Ego

 

Uno nace siendo egoísta, tremendamente egoísta.  Nadie espera que un niño nada más nacer, coja un sonajero y en lugar de usarlo él mismo lo guarde para la humanidad, o lo comparta por su propia voluntad con otro niño.

Pero pasa el tiempo, y los padres les señalan a los niños que no está bien tener los juguetes solo para ellos y no compartirlos con sus hermanos o con unos amigos que hayan venido a la casa. Entonces los niños a regañadientes sueltan un rato los juguetes y los comparten.

Las películas, los ejemplos, los mensajes omnipresentes en la sociedad, nos dicen después que no tenemos que ser egoístas. Nos muestran a grandes hombres y mujeres que renunciaron a su propio beneficio en favor de la sociedad. También en las películas el egoísta es castigado, y el protagonista siempre se preocupa por los demás tanto o más que de sí mismo.

Así, llegamos engañados a la adolescencia, y pensamos que es natural que las personas se preocupen las unas por las otras. Creemos que si merecemos algo lo obtendremos porque es lo justo, y al final lo justo siempre se impone. Es lo que nos han enseñado las películas y las biografías retocadas de los personajes importantes.

Pero poco a poco nuestras expectativas chocan con la realidad. A la gente le importas tú bastante menos de lo que se importan ellos mismos. ¿Qué curioso verdad? A los protagonistas de las películas todos les ayudan, incluso sacrificando su propio interés. Pero a ti eso no te ocurre.

Cuando te gusta una persona, esa persona está preocupada por lo que le gusta a ella, y no tanto por lo que te gusta a ti. Y si no eres lo que más le conviene, no tardará en abandonarte.

La gente está más preocupada de mantener o mejorar su posición en el grupo de amigos que de que tú lo mantengas o mejores.

En el trabajo los compañeros prefieren ascender ellos a que asciendas tú.

Y por supuesto a casi nadie le importa lo bien que hayas estado en la presentación de tu libro, en tu concurso de snow board, en tu partido de fútbol, lo bonito que sea tu cuento.

El mundo no es sólo un teatro.

Pensabas que el mundo era un teatro. Que tú estabas en el escenario y que el resto de la gente estaba sentada en sus butacas esperando a que acabara tu representación para aplaudirte o abuchearte.

Y no creas que esto es aplicable solo a egocéntricos con demasiada autoestima. Es aplicable a todos. Incluso si siempre has pensado que no vales nada, sigues creyendo que tú estás en el centro del escenario y el resto del mundo te está mirando, absorto en tu actuación.

Pero no es así, el mundo no es un teatro cuyo escenario ocupas. El mundo son billones de teatros casi permanentemente vacíos, con billones de aspirantes a Hamlet u Ofelia, representando papeles que a la mayoría de las personas no les importan.

Todos buscamos nuestro propio interés.

 

La mala y la buena noticia.

La mala noticia te la he dado ya. Y además a estas alturas de la vida ya la conocías tras diversos desengaños. A la gente, en general no le importa nada lo que hagas, y solo si lo que haces les produce directa o indirectamente un beneficio estarán pendientes de ti.

En España "ir a tu bola" significa ir a tu propio interés, y un sabio desconocido dijo una vez ( como siempre dice mi amigo Luis) :

"Todo el mundo va a su bola menos yo que voy a la mía".

Ahora toca la buena noticia. Si todo el mundo va a su interés, lo que te ha pasado a ti con otras personas no es una historia triste, sino la realidad de lo que somos los seres humanos por naturaleza. Tampoco es que haya visto a muchos animales luchar por algo que no sea su interés por personal.

Lo bueno es que puedes mirar cada muestra de egoísmo como algo lógico y natural según la condición humana. Y a la vez admirar cada muestra de preocupación por los demás, cada demostración de altruismo como un pequeño milagro. Y si detrás del altruismo hay ( como  hay casi siempre) el intento de obtener un beneficio personal puedes sonreír y pensar, quizá ser algo egoísta es bastante natural. 

Últimas entradas

Otras entradas de Entusiasmado que podrían interesarte

6 comments on “¿Todos buscamos nuestro interés?”

  1. hola ivan, tengo roto el corazon, tenia 5 años con mi pareja y resulta k me dijo k le gustaban tanbien los hombres, me dejo y esta ahora con un hombre , no se k hacer estoy desesperada, soy un poco agresiva, aveses pienso pegarle unas vofetadas, pork es lo unico k me alivia por el momento,aveses kisiera buscar a ese chico y decirle mi historia por k ni yo lo sabia ni el chico tampoco, el me dijo k se iba a mudar con el chico,,solo lloro y lloro, porf ayundenme, yo no kiero volver con el eso lo tengo claro , pero no se como olvidarlo. gracias

  2. Hasta ahora no había escuchado a nadie hablar con tanta coherencia, leerte a sido como inyectarme una dosis autentica de realidad, pero es así a nadie le importa nada, porque todo el mundo busca su propio objetivo, su propio interés, su propio entretenimiento, sin darse cuenta que cooperando con todo el mundo se haría mas unión y las cosas serian mucho mas fáciles. Pero este egoísmo no creo que sea casual, de alguna forma se esta extendiendo para que las injusticias sigan aumentando y la gente pueda aprovecharse de otros sin que nadie salte. Ya no hay principios, ni valores, si timan a uno, se queja ese en ese momento sin que nadie le ayude, cuando le toca al siguiente se queja también, solo en su momento y no sabe porque no le ayudan, cuando él tampoco lo hizo con el primero. Me cuesta creer que la gente haya sido así desde siempre, algo tiene que estar ocurriendo. Como tú dices la gente cada vez va mas a su bola, hasta tal punto que todo el mundo esta solo, nadie o difícilmente tienen amigos de verdad, mucha gente para salir eso si, pero en realidad, salen todos con objetivos casi distintos, aunque muchos se quieran engañar, pero es fácil salir y tener desconfianza de cualquiera aunque no haya motivo para ello, y solo el alcohol rompa nuestros escudos y nos demos cuenta lo divertido que es cuando no hay barreras. Ya no hay amistades de los que están para todo, y me refiero no para apuntarse solo cuando de verdad les interese en ese momento, porque sino ponen cualquier excusa, falta de tiempo, mucho trabajo, solo porque ven que no les beneficia en ningún sentido y buscan cosas mas beneficiosas que les puedan aportar mas a ellos mismos. Cuando estas bien con alguien, siempre hay tiempo para estar con esa persona en cualquier momento. Y lo peor de toda esta situación, es cuando esta forma de vida ya se tome como una rutina mas de las cuales luego nos cerramos totalmente en banda y la dejamos estar, quedado como parte ya de nuestra forma de vida. Entonces, la cosas ya no tendrán arreglo, pero a fin de cuentas, esto no es eterno, porque la vida se nos acaba para todos. Al menos en ese aspecto, cuando alguien muere seguimos fácilmente nuestras vidas como si nada. No entiendo entonces porque somos tan cínicos para decir que nos da pena, cuando alguien nos deja, cuando solo es un sentimiento temporal como muchos otros. La verdad que leerte aun sabiendo antes de llegar aquí lo que ocurre en todas partes, me a servido para ver que no todos viven en su falso mundo, y que muchas veces buscando, siempre encontraras las respuestas que tanto no quieres ver solo de forma personal.

  3. Creo que ya tienes aquí un claro ejemplo a lo que preguntas, a nadie le importa, porque todo el mundo busca su propio objetivo, su propio interés, su propio entretenimiento, sin darse cuenta que cooperando con todo el mundo se haría mas unión y las cosas serian mucho mas fáciles. Pero este egoísmo no creo que sea casual, de alguna forma se esta extendiendo para que las injusticias sigan aumentando y la gente pueda aprovecharse de otros sin que nadie salte. Ya no hay principios, ni valores, si timan a uno, se queja ese en ese momento sin que nadie le ayude, cuando le toca al siguiente se queja también, solo en su momento y no sabe porque no le ayudan, cuando él tampoco lo hizo con el primero. Me cuesta creer que la gente haya sido así desde siempre, algo tiene que estar ocurriendo. Como tú dices la gente cada vez va mas a su bola, hasta tal punto que todo el mundo esta solo, nadie o difícilmente tienen amigos de verdad, mucha gente para salir eso si, pero en realidad, salen todos con objetivos casi distintos, aunque muchos se quieran engañar, pero es fácil salir y tener desconfianza de cualquiera aunque no haya motivo para ello, y solo el alcohol rompa nuestros escudos y nos demos cuenta lo divertido que es cuando no hay barreras. Ya no hay amistades de los que están para todo, y me refiero no para apuntarse solo cuando de verdad les interese en ese momento, porque sino ponen cualquier excusa, falta de tiempo, mucho trabajo, solo porque ven que no les beneficia en ningún sentido y buscan cosas mas beneficiosas que les puedan aportar mas a ellos mismos. Cuando estas bien con alguien, siempre hay tiempo para estar con esa persona en cualquier momento. Y lo peor de toda esta situación, es cuando esta forma de vida ya se tome como una rutina mas de las cuales luego nos cerramos totalmente en banda y la dejamos estar, quedado como parte ya de nuestra forma de vida. Entonces, la cosas ya no tendrán arreglo, pero a fin de cuentas, esto no es eterno, porque la vida se nos acaba para todos. Al menos en ese aspecto, cuando alguien muere seguimos fácilmente nuestras vidas como si nada. No entiendo entonces porque somos tan cínicos para decir que nos da pena, cuando alguien nos deja, cuando solo es un sentimiento temporal como muchos otros. Bueno... Creo que mejor respuesta no vas a encontrar 😛

  4. perdona, acabo de leer todo lo que has escrito, y nunca había estado tan de acuerdo con alguien, a sido como recibir una dosis autentica de realidad. Antes de entrar aquí, ya sabia como es en todas partes, pero hacia mucho que no leía algo con tanta coherencia con tanta verdad. Ya que la gente prefiere seguir viviendo en su falso mundo, pero veo que cuando quieres buscar respuestas no de forma personal, de algo que no quieres ver por ti y ya esta, siempre las acabas encontrando. Me alegro mucho, cuando encuentro algo real, aunque no sea bueno, pero como tú bien dices, tampoco es malo. gracias

  5. Amén, es le texto más certero que he leído en muchos años. Tengo 26 años, y todavía no he visto un atisbo de generosidad real en nadie. Sigo sin amigos auténticos, y seguiré así hasta el día que me muera. El único contacto con el que he mantenido una relación decente es un señor de 72 años, al que conocí en Asturias, y con el que chateo de vez en cuando. A veces incluso entre nosotros nos demostramos actos de egoísmo y de interés personal, pero no es culpa nuestra. Está escrito en el ser humano, desde que nacemos. Al menos, tenemos a alguien que nos diga "Por ahí te pudras", porque incluso al intentar ayudar a los demás, seguimos siendo unos egoístas, ya que deseamos sentirnos mejor nosotros mismos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copyright: Entusiasmado.com 2012
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram