( una especie de déjà vu)  y otra es creer que no hay excepciones que merezcan la pena.

8. Mantén la flexibilidad. Es posible que te guste que las cosas sigan siendo siempre como eran antes. Pero todos sabemos que el cambio es un elemento fundamental de la vida, y que lo queramos o no, todo va a cambiar. No te aferres a lo antiguo. Permítete mirar formas nuevas de hacer las cosas. No hace falta que te reinventes, pero sí que estés dispuesto a evolucionar.

9. No te desesperes por cosas sobre las que no tienes control.  Los políticos, los impuestos, la corrupción, los famosillos irritantes de turno. A veces parece que todo se confabula para tocarte las narices. Y no solo es así, sino que las redes sociales te devuelven todos los golpes rebotados para tu mayor tormento. Si no lo puedes cambiar ¿merece la pena que te preocupes por ello?. Intenta adaptarte y no ahogarte en las olas de todos los días que no dependen de ti.

10. Deja de criticar. La crítica es un instinto muy humano. Se basa en el deseo de evitar que otras personas suban de estatus, produciendo así para nosotros una pérdida de nuestro propio estatus . Y la gente es tan imperfecta, el mundo es tan imperfecto, que la crítica es siempre una tentación. Pero resiste la tentación. Que sean otros los que critiquen. Disfruta de la imperfección. Disfruta de dejar pasar la ocasión de criticar.

Cuando aparezca el gato gruñón míralo y ríe. Tú sí sabes que la vida es corta y no se puede desaprovechar en gruñidos. Además a diferencia del gato, tú sí que puedes tener otra cara.

El conejo de Alicia en el país de las maravillas

I'm late / I'm late / For a very important date. / No time to say "Hello, Goodbye". / I'm late, I'm late, I'm late.

Llego tarde/ Llego tarde/ A una cita muy importante/No hay tiempo para decir "Hola, Adios"./ Llego tarde, llego tarde, llego tarde. 

Conejo Blanco en Alicia en el País de las Maravillas. 

Entrada actualizada 2016.03.04

Conejo de Alicia en el país de las maravillas

Llego tarde, llego tarde.

Foto: Conejo Alicia en el país de las maravillas

El conejo de Alicia en el país de las maravillas

Hay libros que nos fascinan por su deliciosa sencillez y su magnífica profundidad. Pasa con El Principito de Antoine de Sant Exupery y pasa con Alicia en el país de las maravillas y A través del Espejo.

Aparentemente esos dos libros son simplemente un cuento para niños. Sin embargo, a poco que miremos, descubriremos un verdadero país de las maravillas diferente, lleno de sorpresas y de filosofía.

¿Por dónde empezar?

En este caso está muy claro.

"El Conejo Blanco se puso las gafas. --¡Por dónde debo empezar, con la venia de Su Majestad? --preguntó.Empieza por el principio,dijo el Rey con gravedad, y sigue hasta llegar al final; allí te paras.”

Al principio del libro, Alicia es una chica que está a punto de empezar a ser mayor. A punto de comenzar la edad en que nada se cuestiona ya. No es ningún secreto la fascinación que las niñas ejercían en el lógico y matemático Charles Lutwidge Dodgson más conocido como Lewis Carroll.

Carroll acostumbraba a retratar a niñas. A veces vestidas o disfrazadas y a veces con un "vestido hecho de nada". No parece sin embargo que abusara de ellas o al menos nunca se denunció. En realidad les escribía cartas llenas de juegos y acertijos en que hablaba más como un niño que como un adulto. Además intentaba quedar constantemente con niñas e incluso llevaba una maleta llena de regalos para convencerlas.

Pero si una niña ocupó la mente de Carroll fue Alice Liddell, la que sirvió de inspiración al personaje de Alicia. El escritor llegó a pedir su mano cuando esta solo tenía 13 años y los padres tuvieron que advertirle que se alejara de ella.

Son comportamientos injustificables.  Sin embargo hay que ubicarlos en el contexto de una sociedad victoriana extremadamente opresiva con todas las manifestaciones de la sexualidad y en que los niños se veían como seres puros que podían acercar a Dios. Quizá era eso lo que le interesaba a Carroll o quizá no. En todo caso su obra debe valorarse independientemente de la opinión que nos merezca su conducta.

 

Conejo de Alicia en el país de las maravillas. ¿Qué significa?

Cuando el conejo blanco pasa corriendo delante de Alicia, está no se sorprende tanto como debería. Pero sin embargo siente necesidad de saber lo que hace el conejo. El conejo de Alicia es su despertar espiritual, el deseo de ir más allá del mundo ordinario. Siguiendo al conejo cae por el agujero.

El agujero por el que cae Alicia es el despertar de la ignorancia. Cuando uno se da cuenta de que hay mucho más que el mundo que creía el único experimenta una sacudida, una caída de las seguridades al vacío de la incertidumbre. Al igual que el método de Sócrates instalaba la duda para luego alumbrar el descubrimiento, la caída por el agujero de conejo es el desconcierto que inicia la exploración de la verdadera realidad.

Si hay un libro que haya estudiado en profundidad el mundo de Alicia es el de Martin Gardner. Si te interesa el mundo de Alicia, tienes que leer este libro.

Otras cuestiones filosóficas en Alicia en el país de las maravillas

Si una cosa caracteriza al país de las maravillas, es que todo puede ser y no ser al mismo tiempo.

En el mundo real victoriano todo estaba controlado y regulado con una sola manera de ver la vida. Por oposición el mundo del país de las maravillas es un mundo absurdo en que todo es posible.

Las influencias filosóficas de Carroll en Alicia en el país de las maravillas son muy variadas.

Toma el valor del cambio de Heráclito ( el filósofo que decía que uno no se baña dos veces en el mismo río) . Los opuestos no son siempre incompatibles. Hay cumpleaños y no cumpleaños.

Además Carroll está influido por Platón. Platón habla de ideas que existen independientemente de las cosas y por encima de ellas. ¿Acaso hay algo tan platónico como el gato de Cheshire?

"¡Vaya! - se dijo Alicia -. He visto muchísimas veces un gato sin sonrisa, ¡pero una sonrisa sin gato! ¡Es la cosa más rara que he visto en toda mi vida!"

La sonrisa del gato de Cheshire es la idea platónica de sonrisa.

Aunque en muchas ocasiones Alicia en el país de las maravillas parezca caer en el absurdo, lo que hace es demostrar el absurdo de lo que nos parece lógico. Un buen ejemplo es este delicioso diálogo:

-Hasta ahora no he tomado nada -protestó Alicia en tono ofendido-, de modo que no puedo tomar más.

-Quieres decir que no puedes tomar menos -puntualizó el Sombrerero-. Es muy fácil tomar más que nada.

Se podría decir incluso que todo el propósito del viaje al país de las maravillas es atravesar el espejo para mirar la realidad ordinaria con unos ojos diferentes.

Alicia despierta siguiendo su curiosidad y al conejo y acabar replanteándose sus ideas sobre lo que es verdadero y lo que no lo es.

 

Crítica social en Alicia en el País de las Maravillas

Pocas sociedades han sido tan estrictas como la Inglaterra victoriana. Y pocas han sufrido tantas críticas veladas. Alicia en el País de las maravillas no podía ser una excepción.

La fiesta loca del té es una crítica de las rígidas costumbres sociales de la época. Hay reglas por todos lados, reglas absurdas que todos se empeñan en seguir.

"- Pero es que a mí no me gusta tratar a gente loca

- Oh, eso no lo puedes evitar. Aquí todos estamos locos. Yo estoy loco. Tú estás loca.

- ¿Cómo sabes que yo estoy loca?

- Tienes que estarlo, o no habrías venido aquí. "

La corte de los reyes de corazones muestra también como la sinrazón se convierte en ley cuando se utiliza por los poderosos. Los reyes de corazones forman parte de la misma baraja que las demás cartas pero usan de su poder de forma abusiva. Exactamente lo mismo que hacen los reyes con los humanos cuya naturaleza comparten.

La reina de los corazones podría ser un reflejo de la reina Victoria, aunque algunos indican que podría hacer referencia a la reina Margaret de la casa de los Lancaster, representada por una roja roja. Los Lancaster lucharon en la guerra de las dos rosas contra la casa de York, representada por una rosa blanca. El que unos jardineros pinten las rosas blancas de rojo se puede interpretar como una referencia a ese personaje.

Algunos incluso apuntan que el lirón representa a la clase trabajadora, callada y explotada por el sombrerero loco y la liebre. ¿Qué mejor representación para una clase trabajadora adormecida que un lirón?

 

Alicia en el país de las maravillas y el viaje espiritual

Quizá Alicia en el país de las maravillas y A través del Espejo se pueden considerar en conjunto como una enseñanza. Un intento de Carroll de evitar que la inocencia se disuelva en la sociedad ordinaria. Una llamada al despertar, para ver el mundo de manera distinta y superar los obstáculos que nos impiden el conocimiento de la realidad.

Mi conejo de Alicia en el país de las maravillas

A veces las figuras literarias sirven como metáforas. A mí me pasa con el Conejo de Alicia. Para mí representa, no la curiosidad sino la prisa por ir de un lado a otro sin pararme a ver el mundo. Una actitud que no me gusta tener, pero que tengo con demasiada frecuencia.

No creo que haya pasado en toda mi vida un día, en el que no haya tenido la inquietante visita del conejo blanco. Pasa rápido, fugaz como un estrella que se cae, mirando el reloj de bolsillo, y atropellándose al pronunciar dice "Llego tarde" "Tengo prisa".

El otro día me lo encontré mientras esperaba a pasar la barrera del peaje de una autopista. Sólo había una linea abierta, y en ella un conductor bastante poco habilidoso ensayaba 999 maneras de como no meter una tarjeta de crédito en la máquina. No tenía que llegar a ningún lado en especial, pero al Conejo Blanco eso no parecía importarle.

"Tengo prisa, tengo prisa, por qué no va ese éstupido más rápido" decía el conejo mientras se movía como una anguila mojada sobre el asiento del copiloto. Mi respiración se aceleró y mi gestó se torció. "Como se puede ser tan tonto" me decía el conejo, mirando de una manera asombrosa al mismo tiempo a su reloj y al torpe conductor.  " Es muy, muy tonto" dije yo, tamborileando mis dedos sobre el cambio de marchas, notando la impaciencia subirme por la piel como una caricia ardiente.

El conductor, por fin y contra mi impresión de que permanecería allí el resto de la eternidad, consiguió arrancar. Pero el Conejo Blanco no se tranquilizó por ello. "Acelera", " tú has de ser mucho más rápido", me dijo. Casi podía notar el coche botando como un eco por los botes del Conejo Blanco sobre el asiento.  Durante un rato más estuve escuchando su voz, hasta que al final desapareció, evidentemente sin despedirse.

¿Quién es el Conejo Blanco?

Primo del demonio del rápido movimiento hacia delante, el Conejo Blanco no quiere que dejes de hacer lo que hagas, y que hagas otra cosa como ese demonio. Lo que quiere el conejo blanco es empujar el momento que vives para que circule más rápido mucho más rápido. Nunca nada va lo suficientemente rápido para el Conejo Blanco.

A veces el Conejo Blanco te hace acelerarte. Y haces las cosas mal por intentar ir más rápido, ignorando el sabio consejo del refrán: "Vísteme despacio que tengo prisa".

Pero lo que odia especialmente el Conejo Blanco son aquellas situaciones en que algo no depende de ti, sobre todo cuando hay cualquier motivo para pensar que puedes perderte algo.

Por ejemplo cuando has de llegar a una conexión de un vuelo, y en medio has de pasar una aduana, y la cola parece eterna. El Conejo está tan inquieto que podría subirse por las paredes. Grita "tengo prisa", "tengo prisa", y puede que sea cierto. Pero no conseguirás nada con recordartelo. Sólo estresarte y ponerte de los nervios.

¿Cómo luchar contra el Conejo Blanco?

Lo primero que has de hacer es saludarlo: "Ah, estás ahí Conejo Blanco."

Y después has de decirte a ti mismo:

-Si es algo que hayas de hacer tú, te has de recordar que la mejor manera de hacer algo rápido es intentar hacerlo despacio. "Vísteme despacio que tengo prisa".

- Si es algo que dependa de otra persona, acércate al conejo y dile, "Me temo conejo que nos va a tocar esperar, así que vamos a relajarnos un poco".

El Conejo Blanco, como otros enemigos privados del Bestiario, suele patalear menos cuando ve que somos conscientes de que está allí pero no nos dejamos arrastrar por él.

 

 

 

Anciana

Hacerme mayor es complicado, no lo hagamos más complicados.

Se ha hablado mucho y se sigue hablando de la discriminación racial, de la discriminación por motivo del sexo, o de la discrimación por la inclinación sexual.  Y es innegable que ha existido y que en algunos puntos sigue existiendo. Pero con los avances realizados en los últimos años la situación en esos campos ha mejorado enormemente.

Sin embargo hay  motivos de discriminación que quizá no han levantado tanto debate, y que tienen un efecto negativo muy grande.  De ellos me resulta especialmente preocupante la discriminación por motivos de edad.  

La discriminación más frecuente es la discriminación por edad. 

Según un estudio realizado en el Reino Unido  la discriminación por motivo de edad es la discriminación más frecuente, siendo experimentada por un 29% de la población. En comparación la discriminación por motivo de sexo es del 24%, la de carácter étnico del 19%, la de religión del 16%, la de discapacidad el 14%, y la orientación sexual es del 11%.

Esta discriminaciónse denomina en inglés "ageism", y en español se denomina "edaísmo".

Preguntas y respuestas sobre la discriminación por edad: 

1. ¿Qué se considera jóven y que se considera anciano?

En este punto es diferente lo que considera la gente de media para clasificar a los demás y para clasificarse a sí mismo.

Para clasificar a los demás se considera de media que ser joven acaba a los 49 y ser anciano empieza a los 65. Esto muestra básicamente una clasificación binaria entre gente "no mayor" y "gente mayor".

Sin embargo para verse a uno mismo la gente considera que se deja de ser joven a los 30 y se empieza a ser mayor a los 70, que es una distinción con la que la mayor parte de nosotros podría estar más de acuerdo.

2. ¿Qué prejuicios hay contra la gente mayor? 

Parece que la gente mayor se ve como moral, amistosa, y admirable, pero por otro lado como menos capaz, menos inteligente y digna de compasión.

 

3. ¿Afecta la mayor edad a la contratación?. 

El 50% de la gente en el mencionado estudio considera que los empleadores prefieren no contratar a gente mayor. Según estudios americanos hay un 40% más de probabilidades de que sea entrevistado un trabajador joven que un trabajador de más edad.

4. ¿Se disminuye la discriminación por el trato?

El contacto con personas de otras edades disminuye la discriminación. Bastante en el caso de la gente joven que contacta con gente mayor, y más aún en el caso de la gente mayor que contacta con gente joven.

5. ¿Cómo se trata a las personas mayores en los medios de comunicación?

El 58% de los participantes en el estudio citado considera que la visión que se da de las personas mayores es desfavorable.

Reflexión personal.

En las sociedades antiguas las personas mayores tenían un trato preferente. Su sabiduría se consideraba como un activo muy valioso para la sociedad en general, y en las religiones es más que frecuente la referencia al respeto debido a las generaciones anteriores.

Sin embargo todo eso ha cambiado en la sociedad occidental. Hay en mi opinión varias causas para ello:

- La invención de la escritura y la posibilidad de disposición de la información de forma generalizada en la red ha disminuido el valor de escuchar la experiencia de nuestros mayores.

- La importancia excesiva concedida a la imagen como consecuencia de , entre otras cosas, la televisión, hace que el atractivo y la juventud ( cosas diferentes pero muy relacionadas) pase a tener una posición central en la sociedad.

- Los hábitos de consumo más moderados de la gente de mayor edad hacen que la publicidad esté cada vez menos destinada a ellos.

- Existe, no vamos a negarlo, un cierto elemento evolutivo. Es curioso como el dolor de los padres por la muerte de un hijo, va subiendo desde su nacimiento hasta la adolescencia ( que es el período de mayor fertilidad) y posteriormente va bajando. Desde el punto de vista evolutivo una persona más mayor es una persona que ya está en parte amortizada.

- El mayor desplazamiento geográfico de la población a lo largo de su vida, rompe la convivencia entre generaciones, y disminuye la presencia de las personas de cierta edad.

- El constante cambio de la tecnología, de los paradigmas, de los criterios para desarrollar cualquier trabajo hacen que la experiencia parezca menos necesaria, lo cual sumado a una mayor dificultad para entrar en la era digital de las personas no nacidas en ella, hace también que la gente de más edad pierda presencia.

Los mayores también existen.

Con la edad en la que me encuentro ahora, 43 años, me encuentro en un punto intermedio, que quizá me permite ver la situación con cierta objetividad ( o quizá no , no lo sé). Pero es curioso como mirando cualquier película veo que la gran mayoría de los personajes protagonistas tienen treinta y tantos años como mucho. Y la situación es mucho peor en los anuncios.

Es muy complicado ver a gente mayor en los anuncios, salvo que se trate de un anuncio de un producto dirigido a ese grupo de edad, o que se trate de una recopilación rápida de fotos de cara que pasan en un flash. Es fácil encontrar negros, chinos, gays, en cualquier campaña de promoción de móviles por ejemplo, pero mucho más difícil encontrar gente mayor.

Todos vamos a ser ancianos ( salvo los que nos quedemos por el camino). Así que hemos de estar atentos contra esta discriminación, de la que no se habla, para no dejar apartado de la sociedad a un grupo muy grande de personas. 

 

 

Todos sabemos que hay pequeños y malvados "seres" dentro de nuestras cabezas que nos susurran al oído cosas que nos hacen sentir mal. Y tenemos identificados algunos. Pero ahora Shirzad Chamine, autora de Inteligencia positiva ( "Positive Intelligence") ha identificado 10 saboteadores interiores que nos dificultan la felicidad. ¿Quieres conocerlos?. Pues te los voy a presentar.

 

saboteador

Este saboteador te está esperando.

 

Saboteador 1. El juez.

Se centra en lo negativo de uno mismo, de los demás y de las circunstancias.

Lema:" A menos que constantemente indique lo que está equivocado, nada va a mejorar".

 

Saboteador 2. El controlador.

Desea que nada se escape de su mirada.

Lema: " Controlar siempre asegura el mejor resultado".

 

Saboteador 3. El perfeccionista.

Lleva la necesidad de orden y perfección demasiado lejos.

Lema: "El perfeccionismo es el camino más adecuado".

 

Saboteador 4. El evitador.

Evita las tareas y los conflictos desagradables. Procastina.

Lema:" Simplemente soy positivo. No se saca nada bueno de tratar los conflictos".

 

Saboteador 5. Inquieto.

Constantemente necesita encontrar nuevos negocios, nunca está satisfecho con la situación actual. Frase preferida: "Esta es la manera de conseguir y experimentar el máximo".

 

Saboteador 6. Complacedor.

Está siempre ayudando, rescatando o auxiliando a otros, esperando caer bien.

Lema: "Hago esto sin esperar recibir nada a cambio".

 

Saboteador 7: Víctima.

Constamente pone su atención en emociones dolorosas y depresivas.

Lema: " Esta es la mejor manera para conseguir la atención y el afecto".

 

Saboteador 8. Hiper-racional.

Sobreaplica la función de la razón al tratar con la gente.

Lema: " Las emociones son una distracción. La fuerza de un lider está en su lógica".

 

Saboteador 9. Hiper vigilante. Ansiedad constante respecto a los peligros de uno mismo y de los demás.

Lema:la mejor manera de protegerse y proteger a otros es estar en perpetua vigilancia".

 

Saboteador 10. Hiper conseguidor. Se centra en los logros en detrimento de las relaciones, del balance y de la perspectiva.

Lema: "El éxito viene de los logros, cualquiera que sea su precio".

 

Seguro que has visto a casi todos esos saboteadores en algún momento. Pero según tu personalidad es muy probable que hayas identificado tu saboteador más habitual.

Yo posiblemente diría que escucho sobre todo las voces del juez, el controlador, el inquieto, y el hiper-conseguidor.

Bestiario de fantasmas. 

A pesar de lo interesante que me parece la clasificación de Shirzad Chamine, he decidido copiándola descaradamente ( el tachado es mío ) inspirado por ella, hacer mi propio inventario de fantasmas cotidianos. Que recogerá algunos de los que ella incluye ( o posiblemente todos) y algunos otros que yo considero importantes.

El primero de esos fantasmas fue el de la histérica que publiqué el otro día antes de lo que pretendía por error  como aperitivo.

Pero vendrán nuevos fantasmas. Se aproxima Halloween en Entusiasmado.com.

 

Copyright: Entusiasmado.com 2012
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram